Páginas vistas en total

martes, 15 de enero de 2013

Nada

                                                                 Almudena Guzmán

Poeta española nacida en Madrid en 1964. Licenciada en Filología Hispánica, obtuvo su Doctorado con una tesis sobre Francisco de Quevedo. De sus obras se destacan: "Poemas de Lida Sal" (1981), "La playa del olvido" (1984), "Usted" (1989), "El libro de Tamar" (1989), "Calendario" (1991), etc. Entre las distinciones obtenidas figuran el accésit del Premio de Poesía Puerta del Sol en 1981, el Premio de Poesía Altair en 1984, el accésit del Premio Hiperión de Poesía en 1986 y el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla en 1988. Colabora habitualmente con artículos de opinión en diarios españoles.

                                    "Cuando las aves frías tachonaban el bosque
                                    de rumores y sombras,
                                    tu recuerdo me ceñía las costillas
                                    como un pulpo de fuego"


NADA  poesía de Almudena Guzmán

Nada.
No pegaba nada con tanta lluvia,
esa chaqueta de angorina rosa y botones de nácar
que él me regaló.

Tampoco encendimos una velita al apóstol,
porque un niño a nuestro lado se dio un cabezazo
tremendo contra la pila bautismal,
y hubo que consolarlo hasta que llegaron sus padres.

El museo nos desilusionó.
Yo me puse rara y él venga a mirar el cielo,
y al final un paseo dudosamente conciliador
 por los soportales
-basta que a mí me hicieran gracias los punkies,
para que a él lo escandalizasen-,
después de mi vaso de leche y su maniática ginebra
"MG con Schweppes de naranja, por favor".

Ah,
se me olvidaba contaros
que el frío fue la nota predominante del día
y que la noche, a pesar de todo, la pasamos juntos.

Espalda contra espalda.-


DE UN TIEMPO A ESTA PARTE

De un tiempo
a esta parte
estoy prisionera
en un coche
de gritos y hielo
que circula
por carreteras oscuras
y en vertical
como catedrales,
deslumbrada
por las luces largas
de los que vienen
en sentido contrario
que sois todos.-



                                LA VENTANA ME REMITE A SU COCHE

                                La ventana me remite a su coche,
                                el coche al beso,
                                el beso a la oreja que anda siempre perdiendo pendientes,
                                la oreja a la boca,
                                la boca a las medias porque las rompe,
                                las medias al...
                                -¿Tienes un bolígrafo de más?
                                -Toma, y a ver si dejas de pedirme cosas,
                                que contigo al lado no hay quien tome un apunte,
                                           Mari Carmen.-    


LEO  LO QUE ESCRIBÍ DE TI Y DE MÍ

Leo lo que escribí de ti y de mí
en esos días de tanta lluvia,
con Bach y los naranjos
de contertulios ante el fuego
y los catarros, las pupas,
las mutuas manías,
advirtiéndonos de aquella bomba colgada
del tiesto de las glicinas
que oscilaba sobre nuestras cabezas
sin llegar a caer,
contenida por el Atlante de la risa
y el lujo inaudito
de poder ignorarnos,
de tener tiempos muertos,
de no abundar en preguntas y respuestas
cuando había tanto que disfrutar del silencio.

Desde entonces hasta ahora
los atlantes se nos han vuelto anémicos
y quién sabe si esos fueron y serán nuestros últimos días de lluvia,
         pero,
                  de todas formas,
me sigue gustando leer lo que escribí de ti y de mí,
en especial lo de tu imagen con bufanda
volviendo de comprar la leche y el pan,
y la mía con sonrisa y pijama de osos pandas
saludándote desde el balcón.-


                                                       Almudena Guzmán




Imágenes: pinturas del artista Marc Chagall (Rusia, 1887- Francia, 1985)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio


No hay comentarios:

Publicar un comentario