Páginas vistas en total

miércoles, 21 de marzo de 2012

Aquí, otoño.

             "vuelan al viento,
              como pájaros,
              hojas secas de otoño.
              Tapiz de colores,
              patinas,
              sobre el húmedo campo" 

OTOÑO            Poesía de Mario Benedetti


Aprovechemos el otoño
antes de que el invierno nos escombre
enfrentemos a codazos en la franja del sol
y admiremos a los pájaros que emigran

ahora que calienta el corazón
aunque sea de a ratos y de a poco
pensemos y sintamos todavía
con el viejo cariño que nos queda

aprovechemos el otoño
antes de que el futuro se congele
y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha.-

Mario Benedetti

TESTAMENTO DE OTOÑO    Pablo Neruda

Entre morir y no morir
me decidí por la guitarra
y en esta intensa profesión
mi corazón no tiene tregua,
porque donde menos me esperan
yo llegaré con mi equipaje
a cosechar el primer vino
en los sombreros del Otoño.

 Entraré si cierran la puerta
y si me reciben me voy,
no soy de aquellos navegantes
que se extravían en el hielo:
yo me acomodo como el viento,
con las hojas más amarillas,
con los capítulos caídos
de los ojos de las estatuas
y si en alguna parte descanso
es en la propia nuez del fuego,
en lo que palpita y crepita
y luego viaja sin destino.

A lo largo de los renglones
habrás encontrado tu nombre,
lo siento muchísimo poco,
no se trataba de otra cosa
sino de muchísimas más,
porque eres y porque no eres
y esto le pasa a todo el mundo,
nadie se da cuenta de todo
y cuando no suman las cifras
todos eramos falsos ricos:
ahora somos nuevos pobres.-

Pablo Neruda

OTOÑO                  Poesía de Octavio Paz

En llamas, en otoños incendiados,
arde a veces mi corazón,
puro y solo. El viento lo despierta,
toca su centro y lo suspende
en luz que sonríe para nadie:
¡Cuánta belleza suelta!

Busco unas manos,
una presencia, un cuerpo,
lo que rompe los muros
y hace nacer las formas embriagadas,
un roce, un son, un giro, un ala apenas:
busco dentro de mí,
huesos, violines intocados,
vértebras delicadas y sombrías,
labios que sueñan labios,
manos que sueñan pájaros...

Y algo que no se sabe y dice "nunca"
       cae del cielo,
de ti, mi dios y mi adversario.-

Octavio Paz



Imágenes: pinturas de Leonid Afremov, "Soledad del otoño"; del catalán Joaquín Mir, "Árboles junto al monasterio" y de Hartley Marsden (EE.UU 1877- 1943).

quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

3 comentarios:

  1. Una belleza de blog. Mis felicitaciones.
    Osvaldo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Osvaldo, por la lectura y por el comentario.
      Quique de Lucio

      Eliminar
  2. un blog bien ilustrado, con interesantes entradas
    felicitaciones
    saludos

    ResponderEliminar