Páginas vistas en total

martes, 10 de enero de 2017

Primicia de la sombra

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.588-



                                                                                                      Miguel Torres Pereira

Poeta de Colombia, nacido en Arjona, Bolívar en 1960. Licenciado en Ciencias de la Educación. Ganador del concurso de poesía Casa Silva en Cartagena, 1993. Premio de Poesía Jorge Luis Borges, Universidad de Magdalena 1998, Autor de los poemarios "De luna y piel en otro ámbito" (1996), "Estación del instante" (Bogotá, 2007), antologado en "Antología de Poesía Colombiana - Nuevas Voces de Fin de Siglo" (1999), "Cincuenta poetas colombianos y una antología" (2010), "Poesía Colombiana" (Caracas, Venezuela, 2008), etc. Es cofundador del taller literario "Encuentro con la palabra".



                                                                                            "Seducidos los girasoles
                                                                                              repiten en la anchura del patio
                                                                                              la órbita del ojo del cielo
                                                                                              y multiplican intemperies en los míos"










PRIMICIA DE LA SOMBRA

Somos luz presentida
en la orilla del milagro
el rastro del miedo
en la primicia de la sombra
Un llanto legítimo
que apaga esta cuota de cenizas
en el esplendor del instante.-



LEVEDAD EN EL ASOMBRO

Somos levedad en el asombro
de una hoja desprendida
en la canción del silencio
Inicio del misterio
origen posible
de la irremediable caída.-



EXTRANJEROS DE LA LUZ

Somos revelación en la borrasca
extranjeros de la luz
en el fragor del relámpago
Invierno que reitera
el destino de ser hombre de río
en el exilio del diluvio
La vocación de sed
nuestro desierto.-



EN MEDIO DE LA TARDE

En el celaje del relámpago
hallé el camino de la infancia
un corredor apacible
un patio súbito de encantos
el escondite secreto de esos días
cantados en la algarrabía de la tarde

Infancia sagrada ungida con hierbas
y asombros
festejando en el filo de la luz
con una ronda de pocas voces

Sólo éramos tres
anudando miedos en el reclamo del trueno
en la desolación de los espejos
en los baúles y su abandono.
Sólo éramos tres en medio de la tarde
en el corazón de la noche.-



PAISAJE DE MAR

El milagro de este asombro
festeja signos y presencias
Yo descubro
en tu vientre el temblor de un yodo antiguo
un beso reiterado que esculpe la roca
en una orilla sin tiempo

Un canto de algas
traduce el reclamo de tus abismos
armoniza el misterio de tus voces
Un silencio de anémonas ofrece tu sangre
las noticias del primer diluvio

En el galope de cada noche
te reinventas una luna que canta
a las primicias de tu sal en el rito ciego
de espumas confesadas
Los alcatraces danzan
como fantasmas ajenos del viento
sin más espacio que tú mismo.

La oquedad de un caracol
te prolonga y te confirma.-



DE LOS ÁNGELES QUE SUEÑO

Hoy encontré la razón que asistió mi osadía
cuando en una noche de paso lento
cacé ángeles en el patio
bajaron a morder el silencio
en las almendras maduras
y a cambiar el incienso del cielo
por el aroma de mis albahacas desveladas
los contemplé y descubrí
que eran de cristal y de niebla
y sus alas de luna.

¡Nunca debí atraparlos!
Sólo ellos podían revelar el misterio
que gravita en mis noches.
¿Por qué este origen de mis sueños?
¿Para qué le invento alas al viento?
-Tus sueños nacen porque toman prestada
la porción etérea de tu carne.
-Le levantas alas al viento
para que sean lazarillos de tus cenizas

Fueron sus únicas respuestas
emprendieron el vuelo
En el patio aún reposan
sus huellas desplumadas.-



                                                                                                    Miguel Torres Pereira





Imágenes: Fotografía digital y pintura de Zinaida Serebriakova (Rusia, 1894 - 1967)






quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario