Páginas vistas en total

viernes, 8 de julio de 2011

Ligera variante en la fábula de Esopo, según Severino

Hablando con  mi amigo Severino, días pasados, me comentó que "trabajo" viene de tripalium "tres palos", un instrumento de tortura que usaban los romanos. Como ustedes saben Severino es un profesor bastante peculiar. El cuando sólo tenía treinta años, no pensaba en otra cosa que en la lejana alegría que experimentaría al jubilarse. Severino tenía con sus alumnos de idioma una buena relación, empezaba las clases perfectamente sentado con la espalda recta pegada al respaldo del sillón y poco a poco "iba deslizándose hacia el sinsentido", que estaba justo por debajo del nivel de la mesa, desapareciendo de la vista del alumnado quien permanecía callado para no despertarlo, cosa que él agradecía aprobando a todos. Un día, antes de dormirse, les contó la fábula de la cigarra y la hormiga, con una ligera variante:

"Durante el verano, la hormiguita previsora trabajaba de sol a sol acopiando ramitas, granos y otros alimentos para el invierno, mientras  la ociosa cigarra pasaba los días cantando alegre y despreocupadamente. La hormiguita, sudorosa, le reprochaba a la cigarra su actitud: "Ya en el invierno vendrás a pedirme comida, pero no te la daré", le advertía, pero la cigarra no le hacía caso y seguía cantando. Y llegó el crudo invierno del 2011, una noche la hormiguita junto al calor del hogar, sintió que llamaban a su puerta, afuera corría un viento sur huracanado, dejó de mirar el partido de la Copa América por TV y abrió la puerta y ahí estaba la cigarra: tenía tapado de piel, anteojos negros, cigarrillo en boquilla de oro y una limusina esperándola para trasladarla al aeropuerto. La hormiga se quedó muda. "Hola", dijo la cigarra "pasaba por aquí y vine a despedirme" -"¿Qué es esto? ¿adónde te vas?, le preguntó azorada la hormiguita. "¿Te acordás de cuando cantaba en el verano?, bueno me escuchó un empresario musical y me contrató. Voy a dar dos recitales en el Royal Albert Hall de Londres, 50.000 dólares cada uno, cuatro shows en el Olympia de París, 80.000 dólares el concierto, y termino la gira con un megarecital con Lady Gaga al aire libre, en el Partenón de Atenas por el que me pagarán 250.000 dólares, ¿qué tal?. La hormiguita le preguntó enojada: "Perdoname, ¿así que vas a ir a Grecia?" -"Sí, al Partenón". "Haceme un favor entonces, si por casualidad te encontrás con un tal Esopo, ¿le podés decir de mi parte que se vaya a la reputa madre que lo parió?" Así contó la fábula Severino, sus alumnos chochos.-
LA CIGARRA de María Elena Walsh

"Tantas veces me mataron,/ tantas veces me morí,/ sin embargo estoy aquí/ resucitando./ Gracias doy a la desgracia/ y a la mano con puñal/ porque me mató tan mal,/ y seguí cantando./ Cantando al sol como la cigarra/ después de un año bajo la tierra,/ igual que sobreviviente/ que vuelve de la guerra./ Tantas veces me borraron,/ tantas desaparecí,/ a mi propio entierro fui/ sola y llorando./ Hice un nudo en el pañuelo/ pero me olvidé después/ que no era la única vez,/ y volví cantando./  Tantas veces te mataron, tantas resucitarás/ tantas noches pasarás desesperando./ Y a la hora del naufrágio/ y la de la oscuridad,/ alguién te rescatará/ para ir cantando/".-
                                                     María Elena Walsh

Quique de Lucio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario