Páginas vistas en total

miércoles, 10 de junio de 2015

Elegía reflexiva


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                                                            Hugo Salazar Valdés

Poeta colombiano nacido en Condoto, Chocó, en 1922 y fallecido en Cali en 1977. Hizo estudios literarios en Popayán. Vivió en ciudades del sur de Colombia: Cali, Pasto, Buga y Tuluá. Fue subdirector de la Biblioteca Nacional y Director de Cultura Popular y de la revista del Teatro Colón. Trabajó como docente hasta su jubilación. Poco antes de morir realizó su propo inventario literario, una obra minuciosa y crítica de sus poemarios de la década del 40  hasta los últimos de los años 70.


                                                                                    "La voz gitana de la marimba,
                                                                                     la sed doliente de las orillas,
                                                                                     la negra danza mil maravillas
                                                                                     y entre sus labios de rojo y negro
                                                                                     las lunas brillan"






ELEGÍA REFLEXIVA

No tengas celos de la poesía.
Eres tú misma en ella madrugándome
la respuesta del sueño.

Su inquietud de distancias y de insomnios
es la fiebre de ti, lo que me das.
El deseo de ser sin que lo entregues.

Tu verdad esencial y la alegría
donde mi paraíso rinde sus alamedas
y me nombra campana de tu bosque.

Piensa tú en ella como yo en tu alma.

Solamente de amor, sin la figura, que el amor, no tiene forma.

¡Yo soy tu casa y tú la habitas toda!
Oye a las margaritas sollozando
nuestro perdido sitio.-


ACUARELA

Esta preciosa noche
en la ciudad astral,
ha llenado la luna
de amores con el mar.

Célicas islas verdes
de tierna luz vernal,
desfilan el recinto
del corazón del mar.

Y bellas nubes blancas
del aéreo solar,
copian a las sirenas
en su antigua heredad.

Sonoro sol de agua
con cabellos de sal,
mece novias espumas
de fábula beldad.

Azucena nocturna
la bombilla lunar
matiza la bifroncia
del cielo azul y el mar.-


EL MAR BIFRONTE

De su ruda vigilia enamorado
el mar, toro sin sombra, cabecea
el almanaque de los pescadores;
y la llaga del miedo con el frío
de prontas calaveras, sube, crece,
la seca voz de la ansiedad, en una
vieja estación de ruinas olvidada.

Águila enfierecida y lauro onírico
la vida sin aceites ni esperanzas
del pescador, en el peñón del día,
rueda muda de grises en la ola
que eleva el cero a déspota invencible;
en el acero blanco de los ojos
circulares de sal baila la muerte.

Y miro el mar: rugiente cordillera,
trampa de sal azul, adiós que vuelve;
el mar sin él, sin mí, sin tu presencia,
tuyo, mío, de sí, mar solamente.-


DESPEDIDA

Toma mi mano marinera
que llegó el tiempo de zarpar
y están llamando en la ribera
las emociones de la mar.
Llevo en el alma tu recuerdo
y de tu vida la canción,
más parto, sí, porque en el puerto
he prometido el corazón.

Grumete fiel del litoral
en el navío del amor,
anclo en la rosa nocturnal
y donde nace y muere el sol.
A las mujeres de las islas
flores telúricas de ardor,
canto en las olas que la playa
filtra en diamantes de emoción.
Escucha, amiga de las flores
y de paisajes de la voz:
entre gaviotas y tambores
y las palmeras en su hoz,
con un pañuelo marinero,
carne de coco y piel de sol,
desde mi barca de luceros
te digo adiós.-


                                                                                   Hugo Salazar Valdés





Imágenes: Pinturas del artista ruso contemporáneo Piotr Alberti




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario