Páginas vistas en total

jueves, 2 de febrero de 2017

Caminante


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.610-



                                                                                                          José Ángel Buesa

Poeta y narrador cubano, nacido en Cienfuegos en 1910 y fallecido en 1982, en Santo Domingo, República Dominicana. Se le ha llamado el "poeta enamorado", dado que fue un poeta romántico con un claro tono de melancolía a través de toda su obra , que es primiordialmente elegíaca. Muchos de sus poemas han sido traducidos al inglés, chino, portugués, ruso, polaco y japonés. Fue también escritor de libretos para la radio y televisión cubana durante unos diez años. Varios de sus textos han sido también musicalizados o recitados en unos 40 discos de larga duración.


                                                                   "Quizas estando sola, de noche, en tu aposento
                                                                    oirás que alguien te llama sin que tú sepas quién,
                                                                    y aprenderás entonces, que hay cosas como el viento
                                                                    que existen ciertamente, pero que no se ven"










SONETO DEL CAMINANTE

No despiertes jamás para vivir tu sueño
pues el sueño es un viaje más allá del olvido,
tu pie siempre es más firme después de haber caído,
sólo es grande en la vida quien sabe ser pequeño.

El amor llega y pasa, como un dolor risueño,
como una rama seca donde retoña un nido.
Sólo tiene algo suyo quien todo lo ha perdido,
nadie es dueño de nada sin ser su propio dueño.

La vida será tuya, será tuya si sabes que es ajena,
que es igual ser montaña que ser grano de arena,
pues la calma del justo vence al furor del bravo.

Y aprende que el camino nace del caminante,
pues por más que ambiciones, humilde o arrogante,
sólo has de ser dueño de lo que eres esclavo.-



POEMA DEL DOMINGO TRISTE

Este domingo triste pienso en ti dulcemente
y mi vieja mentira del olvido, ya no miente.

La soledad, a veces es el peor castigo...
Pero, ¡qué alegre todo, si estuvieras conmigo!

Entonces no querría mirar las nubes grises,
formando extraños mapas de imposibles países;

y el monótono ruido del agua no sería
un motivo secreto de mi melancolía.

Este domingo triste nace de algo que es mío;
que quizás es tu ausencia y quizás es mi hastío,

mientras corren las aguas por las calles en declive,
y el corazón se muere de un ensueño que vive.

La tarde pide un poco de sol, como un mendigo,
y acaso hubiera sol si estuvieras conmigo;

y tendría la tarde, fragantemente muda,
el ingenio impudor de una niña desnuda.

Si estuvieras conmigo, amor que no volviste,
¡qué alegre me sería este domingo triste!-



LA SED INSACIABLE

Decir adiós...La vida es eso.
Y yo te digo adiós, y sigo...
Volver a amar es el castigo
de los que aman con exceso.

Amar y amar toda la vida,
y arder y arder en esa llama.
Y no saber por qué se ama...
Y no saber por qué se olvida...

Tomar las rosas una a una,
beber un vino y otro vino,
y andar y andar por un camino
que no conduce a parte alguna.

Sentir más sed en cada fuente
y ver más sombra en cada abismo,
en este amor que es siempre el mismo,
pero que siempre es diferente.

Porque en el sordo desacuerdo
de lo soñado y lo vivido,
siempre, del fondo del olvido,
nace la muerte de un recuerdo.

Y en esta angustia que no cesa,
que toca el alma y no la toca,
besar la sombra de otra boca
en cada boca que se besa.-



POEMA DEL LOCO AMOR

No, nada llega tarde, porque todas las cosas
tienen su tiempo justo, como el trigo y las rosas;
sólo que, a diferencia de la espiga y la flor,
cualquier tiempo es el tiempo de que llegue el amor.
No, amor no llega tarde. Tu corazón y el mío
saben secretamente que no hay amor tardío.
Amor, a cualquier hora, cuando toca a una puerta,
la toca desde adentro, porque ya estaba abierta.
Y hay un amor valiente y hay un amor cobarde,
pero, de cualquier modo, ninguno llega tarde.-




                                                                                                            José Ángel Buesa





Imágenes: Pinturas de Scott Mattlin  (Estados Unidos, contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario