Páginas vistas en total

lunes, 26 de diciembre de 2011

Chile, después de todo

Como ya es conocido, la poesía chilena constituye uno de los procesos más creativos y desarrollados de la escritura de lengua hispana. Ha sido reconocida con dos Premio Nobel, numerosos galardones internacionales, como el reciente Premio Cervantes a Nicanor Parra, es núcleo de investigaciones en los más prestigiosos centros de estudio y, lo que es más importante, mantiene su vitalidad y su capacidad de renovación. Proceso que en las últimas décadas se ha diversificado, apareciendo nuevos autores y orientaciones, que han contribuido a su diferenciación retórica, estilística, estética, cultural y de género. Estamos hablando de autores y no, de que necesariamente se deba hablar, desde la teoría, de una "poesía chilena", como tampoco de una "poesía argentina". Los poemas del gran Mario Benedetti no explicitan por sí mismos a una "poesía uruguaya".
Lo cierto es que en Chile, abundan los buenos poetas. Uno es, sin dudas, Jorge Teillier fallecido el 22 de abril de 1996 en Viña del Mar,  hijo de colonos franceses, nacido en Lautaro en 1935. Un escritor que con su búsqueda personal apuntaba a lo perenne de la existencia y de las cosas. Sus versos recrean las vivencias de cada día creando un mundo desde lo cotidiano, pero que trasciende lo cotidiano provocando la asombrada posibilidad de recuperar las cosas perdidas.

   DESPUES DE TODO

Después de todo
nos volveremos a encontrar.
El verano tenderá sus manteles en el suelo
para que dispongamos nuestras provisiones
y tú seguirás bella
como la canción El Vino de Mediodía
que el loco tocaba en la leñera.

Después de todo
hay tantas y tantas tierras.
Yo no me impaciento.
Tenemos todos los años del mundo para
                                                    recorrerlas
hasta que de nuevo estemos juntos
y tú me contarás
que una vez me conociste
en un pequeño planeta que yo no recuerdo
un planeta llamado Tierra
y vas a hablarme
de casas visitadas por la luna,
billetes de apuesta a los hipódromos,
nuestras iniciales dibujadas con tiza blanca en
                                 un muro de demolición.

Equivoquémonos todo lo que queramos.
La tierra del desamor no existe
ante el gesto tuyo de mostrar las magnolias
                                 de una plaza de barrio,
tu cabeza en mi hombro,
la clara música nocturna de tu cuerpo.
Un gesto rehace todo:
Cuando la casa se incendia
su vida sigue entera
en la hoja chamuscada de un cuaderno,
el alfil sobreviviente del ajedrez.

En otro lugar, lejos de esta tierra y de su tiempo
espero tu rostro
donde se reúnen todos los rostros que he
                                                     amado,
y comenzaremos a ser otra vez los desconocidos
que hace años se miraban y miraban
sin atreverse a decir que iban a amarse.-
(de "Muertes y maravillas")

                    Jorge Teillier 

Otro de los jóvenes escritores chilenos, ya premiado en importantes concursos como el Premio de Poesía Rodolfo Walsh (2008), Premio Municipal de Literatura "Gabriela Mistral" de Santiago de Chile (2007) y jurado del Premio Internacional de Poesía organizado por la Fundación Pablo Neruda, es Tamym Maulén, una de las actuales promesas de la poesía trasandina
 y también editor, nacido en Santiago de Chile en 1985.
De su libro "Paf" (Puro Amor Familiar), Ediciones Pornos 2011, seleccionamos tres  de sus profundos poemas:

    XX

Porque somos capaces de crear algo nuevo
Una istoria distinta, deforme, sucia
Una istoria sin ache, con leche, mal hecha
Así, un error nuestro pero nuestro
De nadie más, una istoria imperfecta
Y que aborrezcan nuestros hijos.
Porque somos capaces de cambiar
Todo, absoluta y completamente todo
Lo tenemos en las manos, estas mismas
Con que nos tocamos día a día, hermano
Mañana empezaremos a ser nosotros
Papá, mañana la istoria será nuestra
Hijo, mañana seremos la historia sin ache
Seremos por fin nosotros mismos
Mañana mañana mañana

-Pero hoy, aquí, ahora
 ¿Qué mierda somos?      

            
XI

Pero yo ya no pienso.
paf, cuando te pegan, shhhhhh.
Estás solo en tu casa
Hay un retrato que ya no reconoces
Mamá, ¿de cuándo es esta foto?
¿Por qué estás tan delgada y tan linda?
Papá te amaba mucho, juntos querían
bailar una siesta infinita y redonda
salir de compras al Mall de los sueños perfectos
Yo con mi hermano vinimos a estropearlo todo
Fuimos dos Icebergs en una tina caliente
Mamá, ¿de cuándo es esta foto?
Nos vemos bien, el dolor no se nota
parecemos al fin una bella familia chilena.-

XII

El gran aprendizaje de la vida
Consiste en saber que no eres distinto
No vales menos que un abrazo
Ni más que un plato frío de lentejas
NO ERES DIFERENTE
Todos somos la misma mierda
Ergo, no hay que creerse cuentos
El niño es el padre del hombre
Ver la vida como lo que es:
Un par de trastos sucios arriba
del mantel floreado y plástico
que tú decides si limpias o no.-

                      Tamym Maulén

Imágenes: pinturas del artista chileno Roberto Sebastián Antonio Matta.(Santiago de Chile,1911-2002). También arquitecto, filósofo y poeta. Considerado el último de los representantes del surrealismo.


1 comentario:

  1. Saludos compañeros, muchas gracias por la hermandad y la lectura. Por el oído. Sin duda la poesía nos une y nos religa, gran abrazo. TM

    ResponderEliminar