Páginas vistas en total

lunes, 9 de abril de 2012

Oh...la pena

                   "Ojitos de pena,
                    carita de luna,
                    la niña lloraba
                    amor sin fortuna"

                                                 Max Jara (1886-1965)

ESTA VIEJA HERIDA        Pedro Sienna, poeta de Chile (1893-1972)

Esta vieja herida que me duele tanto,
me fatiga el alma de un largo ensoñar;
florece en el vicio, solloza en mi canto,
grita en las ciudades, aúlla en el mar.

Siempre va conmigo, poniendo un quebranto de noble desdicha sobre mi vagar.
Cuanto mas antigua tiene mas encanto...
¡Dios quiera que nunca deje de sangrar!

Y como presiento que puede algún día
secarse esta fuente de melancolía
y que mi pasado recuerde sin llanto,

por no ser lo mismo que toda la gente,
yo voy defendiendo románticamente
¡esta vieja herida...que me duele tanto!-


UMBRÍO POR LA PENA
Miguel Hernández , poeta de España (1910-1942)

Umbrío por la pena, casi bruno,
porque la pena tizna cuando estalla,
donde yo no me hallo no se halla
hombre más apenado que ninguno.

Sobre la pena duermo solo y uno,
pena es mi paz y pena mi batalla,
perro que ni me deja ni se calla,
siempre a su dueño fiel, pero importuno.

Cardos y penas llevo por corona,
cardos y penas siembran sus leopardos
y no me dejan bueno hueso alguno.

No podrá con mi pena mi persona
rodeada de penas y de cardos:
¡Cuánto penar para morirse uno!-


ERAN AYER MIS DOLORES    Antonio Machado poeta de España (1875-1939)


Eran ayer mis dolores como gusanos de seda
que iban labrando capullos;
hoy son mariposas negras.

¡De cuántas flores amargas
he sacado blanca cera!
¡Oh, tiempo en que mis pesares
trabajaba como abeja!

Hoy son como avenas locas,
o cizaña en sementera,
como tizón en espiga,
como carcoma en madera.

¡Oh, tiempo en que mis dolores
tenía lágrimas buenas,
y eran como agua de noria
que va regando una huerta!
Hoy son agua de torrente
que arranca el limo a la tierra.

Dolores que ayer hicieron
de mi corazón colmena,
hoy tratan mi corazón
como a una muralla vieja:
quieren derribarlo, y pronto,
al golpe de la piqueta.-


DULCE TORTURA    Alfonsina Storni poeta de Argentina (1892-1938)

Polvo de oro en tus manos fue mi melancolía
sobre tus manos largas desparramé mi vida;
mis dulzuras quedaron a tus manos prendidas;
ahora soy un ánfora de perfumes vacía.

Cuánta dulce tortura quietamente sufrida
cuando, picada el alma de tristeza sombría,
sabedora de engaños, me pasaba los días
¡besando las dos manos que me ajaban la vida!


Imágenes: pinturas del español Francisco de Goya (1746-1828), de sus serie "pinturas negras",  catorce obras realizadas entre 1819 y 1823, cuando tenía 73 años de edad.





quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

3 comentarios:

  1. Muchas gracias Omar por tu opinión. Un abrazo
    Quique de Lucio

    ResponderEliminar
  2. Hay penas que son dulces, otras obstinadas. Pero todas tienen una historia guardada. No hay poesía que las pueda definir.

    ResponderEliminar