Páginas vistas en total

miércoles, 7 de agosto de 2013

La sombra

                                                                         Alberto Girri

                                                      ( Buenos Aires, Argentina, 1919-1991)


                                                   "cómo hacer con discursos de aire
                                                   que el mundo de los felices
                                                   y el mundo del desdichado
                                                   no parezcan distintos" 


LA SOMBRA    poesía de Alberto Girri

De algún modo soy tu cuerpo,
Me designo en él, me quema
En la mentira útil como un remo,
En la desgracia y la amorosa lucha
Abriendo los huecos de su máscara.
Pero no me lo permitas,
No me dejes ser sólo tu cuerpo.
De algún modo soy tu cuerpo,
Cuando la rica, inexplicable sangre,
Transcurre en medio de representaciones.
Y lo seré hasta que cenizas
Acaricien tu prestada, última parcela.
Pero no me lo permitas,
No me dejes ser sólo tu cuerpo.
De algún modo soy tu cuerpo,
La opresión que difunde me sostiene,
Y no en otro descienden las palabras,
Urde la disculpa el vejado sermón
Por nuestras pasadas facciones.
Pero no me lo permitas,
No me dejes ser sólo tu cuerpo.
De algún modo soy tu cuerpo
Y si en atención a su dañina mengua
Me cuido bien de mirarlo como esencia,
¿Con qué prodigio, incisivo milagro,
Percibiré tu pasión cuando lo excluya?
Pero no me lo permitas,
No me dejes ser sólo tu cuerpo.-


ELEGÍA EN VIDA

Intenta dibujar un león
y logra un perro,

cuando siente hambre cree
calmarla dibujando pasteles,

si dibuja una serpiente
le agrega patas,

al concentrarse
en un grano de mostaza, cabeza
de alfiler que crece en un arbusto,
dibuja una higuera, lo estéril,
leño seco destinado al fuego.

         De preguntársele por qué,
hallaría que son confesiones, desajustes
documentando sus fallas,
                                 un orden visual
para simbolizarlas,

                        primero la imagen
de su débil fuerza en sus ambiciones,
luego la de su vocación por lo ilusorio,
luego la de su placer de deformar,

               y en conjunto la imagen
de su extravío, incapacidad
de ofrecer frutos legítimos,
               tal un árbol que nos lo da
así haya estado siempre junto al agua.-



OFICIO DE AMOR

De la intimidad que ahora nos asusta
Sale el pasado,
Sale la espléndida nostalgia,
Ejercicio callado del ocaso;
De la valuación de Dios en la plegaria,
Para que no estemos uno fuera del otro,
Saldrá la amenaza,
Celosa corrosión de los gestos
Interrumpiendo nuestro abrazo.

¡Oh manoseados sentimientos!
Más y mejor seré yo mismo
Cuando guarde de tu boca la idea
Y aunque ya no pase del existir a la presencia
Igualmente me verás contra tu boca
Vigilando la mudanza de los días
Hasta que, siendo como yo reliquia,
Me ayudes a evitar esta agonía.-


                                                                Alberto Girri





Imágenes: pinturas del artista Pierre Bonnard  (Fonteray-aux-Roses, Francia, 1867- 1947)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario