Páginas vistas en total

viernes, 9 de agosto de 2013

Piedra de sal

                                                                    León Felipe

                                                            (España, 1884-1968)

                                                  "y si el verso
                                                  poetas cortesanos
                                                  si el verso como el hombre
                                                  no fuese de cristal sino de barro"



PIEDRA DE SAL   poesía de León Felipe

Tu estabas dormida
como el agua que duerme en la alberca...
y yo llegué a ti
como llega
hasta el agua que duerme
la piedra.
Turbé tu remanso y en ondas de amor
te quebraste
como en ondas el agua que duerme
se quiebra
cuando
llega
a turbar su remanso dormida
la piedra.

Piedra fui para ti, piedra soy
y piedra quiero ser, pero piedra
blanda de sal
que al llegar a ti se disuelve
y en tu cuerpo se quede
y sea
como una levadura de tu carne
y como el hierro de la sangre en tus venas.
Y en tu alma deje una sed infinita
de amarlo todo...y una sed de belleza
insaciable...
eterna.-


VERSOS DEL CAMINANTE

I
Deshaced ese verso.
Quitadle los caireles de la rima,
el metro, la cadencia
y hasta la idea misma.
Aventad las palabras,
y si después queda algo todavía,
eso
será la poesía.

II
Poesía
tristeza honda y ambición del alma,
cuándo te darás a todos...a todos,
al príncipe y al aria,
a todos...
sin ritmo y sin palabras!-


III
Sistema, poeta, sistema.
Empieza por contar las piedras,
luego contarás las estrellas.-

IV
Ni de tu corazón,
ni de tu pensamiento,
ni del horno divino de Vulcano
han salido tus alas.
Entre todos los hombres la labraron
y entre todos los hombres en los huesos
de tus costillas las hincaron.
La mano más humilde
te ha clavado
un ensueño...
una pluma de amor en el costado.-

V
No andes errante...
y busca tu camino.
-Dejadme-,
Ya vendrá un viento fuerte
que me lleve a mi sitio.-

VI
Más bajo, poetas, más bajo...
hablad más bajo, no gritéis tanto
no lloréis tan alto
si para quejaros
acercáis la bocina a vustros labios,
parecerá vuestro llanto
como el de las plañideras, mercenario.-


                                                                  León Felipe





Imágenes del pintor italiano contemporáneo Matteo Arfanotti

Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario