Páginas vistas en total

sábado, 18 de julio de 2015

La palabra

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores, difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                                                         Lalita Curbelo Barberán

Poetisa y docente cubana nacida en la ciudad de Holguin en 1930 y fallecida en diciembre de 2002, a los 72 años. Es una de las principales figuras de la vida social en Holguin en la segunda mitad del siglo XX en Cuba y una de las más importantes voces de ese país. Ejerció el magisterio, transformándose en maestra de los humildes. Fue una excepcional promotora cultural en el campo de la literatura y una creadora siempre abierta a los nuevos tiempos. Acumuló miles de cuartillas desde 1938 y un epistolario de más de 2000 cartas.


                                                                        "Entonces es el momento del suicidio colectivo,
                                                                         y es fácil ver correr a una muchacha de pelo
                                                                         rubio y ojos oscuros tirándose a lo profundo
                                                                         del mar para no ver más los rostros cansados"





LA PALABRA

Detrás de la palabra que no digo
se queda un mundo de ternura
y lluvias torrenciales van cayendo
sobre la piel dormida.
Las manos quedan quietas, disfrazadas
en un mundo animal y de hojas secas
que el viento va llevando.
A veces yo no sé si soy un algo
vegetal y perdido.
Pero sigo cantando, digo versos
y dejo en la mañana esta antigua
menera de estar viva.
Pero siempre detrás de este sonoro que
golpea y acaricia
queda la palabra que no digo.-


DE LA SOLEDAD

En la madrugada
cuando ladra el perro
empiezo a medir la soledad.

Siglos tras las ventanas cerradas
y allá - tan lejos que ni el aroma
llega - el bosque.

De adolescente soñé con una casa
de madera entre los árboles.

De mi niñez guardo el recuerdo de aquel
alto molino
donde las mariposas
jugaban sus colores.

...y aquel abuelo que no era
mi abuelo
con su cabeza blanca y los ojos jóvenes.

Ternura trasmitidas
desde las épocas aquellas
hasta este presente
donde crecen
las empalizadas

Todavía y siempre
aquel olor de los jazmines
y aquel atado de juncos.-


VERDE DE LUZ

Verde de luz en sombras
desusadas, profundas,
ignorado silencio que
me aturde,
protesta de mi voz en
lo gris puro.

Todo cantaba dulce
en las serenas aguas.

Después como una almohada
donde dibujan formas
las estrellas,
el agua remansada amanecía.

Nada moría o lloraba.
Crecía en mi sed mi corazón
amargo.

Verde de luz, ausencia
de sílabas de amor,
ignorado silencio que
me aturde,
protesta de mi voz
en lo gris puro.-


DE LOS ÚLTIMOS CRISANTEMOS

Sin importar el viento
la geografía de las olas,
ni aquella fragmentada
historia de
la noche,
sin que huraños recuerdos
destruyan más que todo
lo ya tan destruído.

Esta tarde dejadme,
que toco a todos como
si alcanzara
los golpes de tu sangre,
y aquí estamos
-tan simple como todo-
esperando el amargo día
de los últimos crisantemos.-


TANTAS CRIATURAS

Tantas criaturas
en mí misma
arrancadas de mis manos
y este inmigrante que
sabe de espejos y de peces,
esta siembra del sol cuando
la noche crece en búsqueda
de grillos,
este nativo grito que no es otro
que aquel grito...
y luego
este amarrarme a la palabra
para no caer en el vacío.-


LA DEFENSA

Un traje de niño
colgado en un alambre
es la defensa.
Acaso no es culpa
de las manos que sujetan
la historia
esta triste fragancia.
Y las dilatadas sombras
buscan su imagen
en los charcos de agua
del último aguacero.
Un traje de niño
colgado en un alambre
es la defensa.-


                                                                                      Lalita Curbelo Barberán







Imágenes: Pinturas de la artista Mia Henry ( Pittsburg, Estados Unidos, contemporánea)


quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario