Páginas vistas en total

sábado, 28 de marzo de 2015

Punto Cero

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de tosos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                        Cristina Fernández Saínz De La Maza

Poetisa y artista plástica española nacida en Cantabria en 1979. Es autora del poemario "Punto Cero" (2014), participa en recitales poéticos de todo el país y además diseña portadas para libros de otros autores.. Ha vivido en varios puntos de la península: Burgos, Cádiz y actualmente en Galicia. Junto con otros integrantes de su grupo recita poesía por las calles, en búsqueda de la libertad, considerando que es el medio más libre para expresar esa necesidad .


                                                                 "Agujereó mis arterias
                                                                 escarbó hasta el límite de la ceguera
                                                                 como un topo buscando el aire...
                                                                 se asomó desde el profundo
                                                                 para sentir el calor del sol"


                                                           

PUNTO CERO

Me has arrastrado a ese lugar
simpático
donde compadeces la emoción
donde el pecho se deshace en
éxtasis
catarsis de mis extremos
locura sin fisuras
sin formas
realidad
punto cero.-


8 DE DICIEMBRE

Lo siento amigo mio
a esta hora te digo
que el mundo no es tuyo
¡que el mundo no es tuyo!
-piensa-
la eternidad no te va a esperar
duermes en las afueras de un corazón
-no olvides-
que yo sigo siendo sal, hierba y agua
que mis restos están disueltos
en la cresta de una ola
sembrando granos de arena
en lo alto de una montaña
y tu
-no pienses-
porque seguirás siendo aire
atrapando una tormenta,
esperando lo eterno.-


PÁRAMO

Hoy todo estalló entre
fuegos
para ver las voces del
silencio
un páramo que brama
con tu garganta en la
cumbre
anudando en todo reflejo
en mi ansia de paisaje,
bebo y bebo desde el
horizonte
y soy arrullo del agua.
Bebiendo y bebiendo vida
Vida de la mejor vida
Vida desde tus ojos.-


LIBRE

Y al final del día
cuando la oscuridad
de nuestros párpados
se vuevan a unir
te cantaré con el saxo
entre mi lengua
la canción nueva
de una lechuza
que ha venido
al vuelo de la noche,
una vez más, un día más
Libre.-


PALABRAS

Injertos de escorcidos verbos
atinos y desatinos
escudos del desencuentro
escurridos desde el paladar
de las madrugadas ya vividas.
Las expulsaba del espanto
de no creer.
Las borraba del sentido
de pensar
que las letras
pueden aliviar el peso
del alma abrumada
que se despoja del cuerpo.
Cuando las letras ya no son

Simplemente suficientes.-


ENTRE DOS AGUJAS

No viviré entre dos agujas siempre
Viviré entre dos flores
entre dos prados verdes
Viviré en la madriguera
llena de algodones blancos
durmiendo entre los si...
el válido, el único el siguiente siempre
No viviré entre dos agujas siempre
esperando la pobreza de la muerte
Viviré entre lo útil y lo bello
entre dos cosas pequeñas
Viviré en el espacio
sin garantía de sombra y de cobijo
sobreviviendo entre el no...
acostumbrado, el único visible siempre.-


ATRAVESAR LA PUERTA

Atravesar y entrar
Yo quiero entrar y atravesar
esta puerta azul degradada
fruto de la exclusión
¿Y qué pasa si estoy dentro
Y ahora quiero salir?
Salir o entrar...incluirme o excluirme
Enredarme y pegarme como una
como una hiedra trepadora
que es lo que queda
¿Lo que nos queda?
Siempre queriendo entrar o salir
saltando la barrera obligada,
del desahucio siempre en primavera
Hiedra de escalar quiero saber
dónde esperar para atravesar
la puerta.-


                                                               Cristina Fernández Saínz De La Maza




Imágenes: Pinturas de Richard Edward Miller  (Estados Unidos, 1875 - 1943)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario