Páginas vistas en total

domingo, 6 de noviembre de 2016

Mínimos soles

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.524-



                                                                                               María Mercedes Vendramini

Poeta y narradora argentina, nacida en la ciudad de Córdoba en 1945. Es Licenciada en Física. Ha publicado en diversas antologías de su país y el extranjero. Ha escrito los siguientes libros de poesía: "Eclipse de cenizas" (1994), "Mínimos soles" (1999), "Cantos de hospicios" (2012), "Aquí / Allá" (2005), "Hebras" (2012), etc, todos a cargo de la Editorial Alción.



                                                                                        "si supieras cuántas veces he muerto
                                                                                         comprenderías,
                                                                                         que sólo abrazas a un fantasma
                                                                                         demasiado perseverante"








MÍNIMOS SOLES

Pusimos unas hojas doradas en el té
y apareció en tus ojos una luz distinta,
demoledora de miedos.

Querámos tocarnos,
aún con los dedos quebrados por la fatiga.

Entonces,
como si hubiese sido sólo de viento.
Te fuiste.-


***

Desprenderse

abrir las manos

soltar todo

dejarse caer

entonces
mirar.-


***

Bastó el infierno de una sola tarde.
Ardieron tus azules floraciones.

Ni un gemido,
ni llamado de alerta.

Ahore, la intemperie.

Vacía la figura
que amparaba tu nombre.-



FINES DE OCTUBRE

Una línea rosada y sensual
marca la herida.

Tu carne
niña
cicatriza en paz.

No heredaste la furia de la mía
las duras grietas
oscurecidas por los años.

No te he causado tanto mal
entonces.

Perdonarás mi desesperación
alguna vez
cuando el cansancio de mí
sea un recuerdo efímero.-


***

Perdí demasiado
quizás

Ahora entiendo

puedo ver los límites
desde lejos

desde esta planicie lunar
en la noche abierta

Ahora qusiera
otras cosas

Un frasco con voces
guardadas

Una esquirla
de tus ojos
en mi vitrina

cosas

que no morirán conmigo.

tal vez
las guarden con mis libros
entre las escamas
de mi memoria

hasta que alguien
llegue
y ya no me recuerde
y destroce todo

así es la vida.

Infiernos diarios

Nadie
sellará hoy
las fisuras del cielo

Ni vendrá a tejerte alas
y a decir

-levántete del suelo-

estás solo
en uno de los tantos infiernos

recoge lo que reconozcas con luz
y protégelo de todos los vientos.-



OTRA VEZ LA TRISTEZA

estancada
muda

y el corazón delata.


***


Entre el fervor
los clavos
las alas
los ruegos
el alivio
su espesura

estaban

los tallos del cielo.-


***

Mujer mitad sueños
mitad real
a imagen de mi sustancia

la que late
vibra
se eleva

y sobrevive.-




                                                                                         María Mercedes Vendramini




Imágenes: Pinturas de Alexis Zaitsev







quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario