Páginas vistas en total

lunes, 15 de febrero de 2016

Después de la fiesta




Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.
Publicación N° 1,274-


                                                                                              Bachir Ahmed Aomar


Poeta y narrador de la República Árabe Saharaui Democrática, nacido en Tuineje en 1954. Licenciado en Ciencias Económicas. Miembro del grupo de poetas saharauis "Generación de la Amistad". Ha participado, entre otras, en las antologías en idioma castellano:  "Poesía saharaui" N° 48, "La primavera saharaui" (2011), "Una isla dentro" (2014), "Las voces del viento", Montevideo, 2014. Fue participante de los encuentros internacionales de poesía de "Mundial Poético Montevideo 2013", "Festival Mundial de Poesía Caracas 2014", etc. Parte de su obra ha sido traducido a varios idiomas.


                                                                                     "Se rompió el cielo con su abrigo gris
                                                                                      llegó oculta en la madrugada.
                                                                                      sus lágrimas llenaron los cauces
                                                                                      de un río que nunca fue"       







DESPUÉS DE LA FIESTA

Se puede vivir en la muerte
si la otoñal mañana es tibia.
Huele a calima.
Me gusta pensar en tus manos
que me acarician en el pasado,
porque te la cortaron en sueños.
Es como sentir tu pecho cálido y tus muslos ardientes
en las noches de verano,
momento en que la alfombra
era nuestro único contacto con el mundo.
Solo una caravana de sudor descubriendo tu vientre.
Cuando la fiesta acabe,
quisiera morir en silencio,
entrar en tu mirada
para que me digas
que hacer con mi vida
después de la muerte.-


EL GRUPO

Aleteo de ángeles
entre vinos y sonrisas.
Por el abierto balcón,
sonidos de nostalgia
vitorean al violín,
cuando muere la guaracha.
Recitan poemas los asesinos,
mientras, en el ataúd,
a la sombra de los helechos,
el general duerme
con un puñal envenenado.-


EL LIENZO ME LLEVA

Amarillo sobre rojo en el lago.
La barca dibuja veredas
en la arena de la playa,
una joven,
desnuda y solitaria,
besa un delfín.
Gauguin corta la oreja y
Van Gogh besa los pechos desnudos
de la mujer de la flor.
El tiempo no llora.
Los dioses han perdido la memoria,
nos olvidaron en el recuerdo,
han apagado los ríos.
Serpientes y escorpiones
nos comen los ojos.
Amo tus piernas,
tu sexo,
tus caderas.
Frida vendrá esta noche,
si Rivera besa sus labios,
Picasso morirá en Guernica.
El infierno no existe.-


ENIGMA

En esta mañana
fluye el lado oculto de la ciudad.
El viento arranca los árboles
y el polvo invade las aceras.
Oculta en las penumbras,
fumas en la esquina
la muerte,
vestida de mujer.
Desnudas,
las putas bailan
en los palacios,
y las ratas,
invaden las alcantarillas.
Pasan lentas las horas,
de rojo se viste el televisor.
Por si acaso,
cierro los ojos
y sonrío.-


BUENOS DÍAS

En mi calle,
al amanecer nos despierta
la Traviata y Rigoletto.
Sin permiso,
se cuelan por la ventana.
El café,
que huele a pescado,
inunda los pasillos.
Cuando huye la noche,
baila desnuda en el balcón
y habla con las cucarachas.
Despeinada y sin dientes,
mi vecina,
irremediablemente
cada día
está más cuerda.-


ESPEJISMO

De pronto, callaron.
El viento sostuvo la tarde.
Caminas por el crepúsculo.
Todo nace de tus piernas.
Todo tu cuerpo es un gesto.
Como la espuma, sonríes.
Con el canto de las gaviotas, bailas.
Miras despacio
cuando vuelve el otoño.
Los pájaros mueren con la lluvia.
Huele a sangre el viento.
Tras la duna,
la muerte pronuncia mi nombre.
Yo,
como siempre,
sigo
       aquí.-


HUELE A OTOÑO

El ardiente siroco arrastra la arena.
Atardece la tarde.
Ando las calles con mirada azul.
Jamás el mismo día.
Acarició los montes del otro lado.
Las losas de las calles gritan,
de oscuros trajes visten los alisios,
todo es borroso
y una golondrina llora.
En la fuente de la plaza los´pájaros se besan.
Queda un resto de fatiga.
Se extingue el verano.
El viento se lleva las hojas.-




                                                                                      Bachir Ahmed Aomar





Imágenes: Pinturas de la artista mexicana Frida Kahlo  (1907 - 1954)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario