Páginas vistas en total

viernes, 9 de marzo de 2012

"No menciones amor" -poesía

       "Alguien ha colocado un ramillete de orquídeas
        sobre la superficie de una cámara de hielo.
        Se dirán que crece sin sentido esas flores
        silvestres en la estepa blindada de la muerte,
        sus pétalos de negro fuego, el perfume
        amarillo de una máquina de aceites leves". 

Dolan Mor: (Pinar del Río, Cuba 1968): Poeta y narrador cubano. Reside en Aragón, España desde 1999. Licenciado en Literatura. Parte de su obra está contenida en las publicaciones: "El Príncipe de Bosternag" (2004), "Las historias de Jonhatan Cover" (2005), "Seda por tu cuello" (2006), "Nabokov´s Butterflies", Premio de la Poesía del Gobierno de Aragón 2007; "Los poemas clonados de Anny Bould", Premio Internacional Miguel Labordeta de Poesía 2008; "La Novia de Wittgeinstein", Premio Internacional Barcarola de Poesía 2010, " El Idiota entre las hierbas" (2010). Parte de su trabajo ha sido traducido al inglés, francés y polaco y ha sido incluido en varias antologías.

ARTE POÉTICA

"No hables en tus poemas del ruiseñor
de Wilde, ni menciones amor, perfume, labio o rosa"
-me dice en los manuales Ariel Rivadaneira-
y yo evito poner en cada verso escrito
un ala, algún jardín, la luna de Virgilio,
y hasta a veces me niego , sentado
en el alfeízar, a mirar las heladas
del invierno en España, porque queman
las ramas de los árboles todos y la niebla
me invita a escribir con nostalgia
"y ese signo, nostalgia -me dicen
los manuales- es señal del pasado,
y se debe escribir sin alma, con estilo,
igual que si torcieras el cuello
de una garza con desprecio en tus dedos".

"Habla de cibernética y de física cuántica,
menciona blog, pantalla, correos
electrónicos" -me aconsejan los críticos-.
Y yo sumo las cifras o despejo ecuaciones,
digo leyes, neones, sistemas invisibles
que arman genios, científicos.
También menciono genes, vídeos,
ordenadores, y hay instantes, incluso,
que hablo sin meditar y construyo asonantes
al decir aeropuertos, submarinos, aviones
y algún laboratorio, móviles, cines, clones.

Pero aunque logre versos posmodernos
siguiendo los consejos de sabios
que hablan de poesía como hablar
de la historia, de mercados, teoremas
que establecen los pliegues en las cuerdas
del tiempo, no he logrado escribir
el poema perfecto, e incluso
cuando leo alguna línea aislada
de Wilde entre las sábanas, y todos
mis maestros (con diplomas de masters
y perfil de doctores) se divierten
en bares o en los pubs de internet,
yo lloro como dama sin remedio
y me jode el el viejo de Quevedo,
y me arriesgo, en la cama, a que digan
los críticos en los post o en las revistas:
"¡Qué anticuado y qué griego se volvió
Dolan Mor leyendo a los antiguos!,
si hasta le creció un día, encima
de las cejas, (en lugar de la gorra
ladeada sobre un piercing) un ramo
de laurel...

Pero logró dos cosas: pasar
imperceptible delante de los hombres,
como dijo Epicuro, y escribir con la espalda
inclinada en la hoja, sin cederle la mano
al influjo variable del tiempo y de las modas.-

                          Dolan Mor

( de "El Idiota entre las hierbas", 2010)


Imágenes: pinturas del artista plástico y Licenciado en Arquitectura Giuseppe Mariotti (Todi, Italia 1943) de la corriente imaginativa. Expone habitualmente en toda Europa.



quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario