Páginas vistas en total

miércoles, 8 de junio de 2016

Memoria del amor


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.383-


                                                                                                 María Dolly Mejía

Poetisa y narradora de Colombia, nacida en Jericó en 1920 y fallecida en Bogotá el 26 de octubre de 1975. Realizó estudios de periodismo y museología. Fue redactora del periódico El Tiempo y El Colombiano, directora del suplemento literario del diario La República y colaboró en varias revistas y también como corresponsal de prensa en España. Fue cercana al movimiento literario "Piedra y Cielo", además escribió la obra de teatro "Manos atadas" . Su producción poética, que comenzó en 1945 fue muy extensa y prefiguraron el trabajo de otros importantes poetas de su país.


                                                                                             "Mis ojos se han abierto
                                                                                              como azules banderas,
                                                                                              al triunfo de mi sangre
                                                                                              sobre la vida entera"







MEMORIA DEL AMOR

Me tendí en el musgo tibio de tus brazos.
Hoy llevo mi cuerpo tatuado de nardos.

Seguí la curvada luz de tu estructura.
Hoy tiene mi tacto redondez de fruta.

Me moví en las aguas de tus ojos quietos.
Hoy ciñen mis ojos un haz de luceros.

Absorbí la leche de tu azul garganta.
Arpas encendidas son hoy mis palabras.

Palpé tu epidermis de corteza tierna.
Hoy tengo en las manos ardida una estrella.

Exprimí las cálidas cintas de tu sangre.
Curvas musicales rodean mi carne.

Sorprendí la abeja blonda de tu oído.
Lluvia de cristales me trae el sonido.

Me adentré en el tallo de tu olor a vida.
De lentos perfumes me arropa la brisa.

Trepé por el alto árbol de tu sueño.
Sonámbulas luces empinan mi cuerpo.

Habité la ardiente casa de tu amor.
Hoy tengo las venas trenzadas de sol.-


SIN LLANTO

Si el cielo está triste
lágrimas derraman
sus mil ojos grises.

Si el mar está en pena
su llanto de olas
derrama en la arena.

Y a mí que sin lágrimas
me has dejado tú,
llorar no he podido
mi nostalgia azul.-


A MI CORAZÓN

Pequeña flor de  mi sangre
que entre mi pecho palpitas:
¿Por qué cuando él me sonríe
como una hoja te agitas?

¿Por qué aceleras tu ritmo
cuando me toma en sus brazos
y el aliento me contienes
cuando le escuchas sus pasos?

Y te asomas por mis ojos
para besarle su pelo;
y te estremeces de angustia
cuando no puedes tenerlo.

Y de su boca y sus manos
has creído ser el dueño.
¡Pobre corazón! qué triste
cuando se acabe tu sueño.-


EN TUS OJOS

Deja que me mire
en tus ojos negros.
Que ávida mi boca
se dibuje en ellos.

Ten fija a la mía
tu pupila oscura.
Cíñeme a tus ojs
como uvas maduras.

Deja que me vea duplicada en ellos,
como si estuviera
sobre un lago negro.

Déjame que mire
si me quieren ellos.
¡No puedo! tu tienes
los ojos tan negros...


TU AUSENCIA

Cómo pesa tu ausencia
en mis labios callados
y me tiñe los ojos
con sus lirios morados.

Oh! que muda nostalgia
en mi frente se posa
¡Qué tristeza en mis labios!
¿Qué perfume sin rosa!

Cómo pesa tu ausencia
sin tu luz ni presencia
en mis noches sin sueño.

y a tu imagen me clava
tu caricia esperada
como a invisible leño.-


DESEO DE LLORAR

Hoy quiero llorar mi pena
como no he llorado nunca;
quiero derramar mi llanto
como gajitos de luna

Que la tristeza se asome
pálida y blanca a mi frente
y queme ponga los labios
como lirios ausentes.

Para acariciar mis lágrimas
hoy quiero llorar mi pena;
para mirarme las manos
como ramos de azucenas.

Quiero ver entre mis ojos
violetas de tarde muerta,
y que le corazón se mueva
como un algo que despierta.

Oir voces que se fueron
y otras voces que han venido.
Cansancio en mi propia sangre.
Languidez en mis sentidos.

Hoy quiero llorar mi pena
y sentir el ruido breve
que hace mi llanto en el suelo
cuando a besarlo se atreve.

Quiero verme azul de llanto
como una rosa de invierno.
Ver mis lágrimas rodando
y ver mi pena creciendo.-




                                                                                       María Dolly Mejía



Imágenes: Pinturas de Goli Mahallati.



quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario