Páginas vistas en total

viernes, 30 de agosto de 2013

Cinco ventanas

                                                             Álvaro Cunqueiro

                                                    (Galicia, España, 1911-1981)                  


                                                    "Inaudita presencia
                                                    los peces venían a crear
                                                    el azul de los ojos
                                                    en su regazo"



SOL   poesía de Álvaro Cunqueiro

Sol:
     
     Cinco ventanas colgadas
     de la misma alba rosa:
     vivas,
              intactas,
                          desnudas,
     con anhelos de manos,
     como espejos de mástiles.

Sombra:

      Cinco ventanas colgadas
      de la misma alba turbia:
      calladas,
                   llanas,
                             duras,
       sin afanes de presencia,
       sin afanes de huida.

Siempre:

        Cinco ventanas: sólo.-


SIN QUE NADIE LO SUPIERA

Sin que nadie lo supiera

hubo un momento puro
en el que nada hubo.
                              Ahora,
en la palma del agua,
de la sombra el fruto del instante aquel.



TAMBIÉN EL MAR, HOY

También el mar, hoy,
tiene el alma llena de madurez.
-Se le oye la adolescencia
en el vidrio del aire
llena de fragmentos de vísperas
y de intactas navegaciones oscuras.-
Así. Más allá. Ahora de la sombra:
¿No te duele el canto,
-redondez tibia de beso preciso-
del sol en la sombra?.-


UN MUSLO TIBIO

Un muslo tibio: así
-entreabierto-
que se sienta pasar
intacto y clásico: imagen
                suma breve,
gozo de clara visión.
Lancha.-


YA NO HAY

Ya no hay aquella simple
y turbia desnudez.
Tus muslos ya no huelen
a canciones agrestes.
Tus manos ya no tientan
la risa curva y acre.
Como si hubiese pleno oscuro.-


YO NO LA VI NACER

Yo no la vi nacer. Me la dieron
porque yo ya lo sabía: ¡qué blanca! ¡qué bien!
                            ¡qué niña más bien plantada!
De surtidores de luz
la compraban vientos claros.
Me la dieron porque yo ya lo sabía:
Si era del lado del mar
seco de serenidades,
                                azul,
                                       rosa,
                                              lirio,

¡columpio de piedra dura!.-


                                           
                                                        Álvaro Cunqueiro




    Imágenes: pinturas del artista contemporáneo de Estados Unidos, Thomas Hart Benton


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

1 comentario: