Páginas vistas en total

lunes, 1 de junio de 2015

Invierno

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor. 



                                                                                     Inaxio Goldaracena

Poeta español, natural de Pamplona, Navarra. Tiene los poemarios: "Piel sin fronteras" (Premio Naji Naaman, Beirut, 2010) y "Laberinto de sueños" (Premio Elvira Castañon, 2009). Además ha sido antalogado por Bartleby Ediciones "En legítima defensa" (2014) y Ediciones Liliputenses, 2014. Es moderador del Grupo de Poesía La Casa Roja en Katakrak (Pamplona). Ha colaborado con la Galla Ciencia, Piedra del Molino, Fábula, Río Arga, etc. Administra un blog sobre lectura de poesía.


                                                                               "de vuelta a la ciudad de las cenizas
                                                                                donde el asfalto mutila las alas con su puñal
                                                                                y el arcoiris es un tono gris desesperanza
                                                                                allí donde el cemento cicatriza las heridas"





INVIERNO

Veinticinco de enero y tú te has ido.
Las sábanas se han transformado en un nudo
que cuelga oscilante de mi memoria.
La habitación empequeñece y falta el oxígeno.
Ni rastro de tu asomo.
La cama se ha llenado de vacío.
El gélido cristal de la mañana
deshace un corazón noctámbulantemente expuesto.
Sólo queda de ti el humo de los candelabros.
Un riel de despedidas siembra el suelo de huellas.
No has dejado una nota,
un hasta luego,
ni siquiera desprecio.

Has cerrado la puerta por fuera
con el adiós certero de un abandono.-


SIN PRISA

Camina sin prisa
entre las líneas góticas de un escribano
y los surcos que siembra el invierno
resbalando por el mundo
sin prisa
por el reguero del tiempo
que deja un caracol
en su huida.-


APUESTA

¡Apuesten!, damas y caballeros

Expresen con exactitud su poética,
afinen el verso y arrójenlo sobre el tapete.
Antes que nada, tengan a bien
dejar relojes y adornos en el guardarropa.
Sean honestos, su ego libra batallas a diario.
Ateos o rebeldes, en este casino
son libres de no acatar las normas.
A nadie se le niega la entrada,
de poco sirven las referencias:
no hay promesas, discriminación tampoco.
Ajusten su letra a la música
y, sobre todo, entiendan que,
de ninguna manera esto es un juego.

Vamos, ¡apuesten por la Poesía!

Sobre la mesa están dispuestos los útiles:
un puñado de verbos, nubes, alcohol y ese adjetivo
que aloja su vértigo en los márgenes del reglamento.
Tracen caligráficamente sus interrogantes,
infrijan, pincelen, incorporen sus reflexiones
o alcancen el punto álgido de la belleza.
Que cada verso oculte una incógnita,
que la suma resuelva la ecuación.
Piensen que el público merece respeto,
si tratan de engañarles
lo perderán todo.

¡Hagan juego!

Junto a las fichas negras coloquen su pasado,
corazonadas e imposibles sobre el color rojo.
Realicen la clásica apuesta o, si lo prefieren, innoven.
No quieran tener prisa;
estén seguros de que el tiempo los dejará
en bancarrota.
Estudien el método de sus camaradas:
háganles caso,
la inspiración no llega sin antes ser alumno.
Jáctense de su trabajo, desoigan a los dioses,
crean en ustedes para no necesitar afiliados.

¡Apuesten!
arriesguen sus mejores versos.

Si se fian del azar encontrarán un verdugo.
La imitación les hará sentir vergüenza.
No hurten: la banca es el enemigo.
Escriban y escriban,
aunque este local no pague sus deudas.

¡No va más!, la suerte está echada;
ya la poesía fluye por la ruleta.-


HORIZONTE

En la chimenea un fuego que no arde,
un paisaje de nieve en la ventana
y el cadáver del invierno
tendido en el asfalto.

Las sombras adquieren perspectiva.
Crean personajes.
Toman prestado su vestuario
de las noticias de un periódico.

Sobre el óleo
aumenta el tenebrismo.
Se ven candados y fantasmas,
se atisba la estatua del miedo.
Hienas y roedores aquí cerca.
Allá enfrente
la puerta cerrada de un laberinto.

Todo depende
del punto de vista
pero en este instante,

surgen cuervos de tus manos.-



                                                                                   Inaxio Goldaracena 







Imágenes: Pinturas de Marc Chagall  (Bielorusia, 1887 - Saint-Paul-de-Vence, Francia, 1985)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario