Páginas vistas en total

domingo, 26 de junio de 2016

Promesa


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.-



Publicación N° 1.400-

                                                                                             
                                                                                                  Carina Maranesi

Poeta argentina, nacida en Rivadavia, departamento de Mendoza, en 1972. Es profesora de Lengua y Literatura en escuelas para adultos.. Se desempeñó además como gestora cultural en las áreas de Cultura y Educación del Municipio de Rivadavia.. Coordina ciclos de cine-debate, exposiciones de artístas plásticos y conciertos de música clásica, tango y jazz. Dictó talleres literarios en forma independiente. Es autora del libro de poemas "Esperanza Encubierta" publicado en 2013 por El Mono Editorial.



                                                                                           "Mi Lázaro corazón
                                                                                            hoy no se levanta ni anda
                                                                                            no siente nada en su mortaja
                                                                                            quiere estar solo"






PROMESA

¿Habrá un lugar, mariposa,
un retazo
el lunar esquinado de tu ala
para que mi alma suba allí
para que mi peso vuele en vos?

no asustaré a las flores
ni temeré a la luz
tal vez te cante algo
suave
el tiempo que dure el viaje
y

con ternura de polvo te cubriré
las alas
y serán velos de un color
que te quite el aire.-


DUELO

Pienso en vos y en mí unidas por esta tela
por esa placenta invisible
¿Quién engendra a quién?
Ahora siento que te gesto,
que me crecés por dentro, lentamente
te tejés en hilos, puntadas, fotos, recuerdos, sueños
¿Te he soñado?
Si fuiste real, si fuimos tan así el mismo oxígeno
¿cómo es que continúo respirando,
latiendo con la mitad del reloj?
Te estoy engendrando y tal vez tengas
que nacer definitivamente en la partida.
¿Entonces lloraremos las dos?, ¿reiremos las dos?
¿seguiremos siendo?
El duelo es una puerta entreabierta.
Este embarazo sinfin.
Pujo, lloro, paro, no puedo aún darlo a luz.-


DOMINGO

Los poemas del domingo se escriben
con el codo hundido en cemento fresco
se silban como canción hacia adentro
se extravían tras la cola del perro que roba basura
caen en la cabeza como teja vieja
a pechón de aliento de última hora
son material para editorial
vedada de publicación.-


***


1

Venimos de allá
de la misma zona

No tiene nombre
no está en un mapa
ni enciclopedia

No sabe la astronomía
ni la astrología
ni la astronáutica

Éramos de allí
antes del pez y del germen
y la célula y la cigota
y de cualquier isla sin partirse
de cuando la tierra era masa entera
y flotaba sobre un solo mar.

Éramos de ese antes de antes de antes...
pero hemos cambiado tanto
que no nos reconocemos
vecinos
del mismo barrio.-

2

El primer viaje fue del marvientre
el aire áspero,
en coche, luego en pies
en barco de papel sobre agua,
en alas de cometa, a lomo de gato,
en ojos por los libros,
en senderos de cuadros,
siguiendo la savia y el viento.
Luego tan apurado por impuestos,
alocada su sangre por huidas.
El último viaje ha sucedido,
ahora cae disgregado,
como lluvia de un día que no quiso.-

3

Diluvia, el jardín desértico dibuja algas.
Respiro por branquias olvidadas.
Gotea música por todas partes.
Percute el agua en las cosas.
Me nacen escamas suaves,
la del pez que fui allá antes del aire áspero.
Canta en mi voz una antigua sirena de mar.
Mi alma nada sin saber porqué.

4

La boca sopla viento
piedrecitas rotas arena
ulula un sur frío
empaña la ventana
para dibujar un nítido orificio
que da a la oscuridad
la lengua que anida en la boca es roja
oscura sangre de lo nombrado
rojo escarlata de fuego
gladiolo contra la grisura
roja de lamer heridas
roja de paciencia
arteria añeja
en la vena del decir.

5

Ahora silencio.
Quiero oírte yo.
Espero en el agua quieta.
Podés romper el azul
de espejo.
Una flor
una piedra.
Añoro ser pez
enganchado
en tu anzuelo.

6

Cuando la oscuridad es plena
y no hay retorno
enciendo los dedos
y
los fumo por el carmín de las uñas.
Lentamente
suben letras en
volutas blancas
que
diluye el viento
o suben a un cielo raso
mudo
piadoso.-



                                                                                                        Carina Maranesi



Imágenes: Pinturas digital de Julia Geiler (Suiza, contemporánea)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario