Páginas vistas en total

martes, 3 de enero de 2017

En el muelle

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.581-


                                                                                                    Manuel González Mairena

Poeta y narrador español, nacido en Sevilla en 1981. Ha desarrollado la mayor parte de su vida en Huelva. Licenciado en Filología Hispánica, actualmente desarrolla sus estudios de Doctorado. ha participado de la tertulia literaria Madera Húmeda, en ese marco surgió el proyecto de la "revista Chichimeca" una aventura editorial  que comienza en 2001 y continúa hasta hoy. Colabora asiduamente en la Biblioteca Provincial organizando e impartiendo diversos Talleres de Creación Literaria. Ha publicado, entre otros, "7 poemas de lejanía" (2007), "Tribulaciones de Don Simbad el Marino" (2010), "Memoria extraíble" (2014), etc.



                                                                                        "Los lienzos los poseo negros
                                                                                         para no molestarme en dar
                                                                                         explicaciones de la vida          
                                                                                         dar matices a estas oquedades"












EN EL MUELLE

en el muelle

la corriente arrastra las aspiraciones
configura remolinos
que succionan libertad y anhelo

es la secuela naútica de aquellos
que sin poder escoger
acabaron con las manos llenas de arena
y un fantasma en la sonrisa.-



LA LÓGICA DE ORFEO

Si me prestas un instante
la ciudad, sus calles, sus farolas,
el rezo de las aves,
algunos viandantes,

prometo devolverte
el titanio fundido de la ausencia,
los restos del dolor
y un caudal pixelazo.

Sin batallas,
no más búsquedas absurdas
en este confín inquieto
bajo placas tectónicas:

aquí se amarán la gravedad y el equilibrio.-



***

Perdona si interrumpo algo,
si he movido la almohada
mientras leías
como haces cada noche
justo antes de dormirte
reposando esa paz y ese amor
que amanece y no pide más cuentas
que un café y tostadas.
Perdona si interrumpo algo,

cuando te miro
y tú andas con tus cosas,
aquí, dejando lejos tu ciudad,
familia y amigos,

cuando mi mano roza con levedad
tu cuerpo
celebrándote.-


***

Yo querría hablarte de lo táctil,
de lo rápido que avanza esta sociedad
en sus pantallas,
de cómo ha cambiado de valor lo inasible;
parece que todo es, que todo existe.
Desconozco qué rincón hemos dejado
para la magia,
dónde encontrarnos.
No debemos olvidarlo.
De lo táctil, te digo,
y del amor y de tantas cosas.-



LOS OJOS DEL PAPPARAZZI

Estoy atento. Mi misión es estar atento,
Cualquier abrazo herido,
cualquier gesto furtivo.
Estoy atento:
una mirada, unos labios,
el beso desubicado de la noche.
Estoy atento.
La noticia es la imagen de mis ojos.-



MEMORIA EXTRAÍBLE

Tú que agarras las manos como nadie

y la gente se acerca como en una peregrinación
en espera de serenidad, frío, gracia,

prosigues ajena en tu danza ritual,
cuestionada en el
porqué de sus plegarias y sin embargo

los bendices en este cielo de luces y tabaco
al otro lado del cielo.-


***

Cuando despierta mañana
y el día sigue siendo día
y las calles lugares donde cruzarse

seguirán tal y como se acostaron
las zanjas entreabiertas,

sin ungüentos ni vendas para sanar
a todos
los heridos leves.

Yo seré uno de ellos como lo fui ayer
por un puñado de grietas, cristales,
sangre cauterizada.

En esa huida constante;
los maquillajes, los liftings,
-seguirán tal y como se ascostaron-
sore los ríos del progreso,
en los bares,
los semáforos, heridos leves,
a ambos lados del teléfono,

incubando un luto grueso por las horas ,
aislante gris ante los rostros,
morfina en las solapas.-


***

Hans regresa con la lluvia

custodia todas su plegarias
bajo un paraguas de varillas oxidadas,

el agua moldea los contornos,

indiferente,
ni el escorzo de las aves
modifica su percepción del paisaje.-



                                                                                       


                                                                                                   Manuel González Mairena 






Imágenes: Fotografía digital contemporánea







quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario