Páginas vistas en total

sábado, 5 de noviembre de 2011

En la memoria llueve

En esta parte del mundo al comenzar la primavera, empieza también la época de lluvias. Un alivio a tantos meses de sequía. El cielo se pierde en la suciedad de charcos y corrientes, muge afinando el artefacto de los truenos. El aire se entrega a los pulmones con el aroma de la tierra mojada.  La lluvia, un tema predominante en la poesía de todos los tiempos. El agua que trae alegría y belleza o tristeza y melancolía. Tocado por ese silencio de la lluvia, son cenizas de los días sin tiempo.  Hoy aquí, sin pausa está lloviendo, lo cierto es que en la memoria también llueve. Tres poetas de países distintos, tres geografías, tres visiones.

"El agua deslíe la conciencia una a una
empapa las imágenes, se agitan sus reflejos,
tiemblan sólo un instante sobre la herida. Nunca
acabará la lluvia. En la memoria llueve,
vuelvo a ver los charcos de la infancia, una manta
empapada sobre vagas cabezas, y un rostro
muy fugaz de mujer. Siempre estuvo lloviendo"

(Fragmento)     Miguel Florian

EN ESTE DIA DE LLUVIA

Un gris limpio, monótono, inasible,
en este día de lluvia
y cielo enfermo,
el corazón del agua está soñando
con bandadas de pájaros
de vidrio,
y en la rama otoñal, junta la ausencia,
luces mojadas, y voces
de aluminio.
Hay como un gato gris
rondando en torno,
así de blando,
así
de ojo amarillo.
Es casi tarde, mi niñez descalza,
viene a buscarme por un largo río,
bajo un mar vertical
deshilachado,
y un silencio de océano dormido.
Salgo a su encuentro, quedo de su mano,
me desnudo en su piel, líquida cuna,
vuelvo a mi antiguo manantial,
deshago,
gota a gota, pausada, mansa,
muerta.
Bajo sus llantos de techos castigados,
somnolientos, reencarno,
soy de lluvia.-

                              Matide Alba Swann

DESTIERRO Y ATARDECER

Allá

Debe, allá, estar lloviendo;
sin pausa estar lloviendo, lloviznando
en los bosques,
sobre las casas pobres, abotonándose
la noche y mesándose la barba envejecida
en los obrajes, allá lejos, lloviendo,
lloviznando en la noche.

Y habrá ya anochecido.
Siempre se me ha hecho tarde entre los tilos
serranos, a la hora de volver, anochecido,
allá lejos, cuando aún no sabía
que no fuera a volver, que se ha hecho tarde
lloviendo, anocheciendo.

En la noche, allá lejos, lloviznando.-

                                              Elvio Romero

Miguel Florián: Poeta español. Nacido en Toledo
en 1953. Una de las voces más valoradas de la poesía española contemporánea. Ha escrito, entre otros, los libros: "Los mares, las memorias" (1992), "Anteo" (1994), "Lluvias" (1995), "Los días y los pájaros" (1996), etc.

Matilde Alba Swann: Poeta argentina (1912-2000), nacida en La Plata. Abogada. Escribió ocho libros de poesía. Fue jurado en varios concursos internacionales de poesía. Su nombre real era Matilde Kirilovsky de Creimer. Ganó, entre otros, el Premio Santa Clara de Asís. 

Elvio Romero: Poeta paraguayo (1926-2004) . Considerado con Guillén y Neruda una de las grandes voces del continente e innovador de la poesía paraguaya. Publicó, entre otros, "Días roturados" (1947),
"Resoles áridos" (1953), "El sol bajo las raíces" (1955), "Miguel Hernández, destino y poesía" (1958), etc. Vivió la mayor parte de su vida en el exilio, perseguido por sus ideas de izquierda. Falleció en Buenos Aires, siendo agregado cultural de la embajada de su país, en el 2004.

Imágenes: pinturas, el impresionismo y la lluvia. Pierre Augusto Renoir "Umbrellas", Camille Pissarro "Montmartre", Gustave Caillebotte "Calle de París, día lluvioso".


No hay comentarios:

Publicar un comentario