Páginas vistas en total

viernes, 23 de marzo de 2012

Del lado del silencio

                    "Huella dejada
                     por el aire
                     en las arenas
                     de un planeta
                     que eché a rodar.
                     Tiempo feliz.
                     Hoy se detuvo".

TE ESPERARÉ DEL LADO DEL SILENCIO       poesía de Renata Durán

Te esperaré del lado del silencio. Entre las sombras de las lentas horas.
Te esperaré en el fondo de mis sueños
allí donde comienzan nuestras cosas.
En ese después del tiempo
donde podemos ser nosotros.
Nosotros, al fin, para los besos
más profundos. Para la piel.
Te esperaré en la espuma del mar
interminable. Tú tocarás el aire
con mi cuerpo. Siempre vas a cantar
sabiendo que te espero.

II

Voy a morir contigo cualquier tarde.
Después de ti no quiero a nadie.
Todo el deseo del mundo claudica
entre tus brazos. No hay más allá de tí,
es el amor que nunca se reparte.
Llegaste a ser mi pasión única.
No somos una ilusión cobarde,
si tú no luchas, no lucharé tampoco.
Aceptaré que el tiempo te arranque
de mi lado y moriré esta tarde.-

TODAVÍA TU SOMBRA LLEGA

Todavía tu sombra llega
y me invade la casa.
conversa con las cosas.
Extrañamente tuya
esa presencia muda.
Como si tú quisieras
amarme sin saberlo.
Como si un otro tuyo
se saliera de ti
para buscarme.-

Renata Durán: (Bogotá, Colombia 1950). Poeta colombiana. Estudió Derecho en la Universidad de los Andes y Literatura Comparada en Francia, en la Universidad La Sorbona. De su obra poética, se destacan los poemas sobre el amor incluídos en sus libros: "Muñeca rota" (1981), "Oculta ceremonia" (1985), "Sombras sonoras" (1986), "Poemas escogidos" (1993), " El Sol apagado" (1994). Colabora habitualmente con diversas publicaciones de su país e internacionales. Por su carrera diplomática ha vivido en distintos países de Europa.

AQUÍ SENTADA ASÍ 

Aquí sentada así
compartiendo tu mesa.
Bebemos vino frío
y pelamos nuestras pieles
como frutas
aturdidas de sol.
Salgamos a la calle.
Digámosle a la gente
que tú y yo
habitamos el limpio territorio del amor.
Cantemos esa suave
canción de la ternura
mientras enciendes
el motor de la rutina.-

NO VINISTE DE LEJOS

Viniste de tan hondo
que conozco tu nombre,
conozco tu dolor,
reconozco tu alma.
No viniste de lejos,
ni siquiera has llegado.
Estabas desde siempre,
como un lenguaje escrito
en el fondo de mí,
y te estoy descifrando.-

QUÉ EXTRAÑA MANERA DE QUERERTE

Qué extraña manera de quererte.
Así de pronto me encuentro
amándote de adentro
como si alguna raíz,
la más profunda,
hubiera hecho contacto
con la más honda tuya
y se anudaran hundiéndose
más y más en la tierra,
buscando el agua profundísima
de un amor singular, que no
                        pregunta,
que sabe todo. Hasta lo que tú y yo
                        ignoramos.-

   
                                                                 Renata Durán

Imágenes: pinturas de Orlando Izquierdo "El Tigrillo" (Moyobamba-Perú) "Vallejo y Georgette".
                 Umberto Boccioni (Italia, 1882-1916) y de Max Ernst " Grandes amantes"


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio







No hay comentarios:

Publicar un comentario