Páginas vistas en total

lunes, 23 de abril de 2012

Destiempo

                    "Ahora sí que te dimos en el talón                     la muerte de la que huyes
                     correrá acompasadamente a tu lado.

                     Buenas noches, Aquiles."


DESTIEMPO   Poesía de Enrique Lihn



Nuestro entusiasmo alentaba a estos días que corren
entre la multitud de la igualdad de los días.
Nuestra debilidad cifraba en ellos
nuestra última esperanza.
Pensábamos y el tiempo no tendría precio
se nos iba pasando pobremente
y estos son, pues, los años venideros.

Todo lo íbamos a resolver ahora.
Teníamos la vida por delante.
Lo mejor era no precipitarse.-

*****************************

"Casi cruzo la barrera
del espejo para ver
lo que no se puede ver:
el mundo cómo sería
si la realidad copiara,
y no al revés, el espejo
lleno, por fin, de su nada"

******************************

"Únicamente los muertos no piensan que trabajan
ni piensan que no piensan ni antitrabajan
llegan a ese nirvana
a través del azar o con el error
de los iniciados
en las antípodas de la sabiduría
Su último destino es, en cualquier caso, el mismo."

Enrique Lihn: (Santiago, 1928-1988) Poeta, novelista y crítico chileno.

Miembro de la generación del cincuenta, inició muy joven
la carrera literaria, incursionando no sólo en poesía sino
también en el campo de la novela, el ensayo y la crítica.
Vivió en Francia, Cuba y los Estados Unidos mediante la beca Guggenheim obtenida en 1978.
De sus libros de poesía se destacan: "Nada se escurre"
(1949), "Poesía de paso" (1966), "A partir de Manhattan" (1979), "El Paseo Ahumada" (1983), "Diario de una muerte" obra póstuma de 1989. En 1975 fue invitado por el gobierno francés para trasladarse a dicho país, y escribió
"París, situación irregular" (1977).
Obtuvo el Premio Municipal de Poesía 1970 y el Premio Casa de las Américas de Cuba (donde vivió por dos años) en 1966. Afectado de cáncer escribió hasta sus últimos días y sus amigos poetas le publicaron el último libro. Falleció en Santiago de Chile en 1988.


HOTEL LUCERO

Finito y todo y también estos brazos
que se me tienden en la semipenumbra
y un hilo -el de la voz- soplo que apenas brota

pero incisivamente de una fuente: la duda
El bello amanecer de este lucero
¿El del amanecer? ¿El de la tarde?
¿Abre el día o lo cierra?

Bajo la ducha una estrella se apaga
que, absurdamente, la comparte contigo
Las estrellas que viste nacer, a mediodía
estaban muertas desde hace cien años
sólo hiciste el amor con una luz
olfateaste "la ausente de todos los ramos".

Resuena un timbre en el Hotel Lucero
traga y escupe esta boca de sombra
para el caso es lo mismo: apariciones
y desapariciones instantáneas.

No sé en qué sentido hemos hablado de todo
¿Era la duda el tema que nos hizo vestirnos
justo en la hora convenida
salir de allí en distintas direcciones
y la que me detuvo
para ver, y fue inútil, si volvías la cara?-


                                     Enrique Lihn

Imágenes: pinturas del excelente artista plástico chileno , Roberto Matta (1911-2002)






quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario