Páginas vistas en total

lunes, 19 de agosto de 2013

Calicanto

                                                         Ana María Iza

Poeta y periodista ecuatoriana nacida en Quito en 1942. Obtuvo el Premio Nacional de Poesía "Ismael Pérez Pazmiño" convocado por el diario "El Universo" de guayaquil en cuatro ocasiones. Parte de su obra está contenida en: "Pedazo de nada" (1961), "Los cajones del insomnio" (1967), "Puertas inútiles" (1968), "Heredarás el viento" (1974), "Fiel al humo" (1986), "Reflejo de sol sobre las piedras" (1987), "Papeles asustados (1994), "Herrumbre persistente" (1995), etc.


                                      "Se perdona lo que no se olvida.
                                      Únicamente los muertos han olvidado.
                                      El olvido es un señor con lentes
                                      de aumentos aumentados"



CALICANTO       poesía de Ana María Iza

Cuando el río suena
Orinoco arrastra
Si al cruzar la caída de un astro
llueve cenizas
Si espuman las rocas
sus verdes cristales
me siento y escribo

Cuando arde la casa
prendidas las sombras
estalla el silencio
abierto alarido

Si un nombre sin nombre
a mi boca sube
un ruego
una súplica
y nadie responde
entonces mal-digo.-


ESTER-NIDAL

Volver a caminar
sobre las células
mejor que andar sobre la luna

Libertos
Libertinos
ricos
ricas
pobres pobras
cualquier rato los pasos
se nos pierden

¿No meditan
no se asustan no se atragantan?
De hacerlo
no sabrían dónde meterse
a quien abrazar fuerte
hacia dónde correr gritando
no me dejes
no te vayas no me vaya

Se está muy bien aquí
entre nosotros
en confianza
golpeándonos amándonos riendo
comiendo no comiendo  soportándonos

Mañana ya es otro día
y ahí no alcanzamos todos
Mañana otro señor
otro truco otra maniobra
Otro número
que no es el de nosotros.-


LOBO AZUL

No quise detenerte
pensaste que era el viento
la fuerza de gravedad que te empujaba

Y era el impulso mío
la sed de lo que parte

Bien puede ser
el sol tras la montaña
o la montaña en sombra desteñida
la ciudad que se esfuma en la ventana
la estela en barco convertida
el olor de los muelles

la hora cero
la caída del Dios que nos levanta

La dulzura de las manos solas
la mancha
en los pañuelos blancos

No quise detenerte
me gustabas por agua

Llévate el lobo azul
Déjame el lila pálido.-


                                                                  Ana María Iza






Imágenes: pinturas del artista inglés Jhon Collier  (1850-1934)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario