Páginas vistas en total

domingo, 4 de diciembre de 2016

Escribís Dormido

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.552-


                                                                                                        Rosario Bléfari

Poeta, cantante y actriz argentina, nacida en Mar del Plata en diciembre de 1965. Lideró por cuatro años la banda de rock "Suárez" con la que grabó cuatro discos de estudio, en 2001 comienza su etapa como solista. Ha participado en once films, dos telefilms y varias obras de teatro. Ha editado libros de poemas, dos obras de teatro, además de numerosos artículos y ensayos en revistas y diarios. "Poemas en prosa" (2002) y "La Música equivocada" (2009) fueron publicados por Editorial Mansalva, de Argentina..



                                                                                     "la ciudad, era la ciudad de todos
                                                                                       los tiempos donde una bailarina
                                                                                       y un cocinero se pueden enamorar
                                                                                       a orillas del canal"











ESCRIBÍS DORMIDO

Todos mis pensamientos duermen a tu lado
y copian la forma de la letra de tu cuerpo tan liviano
Así es como se van volviendo palabras que cambian
a medida que cambia la posición de tus brazos y tus piernas
me desespero porque no entiendo lo que dicen
en la oscuridad el reloj que te sacaste sobre la mesa de luz
el libro que siempre estás leyendo
no te molestes
no me des ningún regalo
me alcanza saber que te dormías sobre las letras
y no te despedías hasta que yo no lo hiciera.-



SERENITO

Entro en su baño y me pongo su perfume
y en secreto apoyo mi cabeza
en su almohada desnuda
para dejarla impregnada de mí
y que no pueda preferir no hacerlo

la lapicera estalla en el bolsillo y mancha todo el interior

siempre dando vueltas por el barrio
pelo corto y zapatillas gastadas
chupando caramelos que duran menos de media hora

hay hechizos, gualichos, trampas de todo tipo
para encadenar, para atrapar y domesticar
anunciándose en los postes

marcame  ubicame  avisame
cuáles van a ser tus siguientes pasos
y mostrame la carpeta que bajaste de allá arriba
y regalame la campera que trajiste desde tu casa
y pedime que te de lo que te iba a dar de todos modos:
atención, atención y más atención.-



QUERIDA

Franja de estados. Torta, pastel, capas de tierra,
eras geológicas.
Así, querida amiga, voy.
Un instante y llueve con gotas espaciadas
un hombre ya abrió su paraguas negro y sonríe.
El barrendero saluda a alguien a la distancia
y detrás mío un teléfono anuncia la llegada
de un mensaje para otra persona,
con el mismo sonido que me llegan a mí.
Todavía me duele cuando giro el cuello.
La tensión de los últimos días fue como un acto suicida.
Franjas, decía de estados,
porque aún a costa de traicionar a alguien
tengo que decir que no estoy muy contenta que digamos
por no decir que me cuesta sonreír.
En extremo vulnerable me pongo severa,
trato mal a los demás, me irritan,
los culpo de mis penas,
me fastidian sus sugerencias,
o simplemente siento que me distraen.

leí por casualidad sobre la curva de crecimiento de la sensación,
no hay variación si la excitación no aumenta en grado suficiente
pero si la causa excitante es demasiado pronunciada,
la sensación deja de aumentar, por saturación.

Me pregunto si nuestros caminos que son tan diferentes
pero durante tanto tiempo fueron paralelos
se volverán a acercar, a cruzar o si jamás se separaron.-




A LA ALTURA

Una brisa suave esta mañana de agosto
mueven las únicas hojas que le quedaron
al árbol de la esquina
y aunque el aire todavía es frío
la transparencia y la luminosidad anuncian días mejores

vendrá otra vez la arena a juntarse a la puerta
cuando el viento empiece a soplar
y en el surco abierto quedó la semilla equivocada

por mi altura emocional no puedo renegar
sigo empezando en todos lados
curso materias arriba de un tren
que recorre la orilla

apenas la noche es temprana
aparece la inquieta sensatez de cualquier cosa
porque siempre necesita de un guía impecable

el granizo tiró la primera piedra.-




NO SE ME PUEDE DECIR NADA

Esta noche las sombras se funden
en la sombra mayor
lo inmenso nos resguarda
-menciono un cielo examinador, qué bien-
un hombre silencioso nos conduce velozmente
y yo pongo en suspenso mi vida
para probar que está a mi lado
su sabor es distinto y no me acostumbro
palpo la electricidad recorriendo sus brazos
reclina la cabeza hacia atrás
como una entrega

no te puedo llevar
no te van a dejar entrar
esta es una escena que sostengo sola
escudero
agradezco en el frío que no hayas venido
sería demasiado para estos corazones
que palpitan y avanzan
con las riendas muy cortas y anteojeras

lo que es natural para otros no lo es para vos
por eso te siento así
como la memoria de una boca que reverbera
en la ciudad de la tenue luz
de las caras iluminadas por las sombras más cálidas
la ciudad del frío en la nariz
del cielo imprevisible
de los malos recuerdos alejándose en el tiempo
de las bebidas calientes en las calles
y el humo ascendiendo
de los gorros tejidos y las manos con guantes
sosteniendo las tazas
olor a leña ardiendo
a carbón en el otro barrio

caninar y caminar y dejarse marear por tantos aromas
que se mezclan en las fronteras de los barrios

te quiero contemplando el canal de invierno
imaginando cómo será en verano
cuando ponen las mesas y las sillas.-




                                                                                               
                                                                                                              Rosario Bléfari





Imágenes: Pinturas de la artista rusa Olga Suvorova  (contemporánea)







quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario