Páginas vistas en total

martes, 6 de diciembre de 2011

Artaud, poeta negro...

Poeta negro, un seno de doncella
te obsesiona
poeta amargo, la vida bulle y la ciudad arde,
y el cielo se resuelve en lluvia,
y tu pluma araña el corazón de la vida.

Selva, selva, hormiguean ojos
en los pináculos multiplicados;
cabellera de tormenta, los poetas
montan sobre caballos, perros.

Los ojos se enfurecen, las lenguas giran
el cielo afluye a las narices
como azul leche nutricia;
estoy pendiente de vuestras bocas
mujeres, duros corazones de vinagre.-

(de "L' Omblic des limbes")

Antonin Artaud: Poeta, dramaturgo y actor nacido en Marsella, Francia en 1896. Desde muy pequeño presentó cambios de comportamiento que motivaron su reclusión en sanatorios mentales en diversas ocasiones. En 1920 se radicó en París , publicó "Tritac del ciel" en 1924. A raiz de su amistad con André Breton, se dedicó a las investigaciones surrealistas, alternando con escrituras de ensayos, guiones de películas y actuaciones breves en cine. Por ese tiempo presenta su principal obra poética "El ombligo de los limbos". En 1936 su interés por la cultura solar lo llevó a convivir con los indios Tarahumaras en México donde manifestó fuertemente su drogadicción. De regreso a Francia y después de casi nueve años de internación psiquiátrica, publicó en 1947 "Van Gogh el suicidado por la sociedad". Murió en el asilo de Ivry-Sur-Seine en marzo de 1948. La obra de Artaud, por encima de toda otra apreciación, debe considerarse inspiradora de una nueva conciencia de la rebelión, afirmada en los valores más hondos del hombre, en oposición a una sociedad esencialmente antihumana.
La atracción apasionada que ejerce sobre determinados seres se debe a que constituye la más potente y luminosa forma de disconformismo que haya dado la palabra.
Es un rebelde en estado puro. Toda la obra de Artaud es un gran libreto en pro de la dignidad del hombre, que recoge el material de su propia vida en conflicto.
Una de sus últimas declaraciones:
"Sé que tengo cáncer. Lo que quiero decir antes de morir es que odio a los psiquiátras. En el hospital de Rodez yo vivía bajo el terror de una frase: "El señor Artaud no come hoy, pasa al electroshock". Sé que existen torturas más abominables. Pienso en Van Gogh, en Nerval, en todos los demás. Lo que es atroz es que en pleno siglo XX un médico se puede apoderar de un hombre y con el pretexo de que está loco o débil hacer con él lo que le plazca. Yo padecí cincuenta electroshocks, es decir, cincuenta estados de coma. Durante mucho tiempo fui amnésico. Había olvidado incluso a mis amigos. Estoy asqueado también del psicoanálisis, de ese "freudismo" que se las sabe todas".

Esta mañana
yo que todo lo he inventado
he comprendido
por primera vez
la diferencia
entre una sensación
y un sentimiento
en la sensación
se toma lo que llega
en el sentimiento
se interviene.-

 Como ser busca identificarse en una vida plena, Artaud rechaza lo inaceptable que le ofrece el mundo. Denuncia la brutalidad y la injusticia de una sociedad que considera automatizada. Denuncia toda coerción sobre el hombre, cualquiera sea su origen, cualesquiera sean los medios que se utilicen; así impugna la idea de Dios como fuente de opresión, impugna la soberbia de los hombres ansiosos de poder que imponen su voluntad a los otros hombres; impugna las ideologías que se dogmatizan y los programas de liberación que comienzan por esclavizar al hombre.
La palabra de Antonin Artaud está en la avanzada del disconformismo y la intransigencia. Pero también quiso dar voz a lo inexpresable. Nadie como él ha hecho estallar la envoltura de las palabras para lograrlo; nadie ha hecho recorrer al lenguaje una ruta más imprevisible.

"Nadie se suicida solo.
Nunca nadie estuvo solo al nacer.
Tampoco nadie está solo al morir.
Pero en el caso del suicidio, se precisa un ejército
de seres maléficos para que el cuerpo se decida
al acto contra natura de privarse de la propia vida.
Y creo que siempre hay algún otro,
en el extremo instante de la muerte,
que nos despoja de nuestra propia vida"

(de "Van Gogh el suicidado por la sociedad")

Imágenes: Pinturas del español Francisco de Goya, en su etapa negra: "El amor y la muerte", "Tío Paquete", "Pinturas negras".



No hay comentarios:

Publicar un comentario