Páginas vistas en total

viernes, 2 de agosto de 2013

Las campanadas

                                                           José Agustín Goytisolo

                                                    (Barcelona, España, 1928- 1999)              


                                                    "la vida estaba en todas partes:
                                                    en tus cabellos, sobre el césped,
                                                    sobre la tierra que añorabas,
                                                    sobre los chopos, por tu frente"


EL QUE CUENTA LAS CAMPANADAS   poesía de José Agustín Goytisolo


El amante de medianoche,
el que ansió que ella le siguiera,
el que cuenta las campanadas
como un enfermo deshauciado;
el que pone cara de cárcel
cuando se mira en el espejo:
es el furtivo que no duerme
acechando a su compañera,
y ella es feliz porque ahora
vive una noche tan inefable
y tan honda como la muerte.-


LA NOCHE LE ES PROPICIA

Todo fue muy sencillo:
ocurrió que las manos
que ella amaba,
tomaron por sorpresa
su piel y sus cabellos;
que la lengua
descubrió su deleite.
¡Ah! detener el tiempo!
Aunque la historia
tan sólo ha comenzado
y sepa que la noche
le es propicia,
teme que con el alba
continúe su sed
igual que siempre.
Ahora el amor la invade
una vez más. ¡Oh tú
que estás bebiendo!
Apiádate de ella,
su garganta está seca,
ni hablar puede.
Pero escucha su herida,
respira la agonía
de un éxtasis y el ruego:
¡no te vayas, no, no te vayas.
¡Quiero beber yo!


PALABRAS NUNCA DICHAS


No sabía decirlas, no podía;
porque jamás las pronunciara antes,
juntas así.
La angustia la mataba,
imposible aguantar aquel anhelo
que era dolor cruel
de tan agudo.
Y las palabras nunca dichas
fueron el único remedio
en aquel trance
que alteraba su cuerpo:
de la piel, hasta lo más profundo.
Con voz rota ella pide:
¡oh tú!, por caridad ayúdame
a decirte que...Palabras.-


POR RINCONES DE AYER

En lugares perdidos
contra toda esperanza
te buscaba.

En ciudades sin nombre
por rincones de ayer
te busqué.

En horas miserables
entre la sombra amarga
te buscaba.
Y cuando el desaliento
me pedía volver
te encontré.-


                                                      José Agustín Goytisolo





Imágenes: pinturas de la artista Tamara de Lempicka (Varsovia, Polonia, 1898- Cuernavaca, México, 1980).


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario