Páginas vistas en total

sábado, 27 de junio de 2015

Clandestinos

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido reside en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                                                    Martín Renael González

Poeta, narrador y pintor cubano, nacido en Calderón, provincia Holguín el 11 de noviembre de 1944. Entre sus libros de poesía publicados se encuentran: "Sobre la tela del viento" (1974), "Guitarra para dos islas" (1989), "Donde el amor está multiplicado" (1989), "Ocho sílabas" (1990), "Carta desde la ausencia" (1993), "Sábado solo" (1994), "México lindo y querido" (1997), "Mujeres de sueño y piel" (2000), etc. Obtuvo numerosos premios nacionales e internacionales y la Distinción por la Cultura Nacional y el Diploma Nicolás Guillén, entre otros.


                                                                                           "La noche tiene un licor
                                                                                            misterioso que emborracha.
                                                                                            La noche es una muchacha
                                                                                            buscando besos de amor"  




CLANDESTINOS

Cansado de amores rengos
de sueños mancos de un ala;
cansado de untar la bala
enemiga, con los rojos
de mi sangre; si tus ojos
son espejos de luz fina
por los que un hombre-neblina
sueña escapar de su cruz
¿por qué debe ser la luz
que me ofreces, clandestina?


*******

Ahora
que ya no me abandonan
tus pupilas untadas de tristeza,
tu sonrisa de niña abandonada,
mi niña, mi muchachita sola, adentro sola,
la que envía cartas llenas de flores secas,
sobres de los que escapan bandadas de gorriones,
S O S de barcos que naufragan.
Ahora
estamos en la cumbre de un cerro
junto a un estrellerío de vicarias
y te quejas, sollozas, te mueves
igual que un gusanito
martirizado por hormigas
y luego de tus ojos
va naciendo la aurora.-


********

Una muchacha escribe versos, lejos,
y los echa a volar como las plumas,
mariposa de luz rompen las brumas
y un poeta los halla en sus espejos.
Una muchacha escribe y se dibuja
en el aire, morena su silueta,
va tras ella el asombro del poeta
y sólo halla en el viento una burbuja.
Versos escribe una muchacha a solas
sobre las hojas ocres del invierno
y diciembre sonríe, florecido.
Y muy lejos de allí, frente a las olas
que escriben su poema azul, eterno,
se diluye un poeta en el olvido.-


SONETO POR CAROLINA

El polvo de la calle, como fina
invasión desalojadas de tu casa,
y quien llega un instante -sólo pasa-
tu alegría retiene, Carolina.

No es la copa de ron, la copa fina,
ni la voz de Vicente -el disco pasa-
los que hacen que dejar tu tibia casa
me vuelva un poco triste, Carolina.

Qué misterio será, qué lluvia fina
de luz, el pecho todo me traspasa
y me deja pensando: qué me pasa...

Qué bebida me dieron, Carolina,
tus ojos, tu sonrisa -copa fina-
que hay un solo camino: el de tu casa.-


AMOR

¿Cómo en tan breve sonido
puede haber tanto calor?
¿A qué pecho rimador
le robaste ese latido?
¿Qué le dices al oído
con palabra perfumada
para que la enamorada
boca que te va nombrando
tenga sed de fuego, cuando
enciendes una mirada?.-


TU MIRADA

¿Tu mirada? Tu mirada
es el más perfecto modo
de decirlo todo, todo,
aunque no hayas dicho nada.
¿Qué magia tienes guardada,
qué poder bello y profundo?
Tu mirada de un segundo
me siembra un año de antojos
y cuando cierras tus ojos
se queda sin luz el mundo.-


ENTRE LA LUZ Y LA SOMBRA

Ojalá que no te encuentres
en las brumas donde habitas
cuando a mi mundo de cuitas
a veces quiero que entres.
Que en el olvido te adentres
pide mi voz, si te nombra;
mas, aunque tienda una alfombra
de hilos de luz sobre ti
siempres regresas a mí
tan leve como una sombra.-




                                                                                    Martín Renael González


Imágenes: Pinturas del artista ruso Andrew Atroshenko




 quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario