Páginas vistas en total

jueves, 15 de marzo de 2012

El amor en letras argentinas

Agradecemos profundamente las más de 50.000 visitas al blog. Desde hace diez meses estamos trabajando para realizar una ventana virtual a la poesía y narrativa breve, propia y de escritores consagrados y nóveles. Saber que existe una comunicación con el otro, nos ayuda para continuar en este camino que sólo pretende difundir los textos y la obra de los pintores más representativos de todas las épocas, siempre respetando el copyright (derechos de autoría). Gracias, y a continuar.
El amor, como tema común en dos grandes de la literatura argentina, con distintas concepciones de la vida, pero reunidos en lo que es un tema eterno de la poesía. Jorge Luis Borges (1899-1986) y Alejandra Pizarnik (1936-1972).

EL AMENAZADO

Es el amor. Tendré que ocultarme o huir.

Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La
hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única.
¿De qué me sevirán mis talismanes: el ejercicio de las letras,
la vaga erudición el aprendizaje de las palabras que usó
el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas, la serena amistad,
las galerías de la Biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, el joven
amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche
intemporal, el sabor del sueño?
Estar contigo o no estar contigo, es la medida de mi tiempo.
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se levanta a la voz
del ave, ya se han oscurecido los que miran por la ventana, pero la
sombra no ha traído la paz.
Es ya lo se, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la
espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.
Ya los ejércitos me cercan, las hordas.
(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.)
El nombre de una mujer me delata.
Me duele una mujer en todo el cuerpo.-

                                         Jorge Luis Borges


LA ENAMORADA
ante la lúgubre manía de vivir
esta recóndita humorada de vivir
te arrastra Alejandra no lo niegues.

hoy te miraste en el espejo
y te fuiste triste estabas sola
y la luz rugía el aire cantaba
pero tu amado no volvió

enviarás mensajes sonreirás
tremolarás tus manos así volverá
tu amado tan amado

oyes la demente sirena que lo robó
el barco con babas de espuma
donde murieron las risas
recuerdas el último abrazo
oh nada de angustias
ríe en el pañuelo llora a carcajadas
pero cierra las puertas de tu rostro
para que no digan luego
que aquella mujer enamorada fuiste tú

te remuerden los días
te culpan las noches
te duele la vida tanto tanto
desesperada ¿adónde vas?
desesperada ¡nada más!

                                            Alejandra Pizarnik


Imágenes: pinturas del artista plástico argentino Antonio Berni (1905-1981), obras. "El casamiento de la Ramona" y "La gallina ciega".




quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario