Páginas vistas en total

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Navegantes

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escxritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.520-



                                                                                                      Macarena Solís Maldonado

Escritora de Chile, oriunda de Valdivia. Se inició en el ámbito literario con la publicación de "La marca del fuego". La figura de la mujer y el otro amoroso es la línea que estructura el libro. Es una joven poeta que corresponde a la nueva camada de autores nóveles que trascienden el ámbito de su propio país.



                                                                                    "Mi verdad no necesita embalsamarse
                                                                                     para obtener la vida eterna.
                                                                                     Arde en una pira
                                                                                     y es en sí misma templo"









NAVEGANTES Y CIGARRAS


Perturbando por siempre los impulsos
cruzo las piernas

y contengo las carcajadas
que viene siempre a delatar.

Sobre el lomo de un ballenato amarillo
vuelve de pronto la certeza,

vamos a seguir siendo,
tú y yo,
un relámpago en silencio
estallando
en el punto ciego
del entendimiento.-


***

La muerte no es otra cosa
que la última broma grotesca
de un dios sordo y ciego
a cualquier súplica
y cualquier oración.


***

Como una súplica que elijo no escuchar
tu voz se pierde en el eco de los nudillos
reventados sobre el poste.

Un grito ahogado que no alcanza a ser abrazo
no alcanza a ser razón.

Se apaga bajo los pies de la niña furiosa,
se vuelve moho en la ventana quebrada
que nunca quisiste ver.

No queda tiempo, no queda espacio hoy
no es posible la redención,

sólo los asesinos
bajo la bruma de un invierno que no pasa
con las cabezas gachas,
siluetas, testigos indiferentes
de la más baja traición.


***

Toda la deformidad concluye
en un silencio amable entre dos extraños,
temo escuchar un grito
pero no moveré mis dedos,
la justicia deja un sabor horrible
al fondo de mi boca,
quiero apagar las luces
y tenderme de espaldas bajo el sol.-


¨***

Entre las manos
de una señora cuyo nombre desconozco
cabecea y muere mi gato,
la tarde es tibia.

Con fuerza entra
a través de los ventanales
una ráfaga de viento fresco.

Entre risas,
desconocemos el estertor
de su saliva de infante estúpido
ensuciando
por minutos
la pulcra mesa de la habitación.


***

Sobreinterpreto
mensaje inexistente en el desván.

La pared
recien barnizada
recibe sin prejuicios
nuevos papeles
de nuevas consignas.

Sobreexplico el vacío
maraña de consecuencias
sin aparente acción previa.

Días, más días,
el aroma que desaparece
politicamente correcto,
el cicloeteno y el peróxido de lo que sea,
un camino pisoteado con demasiada alegría,
demasiado coraje
a falta de fe.


***

El sentido,
sordo a los llamados de la belleza,
se esconde y juega

Besa en aventura sin punto,
la tierra bajo las ranuras de sus zapatos
y afirma:

El límite no se puede tocar.


***

Prefiero morir
irremediablemente sola
a lanzarme al cortés gargajo
de una disculpa ficticia.

Este dolor si,

no te lo causare jamás.-


***

Éramos amigos
y ahora estás muerto.

La banal tortura escapa
en tu sangre
que empapa mi frente,
un perro se acerca entre la multitud curiosa.

Estás muerto
no lanzas la piedra
y tu caminar no perturba.

Nadie se ocupa ya de tu chaqueta sobre mi cama,
nadie pregunta
por llamadas hipócritas
o vínculos inmortales que se nos fueron al carajo.

Estás muerto,
finalmente estás muerto,
no puedo ya buscarte entre la gente con culpa

Y mientras sobre el techo continúa
golpeando esta llovizna,
la imagen que nunca se aleja
no será más paisaje,
no será más verdad.-




                                                                                         Macarena Solís Maldonado




Imágenes: Arte digital contemporáneo






quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario