Páginas vistas en total

miércoles, 18 de enero de 2017

Lámparas


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.595-


                                                                                                          Luis Lobato Valdés

Poeta y narrador español, nacido en Medina de Ríoseco, Valladolid, en 1958. Es Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Valladolid. Fue colaborador desde 1989 a 1995 del diario El Norte de Castilla, en el suplemento cultural "Artes y Letras" como ensayista y crítico literario. Ha publicado, entre otros, "Galería de la fiebre" (1984-1990), "Pabellones de invierno" (1991-1995), "Regreso al tiempo" (1996-2000), "Lámparas" (2006), "Sentados o de pie, 9 poetas en su sitio" (Antología Poética de Fundación Jorge Guillén, 2009), "La mirada del lobo" , "Poesía solidaria del mundo", "Brillante" (2016), etc.


                                                                                       "El casi blanco y negro de su módulo.
                                                                                         La intromisión que ilumina
                                                                                         esta inexplorada mañana
                                                                                         en que vienes junto a mí"









LÁMPARAS

"Si muero piensa tan solo en mí"
Se carbonizaron
hace tiempo las trincheras,
No es una ficción.
Ayer imaginé
que tú nunca exististe
pero al término
de la palabra
diciembre
el lacre de la escritura
continuaba anexionándote.
Pienso tan solo en ti.
Parece que el frío
repercute
en el latente metal
de estas tardes.
Los ascensores
y las grúas se fraccionan.
Como en un trozo
de descanso,
pienso tan solo en ti.-


***

Viene hacia nosotros
el oxidado amanecer.
El resplandor es opaco.
Se posa
como resina en el reguero,
Tú sueñas.
Ha dejado de nevar.
Es triste
ese silencio comprimido
entre el enfoque
de dos pendientes
y el enigma
de una pulsera.
Se han roto
unos sabores.
Otros traspasan
su dicción.
Uno
a uno.
Son arenas movedizas.-



DÓNDE ESTABAS EL DÍA DEL
FIN DEL MUNDO

Es abandono: estanque
de la fobia,
techumbre.
Pero ¿ a quién pedir auxilio
si la arritmia
bautismal
se ha desplomado
sobre el mundo?
Mi amor: el polvo
desgastó las fotografías
esparciendo tu belleza
a través de los meses.
Y no hace falta sentirse
irremediablemente
loco
para entender
que en estas fábricas
de insomnio
se forjan
incensarios
donde trasladar
las osamentas de los dioses,
sus limaduras.
Voltaje de estrellas polares
para dormir
sin ti.
Alucinación de laca.
Filamento
norte
hacia la Osa Menor.-



BRILLANTE

En esta disposición
del anochecer
se alimentaban las fábricas,
sus rincones adosados
al temor.
En serie,
sobre cables sin esperanza,
los suburbios disueltos
de un mensaje:
interferir la inercia adelgazada
de la lluvia,
sus dioptrías de humo.
Tras la verde electricidad
de las cornisas,
buscando activos ojos
internos,
gestuales infrecuencias,
opacas realidades.
Más allá
era tu párpado necesario.-


***

Fraguar hoy
lo que no logramos aplicar
a la tristeza.
El llanto impermeable
que recorre
el colapso del pasillo
y dispara
un vector sin origen
ni extremo
donde se retuercen
esmaltes oxidados.
Vienes junto a mí
para diagnosticar
la mentira que resquebraja
el corazón de una puerta.
Tras él
el secreto de un hombre
y el irresistible rótulo
de aquella mujer
hechos pedazos.
Queda entonces
la náusea
que nos aísla,
esa fascinación que se adjunta
a uno de tus sueños.-




                                                                                                     

                                                                                                            Luis Lobato Valdés




Imágenes: Pinturas de Henry Asencio   (Estados Unidos, 1971)







quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario