Páginas vistas en total

viernes, 12 de junio de 2015

Compañera


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los  hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                                                  Miguel Nuñez Mercado

Poeta chileno, nacido en Limache en 1956. Ha obtenido varias distinciones literarias en certámenes de caracter regional y nacional. Parte de su obra ha sido difundida en numerosas revistas y periódicos. También ha participado de  antologías de su país y del extranjero.


                                                                                  "¿Quien traduce
                                                                                   los idiomas del navío
                                                                                   bajo el párpado del agua?"




COMPAÑERA

Mas mi incierta vida
Fuga de vuelos y pájaros
Vacío la cuenca húmeda
En la silueta de sal
Y entre los destellos
De mis diáfanos caudales
Desde las sombras torturadas
Te descubrí yo
Inevitablemente yo.-


MÁS ALLÁ

No es caer
Bajo las fauces de la umbría
Como un derrumbe de ojos
O uvas rotas

Es caer y levantarse
Es desplegar toda
Tu envergadura de cadáver
Por sobre el hilo exiguo
De la muerte.-


PADRE

Debo partir ahora mismo,
mi padre me espera.

Alfajores de leche y miel,
dulces de La Ligua, Chilenitos habrá en su mesa
y yo beberé Agua de Culén y Pepsi Cola
hasta saciarme.

Nada faltará en la casa de mi padre,
su morada es como un día domingo
con tortas de chocolates y cornetas de cumple.-


VERNE

Los ojos
de mi infancia
se desplueban.

Se salen
de su órbita
y su agua

Hay un sol
en las penumbras
que deslumbra

Un sol
que nace y muere
en medio de las páginas.-


PARA LUIS CONCHA RAMÍREZ

Te traigo este puñado de palabras
Hasta la tierra que te ampara
Un poco de aire movido por mi lengua
Que escarbe hasta el fondo
del polvo hasta tus huesos
Y te desexilien del territorio
Del silencio que ahora habitas.

Que tus oídos escuchen mis voces
Como antes
Cuando soñábamos con cambiar el mundo
Acodados sobre el hule de las mesas
Ante un sol rojo que nacía de las botellas
Y que se repetía -interminable y pequeño-
en los vasos

La esperanza, entonces, no cabía en el hueco
De una mano
Y tenía el color de las uvas

La noche era testigo
De los latidos de los relojes
Y de nuestras risas
que espantaban las luciérnagas
Nuestros corazones eran dos "spútniks" que se elevaban
hacia el cielo raso

Hermano, partiste tan temprano
Antes que la noche deshiciera sus magias
Y el fuego del verano madurara las uvas

Estoy aquí para decirte que el silencio
No ha apagado tus voces
Que tu recuerdo es más cierto
Que mi rostro en el fondo de un estanque

Que estas palabras profanen la tierra
Que te guarda
Que te horaden los tímpanos
y las guarden tus sesos.

Algún día volveremos a encontrarnos
Y acodados sobre el mantel de una estrella
Nos beberemos el sol.-


HOTEL ALMENDRAL

El único ojo entreabierto
Es la ventana

Valparaíso asoma
Su pupila negra gime

Pecho pájaro anida
En los reveses de las sombras

Pequeño rincón del  mundo
Guarida de luz y fuego

Donde la lluvia
Es una hembra inconsolable.-


PÁGINA EN BLANCO

Ninguna calle
Llevará mi nombre

Lo dice en sangre
Mi boca muerta

Los ojos vanos

Mi mano inmóvil
Sobre esta mesa.-


                                                                                         Miguel Nuñez Mercado




Imágenes: Pinturas de Francis Luis Mora  (Uruguay, 1874 - 1940)



quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario