Páginas vistas en total

domingo, 21 de febrero de 2016

llamó a mi corazón


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.280-

                                                                                         Homenaje a Antonio Machado

Poeta español, nacido en Sevilla el 26 de julio de 1875 y fallecido en Collioure, Francia el 22 de febrero de 1939. Homenaje a los 77 años de la desaparición de uno de los máximos poetas de habla hispana.






LLAMÓ A MI CORAZÓN

Llamó a mi corazón, un claro día,
Con un perfume de jazmín, el viento.

-A cambio de este aroma,
Todo el aroma de tus rosas quiero.

-No tengo rosas; flores
En mi jardín no hay ya, todas han muerto.

-Me llevaré los llantos de las fuentes,
Las hojas amarillas y los mustios pétalos.

Y el viento huyó. Mi corazón sangraba.
Alma, ¿qué has hecho de tu pobre huerto?.-


ME DIJO UN ALBA DE LA PRIMAVERA

Me dijo un alba de la primavera:
Yo florecí en tu corazón sombrío
Ha muchos años caminante viejo
Que no cortas las flores del camino.

Tu corazón de sombra, ¿acaso guarda
El viejo aroma de mis viejos lirios?
¿Perfuman aún mis rosas la alba frente
Del hada de tu sueño adamantino?

Respondí a la mañana:
Sólo tienen cristal los sueños míos.
Yo no conozco el hada de mis sueños;
No sé si está mi corazón florido.

Pero si aguardas la mañana pura
Que ha de romper el vaso cristalino,
Quizás el hada te dará tus rosas,
Mi corazón tus lirios.-


MI CORAZÓN SE HA DORMIDO

¿Mi corazón se ha dormido?
Colmenares de mis sueños,
¿Ya no abraís? ¿Está seca
La noria del pensamiento,
Los canguillones vacíos
Girando, de sombra llenos?

No, mi corazón no duerme.
Está despierto, despierto.
Ni duerme, ni sueña, mira,
Los claros ojos abiertos,
Señas lejanas y escucha
A orillas del gran silencio.


OH, DIME, NOCHE AMIGA

¡Oh, dime, noche amiga, amada vieja,
Que me traes el retablo de mi sueños
Siempre desierto y desolado, y sólo
Con mi fantasma dentro,
Mi pobre sombra triste
Sobre la estepa y bajo el sol de fuego,
O soñando amarguras
En las voces de todos los misterios,
Dime, si sabes, vieja amada, dime
Si son mías las lágrimas que vierto!
Me respondió la noche:
Jamás me revelaste tu secreto.
Yo nunca supe, amado,
Si eras tú ese fantasma de tu sueño,
Ni averigüé si era su voz o la tuya,
O era la voz de un histrión grotesco.

Dije a la noche: Amada mentirosa,
Tú sabes mi secreto;
Tú has visto la honda gruta
Donde fabrica su cristal mi sueño,
Y sabes que mis lágrimas son mías,
Y sabes mi dolor, mi dolor viejo.

¡Oh Yo no sé, dijo la noche, amado,
Yo no sé tu secreto,
Aunque he visto vagar ese, que dices
Desolado fantasma, por tu sueño.
Yo me asomo a las almas cuando lloran
Y escucho su hondo rezo,
Humilde y solitario,
Ese  que llamas salmo verdadero;
Pero en las hondas bóvedas del alma,
No sé si el llanto es una voz o un eco.

Para escuchar tu queja de tus labios,
Yo te busqué en tu sueño,
Y allí te vi vagando en un borroso
Laberinto de espejos.-


RENACIMIENTO

Galerías del alma, ¡el alma niña!
Su clara luz risueña;
Y la pequeña historia,
Y la alegría de la vida nueva...

¡Ah, volver a nacer, y andar camino,
Ya recobrada la perdida senda!

Y volver a sentir en nuestra mano,
aquel latido de la mano buena
De nuestra madre...Y caminar en sueños
Por amor de la mano que nos lleva.

En nuestras almas todo
Por misteriosa mano se gobierna.
Incomprensibles, mudas,
Nada sabemos de las almas nuestras.

Las más hondas palabras
Del sabio nos enseñan,
Lo que el silbar del viento cuando sopla,
O el sonar de las aguas cuando ruedan.-



                                                                                                  Antonio Machado



Imágenes: Pinturas de John Singer Sargent  (Estados Unidos, 1856 - 1925)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario