Páginas vistas en total

martes, 15 de noviembre de 2016

Desamor

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.533-




                                                                                                     Marta Elizabeth Córdoba

Poeta, ensayista y gestora cultural argentina, nacida en la ciudad de Catamarca, actualmente vive en Tilcara, en el norte del país, donde coordina el Centro Cultural Arte y organiza los encuentros de escritores desde 2009. Es autora de textos académicos (ciencia política, economía y educación) y literarios. Ha publicado : "Ondulaciones" (2000), "Configuraciones" (2005), "Indicios" (2011), "Indicios segunda serie" (2012), "A dioses" (3013), "Año 2014" (2014), "Verbo, sin amante" (2014), "Palabras descifradas" (2015), presentado en el festival Internacional de Poesía de Córdoba, 2016, etc.


                                                                                                   "así como la roca espera
                                                                                                     la embestida de la ola
                                                                                                     la marejada acecha acometer
                                                                                                     con su envoltura
                                                                                                     que necia conjetura frágil"










DESAMOR

cree estar en el mar
mas la quebrada dice
no
con un guiño

un pedido de viento al sur
desesperanzado

grita no

y se retuerce
de aire frío
sin amante

porque es así el destino

ondular donde quiere.-


**

todo indica que pronto habrá una guerra
y pienso si será necesario este invierno
aún podar las plantas
reconciliarme con mi hermana
lavar cortinas
acomodar la casa o escribir un libro
declararte mi enemigo o un aliado
desertar prontamente de esta idea
decidirme a dejarte o quedarme
y hacernos como locos el amor
creer en dios o continuar atea

como ves amor
y si no hay beligerancia
mi vida seguirá siendo un campo de batalla.-


**

pasa el tiempo y en lugar de sosegarme
me rebelo plácida
serenamente corro riesgos
excavo transversales
descubro oasis
bebo y escupo los extractos
pienso a cielo abierto
me contengo
saco sedimentos del pasado
remuevo esos recuerdos
hago el amor
hago la guerra

habiendo tanto verbo
para qué quiero sosiego.-


2

en algún momento volvimos a ser menos humanos
por dos monedas y una sonrisa lo vendimos todo
profesamos historias ajenas como propia nos hicimos otros
hasta olvidarnos los nombres de nuestros hijos
entonces
qué decir de la historia

celebramos la vida cuando todos se han muerto
y sin darnos cuenta nos morimos con ellos
nos sacamos los ojos
nos cortamos la lengua

en algún momento intentamos rescatar la memoria

sin decoro ensayamos la obra de todos los hombres
de todos los poemas


3

sobre sus narices
en las calles sin muros
en las sombras de la vereda
hay hambre
en el cigarrillo que se termina
en el estómago que duele
en el sexo de la mañana

hay hambre
en la noticia que miente
el hambre.-



HERIDA

desde la esquina
la luz revela
dos perros mordaces
con la herida del hambre

revuelven la basura
en el fallido intento de encontrar
el manjar perdido entre migajas putrefactas.-


**

cuando se fue
llegó hasta el lugar
saludaron
trompetas silenciosas
de madera atrapadas sin sonido
tañeron
y ella te quiso tanto
las luces opacas optaron por correr
hacia otra corriente más iluminada.-


**

un día ya residías instalado
desposeído de prejuicios y a tu antojo
imprimiendo extraños nuevos
deseos
germinados desde los recónditos lugares de mi mente
hasta alojarse en la inaugural impudicia de mi cuerpo

allanaste desde entonces lo oculto mío
profanando la recóndita singularidad
de lo que creí des-entrañable

ahora en vos atravesada
me albergo sedentaria
y poseída
del mismo modo
de todo desprejuicio
mientras te deslizas hacia mí en cualquier sitio,
en todo momento

Y yo
anidada con el desaliento que provoca el imaginario
inasible territorio público de tu cuerpo y de tu alma
que jamás he poseído

incauta de mí que lo desconoces.

Pero un día me buscas y te encuentro.-


**

hacia dónde transitan los solos
los deshabitados
los inermes de la vida y de huellas invisibles
que con pasos agigantados y sin urgencias
deambulan desguarnecidos
desolados

      aquí estoy
transitando con los solos.-




                                                                                                    Marta Elizabeth Córdoba





Imágenes: Pinturas de Saim Dorsun  (1959)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario