Páginas vistas en total

martes, 24 de abril de 2012

Adivíname

                 "De agua vivimos,
                  de migas de aire,
                  suaves pedimos:

                  o todo o nada.
                  ¡Somos tantísimos!
                  ¡Somos tantísimos!"


METÁFORAS           poesía de Sylvia Plath

Adivíname: nueve sílabas tengo, elefante, casa grande,
melón con sólo dos tentáculos.
¡Oh fruta, marfil, leño fino!
Dinero nuevo en este bolso.
Soy medio, escena, vaca grávida.
Comí muchas manzanas verdes.
Del tren en que voy nadie baja.-

Sylvia Plath: (Boston, Massachusetts 1932-1963)
Poeta y ensayista de Estados Unidos. Mostró desde pequeña un gran talento para la poesía, escribiendo desde los ocho años. En la adolescencia presentó un severo trastorno psiquiátrico que la condujo al primer intento de suicidio a los 17 años. Con gran esfuerzo, pudo graduarse con honores en el prestigiose Smith College y obtener una beca para la Universidad de Cambridge, donde continuó escribiendo poesía y conoció al poeta Ted Hughes, con quien se casó en 1956. Su menguada salud, sumada al divorcio en 1962, la llevaron a quitarse la vida un año después.
Es reconocida como una de las principales cultivadoras del género de la "poesía confesional". Fue la primera poeta en recibir post-morten el Premio Pulitzer por el conjunto de su obra.  Su trabajo es materia de estudio permanente, principalmente en las universidades de EE.UU, desde donde se ha revalorizado su legado literario.

"La poesía es una disciplina tiránica; vas tan lejos, tan rápido, que en un espacio reducido debes desviarte hacia toda la periferia"

"Todo en la vida es susceptible de ser escrito si tienes las agallas suficientes para hacerlo y la imaginación para improvisar. El peor amigo de la creatividad es la duda sobre uno mismo"


SOLTERONA 

Esta chica de quien hablamos
en un paseo de abril ceremonioso
con su último pretendiente
súbitamente se asombró muchísimo
de charlar de los pájaros
y las hojas caídas.

Así, afligida, ella
vio que los ademanes de su amante
agitaban el aire y se irritó
entre el caos de flores y de helechos
ocres. Juzgó los pétalos
confusos, la estación ajada.

¡Cómo deseó el invierno!
Austeramente, en orden minucioso
de blanco y negro
de hielo y roca, todo deslindado,
de corazón a fría disciplina
sometió, exacto cual copo de nieve.

Pero he aquí: un capullo
de sus cinco sentidos de gran dama
una grosera confusión deduce:
traición intolerable. Que el idiota

se rinda al caos de la primavera:
prefirió retirarse.

Y rodeó su casa
de alambradas y muros impasables
contra el tiempo rebelde
tanto que nadie lo rompiera
con maldiciones, puños, amenazas,
ni con amor tampoco.-

" Yo sólo escribo porque hay una voz dentro mío que
 no se quedará quieta"

"Tanto tiempo trabajando, leyendo, pensando, viviendo para hacer. El curso de la vida no es suficientemente largo"

"Nunca puedo leer todos los libros que quiero. Nunca puedo ser todas las personas que quiero. ¿Y por qué quiero todo eso? Quiero vivir y sentir todas las sombras, los tonos y las variaciones de la experiencia física y mental posibles en la vida. Y estoy terriblemente limitada"

LA SAVIA

Derramándose como lágrimas, como el
agua al esforzarse
por re-establecer su espejo
sobre la roca.

La que chorréa y cambia
su calavera blanca,
comida por las verdes cizañas.
Años después
las encontré en el camino.

Palabras secas y sin jinetes
de infatigables y ligeros cascos

Cuando desde el fondo del estanque,
las fijas estrellas,
gobiernan una vida.-


                                                         Sylvia Plath

Imágenes: pinturas de la artista plástica de Estados Unidos, Patricia Watwood (Missouri, 1971)


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario