Páginas vistas en total

jueves, 21 de julio de 2011

Tres relatos cortos que vienen de España

Tres micro relatos de españoles, sobre la crísis, la venta del alma y la sorpresa.
José Antonio González Salgado, Slawomir Mrozok y Luis Mateo Díez.

EL HAMBRE EN LOS TIEMPOS DE CRISIS
En el supermercado no he podido comprar manzanas. No había. Me he conformado con un par de tomates; en realidad con un solo tomate, porque el otro me lo he comido entre los estantes de productos de limpieza. No estaba mal, aunque tendría que haberle agregado una pizquita de sal cuando he pasado al lado de ella. Me he manchado la camisa, como siempre, pero casi no se nota. Comer un tomate como si fuera una manzana tiene sus peligros. He podido resistirme a la tentación de los bizcochos. ¡Ya es raro! pero es que el tomate me ha dejado un regusto tan suave en el paladar que no he querido estropearlo. Además un bizcocho es algo que hay que saborear con los ojos cerrados, y en estas fechas no es aconsejable pasear a ciegas por un centro comercial. Hay mucho incauto conduciendo carritos. Junto a las balanzas he visto a Indi con su campera marrón de los bolsillos grandes, ya repleto de chucherías. Estaba comiendo uvas. Indi es un sibarita que odia las pepitas: "Es que no me gusta escupirlas, por eso elijo estas uvas que vienen de Sudáfrica", me dijo el día que lo conocí. "Toma prueba una". No se la acepté, no por ganas, sino porque por aquel entonces yo todavía tenía algunos escrúpulos; sus uñas estaban negras.
Al principio, cuando el hambre me permitía pensar con claridad, pasaba una toallita húmeda por la fruta antes de comérmela. Mi madre siempre me repetía cuando era niño que la fruta había que lavarla, que llegaba llena de pesticidas. Con el paso del tiempo, las toallitas dejaron paso a un leve frotamiento con los dedos: "Lo que no mata, engorda, chaval".
El indigente fue quien me convenció para que dejara de ir al centro comercial a primera hora de la mañana o a última de la tarde: "Te da vergüenza, lo sé, pero cuando hay más gente tienes menos posibilidades de que el guarda te pille. Las aglomeraciones son nuestras aliadas". Y tenía razón, aunque yo siempre procuraba tomar algo para pagarlo como un señor. Cuando me he acercado a la caja para abonar el otro tomate, he visto a una cucaracha correteando por el pasillo. No me la he comido: he pensado que hay gente  mucho más necesitada que yo.-

José Antonio González Salgado.

                    EL SOCIO

Decidí vender mi alma al diablo. El alma es lo más valioso que tiene el hombre, de modo que esperaba hacer un negocio colosal.
El diablo que se presentó a la cita me decepcionó. Las pezuñas de plástico, la cola arrancada y atada con una cuerda, el pellejo descolorido y como roído por las polillas, los cuernos pequeñitos, poco desarrollados,¿Cuánto podía dar un desgraciado así por mi inapreciable alma ?.
-¿Seguro que usted es el diablo?-pregunté.
-Sí, ¿por qué lo dudas?.
-Me esperaba al Principe de las Tinieblas y usted es, no sé, algo así como una chapuza.
-A tal alma, tal diablo -contestó. Vamos al negocio.-

Slawomir Mrozok
(del libro: "Juego de azar", Barcelona 2001)


EL POZO                                             Mi hermano Alberto cayó al pozo cuando tenía cinco años. Fue una de las tragedias familiares que sólo alivian el tiempo y las circunstancias del entorno numeroso. Veinte años después, mi hermano Eloy sacaba agua un día de aquel pozo al que nadie jamás había vuelto a asomarse. En el balde descubrió una pequeña botella con un papel en su interior. "Este es un mundo como otro cualquiera" decía el mensaje.    
Luis Mateo Díez

Luis Mateo Díez (León-España 1942): Escritor y academico español. Obras, "El expediente del naúfrago" (1992), "Camino de perdición" (1995), "La mirada del alma" (1997), "Días del desván" (1999), "Los males menores" (1993), etc. Con "Las ruinas del cielo" (2000) obtuvo el Premio Nacional de Narrativa y el Premio de la Crítica. Su último libro es la novela "El animal piadoso" (2009).-

"El compromiso de Nosotros Somos Quien Somos es actualizar las entradas al blog, todos los días martes, jueves y sábado, puntalmente. Procuramos así una ventana virtual a la poesía y narrativa breve, de escritores de habla hispana, consagrados y nóveles. El único objetivo, colaborar a difundir sus textos y estimular la lectura de nuestros autores."
twitter: @quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario