Páginas vistas en total

lunes, 22 de agosto de 2016

La Búsqueda

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.400 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1451-


                                                                                                                Ravi Shankar

Poeta, editor y traductor de la India, nacido en 1960. Es profesor de escritura. Fundó la revista por internet Drunken Boat y ha publicado o editado unos diez libros de poesía, entre ellos, "Instrumentality" que resultó finalista del 2004 Connecticut Book Awards y Deepening Grove, ganador en el 2010 del National Poetry Review Prize. Los poemas aquí presentados fueron traducidos por Luis Chacón Ortiz.


                                                                                       "Tras los campos de cebolla
                                                                                         un armatoste de metal oxidado gime,
                                                                                         como si estuviese fuera de lugar,
                                                                                         eso piensa el niño cuyo padre ara la tierra"










CÓMO TERMINÓ LA BÚSQUEDA

Antes de que el bus me atropellara,
estaba buscando un aroma,
el cual no recordaría hasta que
no fuese percibido de nuevo.

No culpe nadie al chofer:
me había detenido a observar
a una chica que se desvestía en la ventana.
Estaba demasiado lejos como para olerla.

Más temprano había consultado con un adivino,
no para que leyera las líneas de mi mano,
sino tan sólo para que me dijera
dónde comprar un enorme guante de neón.

Camino a casa, mi cabeza retumbó
con la siguiente hipótesis:
la vida no es más ni menos
seria de lo que imagino.
Y entonces apareció el bus.-



ORÁCULO DEL INSOMNIO

Insomne, extraño ver como dormías,
tenuamente iluminada por la luz roja
del reloj despertador, las sábanas
desvelando tus hombros y moviéndose,
tal vez impulsadas por el sueño en el centro
de la cama, a ocupar el espacio que llenaría
mi cuerpo, la algarabía de la medianoche
en Manhattan tan sólo a un vidrio de distancia,
pero ahogada por el romance de nuestro
nuevo ventilador. Aquí, la pradera oscura,
con la esporádica exhibición de las libélulas,
parece contener un centenar de revelaciones,
una de las cuales es que,
insomne, te extraño.-



MOSQUITO

Aunque he cerrado las ventanas, sellado toda grieta
con cinta scotch, bañado a mí mismo con repelente,
y agitado los brazos con la avidez de una bastonera,

seguis allí, pellizcando mi piel, colgando al costado
de mi ojo como una mancha solar, ávido de sangre,
persistente, terco, la encarnación exacta del apetito

que surge de la nada, imposible de alejar, hasta que
aparecen los cúmulos indignados de piel enrojecida
para atestiguar tu tránsito; y, es entonces que vos,

molesto punto, finalmente te has desvanecido como
una epifanía: en el momento en que te alimentaste
de mí, sí, en este momento, descubriste lo que es.-


NEVADA

Particular como ceniza, la primera nevada del año
cae sobre puntiagudos techos, el capó de los autos
las colnas ondulantes, tan inigulable limitación de

movimiento fluyendo igual que la cascada estática
de la pantalla al caerse la tele por cable, persistente,
granular, con esta tenue chispa de legibilidad que

se disipa antes de ser interpolada en una sucesión
de imágenes. Una hora se estira en sesenta minutos
hacia un campo de blanco frenesí: rejas hexagonales

de moléculas de agua que se acumulan así en hielo
mezclado con arena, labrados en cúmulos marrones
por el filo de los barredores, vestidas para el fango.-


BUITRES

Gregarios en la hambruna, unos veinte dan vuelta
como espirales en un alambre de púas: ningún sitio
sobrevolado se encuentra libre de este escudriño.

Al acercarse la muerte, más se aproximan, la alada
espera con aguda insistencia, total perseverancia;
estos filos oscuros quietos, hasta que edad o herida

conviertan galope en cadáver, o, al menos, en algo
lo suficientemente cercano como para abatirse en
una escrupulosa bendición, siseando sobre el polvo,

saltando, arrancando, devorando; ningún pedazo,
excepto, tal vez, el hueso, demasiado perecedero
para el consumo. Lo importante no puede durar.-


EXILIO


No existe otro lugar en el cual prefiriría no estar
más que éste; sin embargo, heme aquí, desposeído,
aunque no del todo, porque nunca he sido dueño
de lo que me han arrebatado, nunca he pertenecido
a un lugar, a una historia común, a nadie.
Incluso de niño, al ser insultado en la escuela
(cabeza de toalla, chico del punto, domador de camellos),
nunca eran precisos los abusos: sólo los Sij
utilizan turbante; las viudas y las jóvenes bindis,
y ninguna especie de camello es originario de la India.
Si, como escribe Simone Weil, tener raíces es la necesidad
más grande y menos reconocida del alma humana,
contémplenme: soy un epíteto. Conjuro mi sustento
del aire y tanto el olor a alcanfor como a carne me desagradan.
He usado un lupi entre mis piernas; consumido drogas
de moda al parecer de unos parlantes; bebido masala chai
aún humeante en una taza de lata; conducido un Dodge
a través del Vorrazano en hora pico, y siempre,
en cierta medida, sintiéndome extranjero, como meteorito
en noche de bingo. Este sentimiento ajeno, afilado con la punta
de la soledad, me utiliza para tallar la máscara apropiada
cada mañana. Aún no sé qué efecto tiene sobre mi alma.-



                                                                                               
                                                                                                  Ravi Shankar



Imágenes: Pinturas de German Aracil (contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com









                                                                                    "

No hay comentarios:

Publicar un comentario