Páginas vistas en total

domingo, 11 de marzo de 2012

"Si he perdido la voz en la maleza..."

              "Si he sufrido la sed, el hambre, todo
               lo que era mío y resultó ser nada,
               si he segado las sombras en silencio,
               me queda la palabra".


                                                                   

ENTONCES Y ADEMÁS            Poesía de Blas de Otero

Cuando el llanto, partido en dos mitades,
cuelga, sombríamente, de las manos,
y el viento, vengador, viene y va, estira
el corazón, ensancha el desamparo.

Cuando el llanto, tendido como un llanto
silencioso, se arrastra por las calle
solitarias, se enreda entre los pies,
y luego suavemente se deshace.

Cuando morir es ir donde no hay nadie,
nadie, nadie; caer, no llegar nunca,
nunca, nunca; morirse y no poder 
hablar, gritar, hacer la gran pregunta.

Cuando besar una mujer desnuda
sabe a ceniza, a bajamar, a broza,
y el abrazo final es esa franja
sucia que deja, en bajamar, la ola.

Entonces, y también cuando se toca
las dos manos el vacío, el hueco,
y no hay donde apoyarse,
 no hay columnas   
que no sean de sombra y de silencio.

Entonces, y además cuando da miedo
ser hombre, y estar solo es estar solo,
nada más que estar solo, sorprenderse
de ser hombre, ajenarse: ahogarse sólo.-




Blas de Otero: (Bilbao, 1916- Madrid, 1979). Poeta español .
Uno de los principales representantes de la poesía social en los años 50 y 60 en España. En 1935 se recibió de Licenciado en Derecho en Zaragoza. En 1945 sufrió una terrible crisis depresiva que lo llevó a recluírse en el sanatorio de Ursúbil. Allí encontró en la creación artística su mejor terapia, donde nacieron sus tres obras monumentales de su ciclo existencial: "Ángel fieramente humano", "Redoble de conciencia" y "Ancia". Su extraño sentimiento hacia España, de amor y repulsión a la vez, lo llevó al autoexilio en París e incluso por afinidad ideológica se afilió al Partido Comunista en 1952 y allí escribió "Pido la paz y la palabra". Fue Premio de la Crítica en 1959 y el Fasteurath de la Real Academia en 1961. En 1964 se trasladó a Cuba, donde le fue concedido el Premio Casa de las Américas, vivió en La Habana durante tres años, durante esa época publicó numerosas antologías recopiladas por él mismo. 
De regreso a España, siguió su enfrentamiento con el franquismo en su tramo final, fue un fogoso orador en las manifestaciones. Murió de una embolia pulmonar en Majadahonda, Madrid el 29 de junio de 1979.   

VI QUE ESTABAS...      

Volví la frente: Estabas. Estuviste
esperándome siempre.
Detrás de una palabra
maravillosa siempre.

Abres y cierras, suave, el cielo.
Como esperándote, amanece.
Cedes la luz, mueves la brisa
de los atardeceres.

Volví a la vida; vi que estabas
tejiendo, destejiendo siempre.
Silenciosa, tejiendo
(tarde es, amor, ya tarde y peligroso).
y destejiendo nieve.-

NO VENGAS AHORA 

No vengas ahora. (No vengas ahora,
aunque es de noche.)
Huye.
Hay días malos, días que crecen
en un charco de lágrimas.

Escóndete en tu cuarto y cierra la puerta y haz
                 un nudo en la llave,
y mírate desnuda en el espejo, como
en un charco de lágrimas.

A la orilla del mar me persigue tu boca
y retumban tus pechos y tus muslos me mojan
                  las manos,
en un charco de lágrimas.

Me acuerdo que una vez me mordiste los ojos.
Despréciame. Imagíname convertido en una rata gris,
sucia, babeante,
en un charco de lágrimas.-

                                                   Blas de Otero

Imágenes: pinturas del español Eduardo Chicharro y Agüera (Madrid, 1873-1949). Uno de los más grandes pintores de retratos de su época. Obras: "Muchacha en la ventana", "Retrato en grupo" y "La familia del anarquista el día de su ejecución".-





No hay comentarios:

Publicar un comentario