Páginas vistas en total

viernes, 4 de enero de 2013

Ave

                                                                Alain Bosquet

Poeta nacido en Odessa, Rusia en 1919 y naturalizado francés en 1980. Bosquet realizó estudios  de Filología en la Universidad de Bruselas, donde emigró con su familia. Durante la guerra viajó a Estados Unidos, donde trabó amistad con importantes personajes literarios. A partir de 1953 se radicó en París, terminó sus estudios en  La Sorbona y se dedicó por completo al ejercicio literario, escribiendo novelas y poesía de corte surrealista. Obtuvo importantes premios entre los que se cuentan el "Prix Gouncourt de la Poésie 1989", "Prix de la Langue de France 1992" y Presidente de la Academia Mallarmé. Falleció en París en 1998.

                                         "Como un deseo,
                                         y nadie sabe si será de silencio
                                         o de perfume.
                                         Como un impulso"



AVE   poesía de Alain Bosquet

No eres más que la coma
de una frase en el cielo.
¿No es en verdad ridículo
este mundo fingido:
la palmera con alas,
el desierto elocuente,
la cascada que bala,
el tigre hecho volcán?
¡La riqueza es penuria!
Las lunas regordetas
siempre están mal nutridas.
Tú vuelves a mis versos
donde naciste, coma
hecha águila demente
que da vueltas y vueltas
y cae sobre mi cuello.-


DIÁLOGO AMOROSO

Dije: "¿Su nombre?"
Y ella:
"Como más le guste."
Dije: "¿Elegimos Carole?"
Y ella:
"Por el momento , acepto."
Dije: "¿Está usted sola?"
Y ella:
"No, estoy con usted."
Dije: "¿Y si hacemos el amor?"
Y ella:
"Su deseo tiene todos los derechos."
Dije: "¿Qué clase de hombres le gustan?"
Y ella:
"Croupiers, industriales, profesores de natación."
Dije: "¿Sus preferencias?
Y ella:
"Los hombres tristes, pero no demasiado."
Dije: "¿Vamos a comer?"
Y ella:
"Las ostras son un buen preludio."
Dije: "¿Lee usted libros?"
Y ella:
"Sartre, Camus y Thomas Mann."
Dije: "Tiene usted unos pechos muy bonitos."
Y ella:
"Sí, a mí también me gustan."
Dije: "Es usted prácticamente divina."
Y ella:
"Tiene usted razón."
Dije: "¿Qué le gusta que le regalen?"
Y ella:
"A lo mejor esto es gratis."
Hicimos el amor
el lunes, el martes, el domingo
y el lunes siguiente.
Discutimos sobre Flaubert,
luego sobre Tolstói.
Dije:
"Tiene usted unas rodillas inolvidables."
Y ella:
"¿Sólo las rodillas?"
Nos cansamos el uno del otro
el mismo día, a la misma hora,
lo cual es infrecuente y virtuoso.-


VACILACIÓN

Preséntame a la desconocida
que tú te vuelves al momento
en el que el poema se insinúa
como un insecto entre tus dedos,
y, al repartirme con los lobos,
vuelve golondrinas tus senos.
¿Eres mía, mujer rebelde,
que transformada en piedra veo?
Mírame ahora, soy tu amo
y el infinito aquí te enseño:
a cada paso que avanzamos
hay que renacer ante el verbo
que une obediencia y aventura.
Reconstruyo tu brazo nuevo
y reconstruyo tu figura,
mas nos lleva este movimiento
hasta el fondo de nuestra sangre
-niños que acosa un blanco vértigo
y cuyo sueño vale apenas
la sílaba que está muriendo.-


                                               Alain Bosquet





Imágenes:  pinturas de Tamara De Lempicka  (Polonia, 1898- México, 1980)


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario