Páginas vistas en total

lunes, 5 de diciembre de 2011

Me dejaste en el invierno...

Poemas de Sergio Kisielewsky

I
Me dejaste en el invierno.
Yo era un barco rojo,
una dinamita a punto de vestirse,
un corazón de sopa.

No me dejés te dije.
Se me hiela la sangre con tu barbijo.

Te bajaste del subte
y vi la multitud.
Un oleaje al cual llegué tarde.
Una mirada sobre el corcho.
Yo estaba con vos
y de pronto estaba con desconocidos.

II
Pero una noche se te da por meterte en mi cama.
Nos decimos unas últimas cosas.

¿se sabe querer tanto?
¿se aprende?
¿se recicla?
¿se ofende la moral pública (del partido)?

Me decís que no entendés. Que estás confundida.
No te respondo.
Y ahí en la estación Medrano te bajás.

¿Hasta dónde llega el subte?
¿llegará hasta el mar?.-


Sergio Kisielewsky: (Buenos Aires, 1957) Poeta argentino. Integró el Taller Literario "Mario Jorge De Lellis" y el grupo "Los cuarenta". Fue miembro del directorio de la revista literaria "Mascaró", publicó los libros de poemas"Algo de la época" (1980), "Memoria caníbal" (1987), "Corazón negro" (1994), "Electrificar Rusia","La Belleza es un campo minado" (2006). Obtuvo, entre otros premios el otorgado por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos. Publicó además en revistas y antologías de España, Dinamarca y Australia.
 Juano Villafañe, integrante de Los poetas de Mascaró junto con Kisielewsky y otros, dice sobre el grupo: "Siempre nos sentimos parte de los que se salvaron de ser desaparecidos. Vivimos en la apertura democrática durante los años ochenta el gran drama nacional de los desaparecidos que Leonor García Hernando definió como "La muerte argentina, la muerte impuesta" para escarmiento de un pueblo retobado. Eramos muy jóvenes para asumir la muerte y también la derrota de un proceso que tampoco alcanzábamos a digerir. El grupo Mascaró vivía en un estado de permanente expansión utópica que no apostaba a ser sólo una acción voluntarista. La poesía es en sí una expresión utópica con anclajes reales. Vivir poéticamente fue el desafío del grupo, como acto de fidelidad absoluta a la escritura y a la vida cotidiana que hacía a la escritura. Con la poesía no cambiábamos el mundo, pero el estado poético se parecía al mundo transformado. La revista de literatura "Mascaró" (1985-1988) nace como una búsqueda del grupo para rendirle homenaje tanto al escritor desaparecido Haroldo Conti como a su novela "Mascaró, el cazador americano".

"No, no vuelvas a pronunciar la palabra avión
en esos aparatos en el cielo violento
se fueron los codazos
los años del bar
los poetas que enseñaron a vivir
aquí la patria se mete en la niebla y no regresa..."
        (de "Exilio")
                            ***

Ponía las llaves en la biblioteca
y vos te llevabas tu guardapolvo al armario.

Yo amaba saber que te iba a querer toda la vida.

Te amaba.
Amaba verte en Valeria, sabía que tu padre
combatió a los que odiaba mi padre.

Luego vino el mar, los tullidos,
la sombra de tu sombra en el país
del trabajo no fijo.
Me pudrí y te cansaste.

Pero yo me cansé de mí.

Y aquí estoy.
Miro por la ventana de una habitación ajena.
Vivís a ocho cuadras como mi hija
y te ponés a soñar
que alguien te querrá.

Las comidas, los hoteles, los pocos asados y las canciones de Baderek.

Todo ocurre alrededor del fuego,
el fuego en que nos quemamos.-

                                                       Sergio Kisielewsky



Imágenes: pinturas del artista plástico argentino Raul Soldi (1905-1994):  "Desnudo", "Malabarista",  y frescos de la cúpula del Teatro Colón de Buenos Aires.

quiquedelucio@gmail.com
Twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario