Páginas vistas en total

miércoles, 31 de agosto de 2016

Abril

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.400 escritores, respetando el derecho de autor. 




Publicación N° 1.458-



                                                                                                    Isabel Salas

Poeta española, nacida en Málaga en 1967. Tiene publicado los poemarios: "El canario y la máquina de coser" (2015) y "Navaja de llavero" (2016). Ha pasado la mitad de su vida en España y la otra mitad en Brasil, su actual residencia.


                                                                                    "Desvarío letal.
                                                                                     Música, sonrisas, miradas que se buscan
                                                                                     en una unión total
                                                                                     de pensamiento, palabra y obra
                                                                                     como los pecados preferidos"




      


ABRIL AÑIL

Mi cuerpo cumple años;
      y yo.
Y cada pedacito de mi piel,
      cada gota de miel
      de mis entrañas.

Cumplen años
      mis pies
y mis pestañas.

Cumplen años mis manos
      y mis arrugas,
      mis canas
      y mis verrugas.

Mis ojos cumplen años
meses y días.
Corre el tiempo en mi sangre,
      y con él,
      llegan años
      de dolor y alegrías.

El mes de abril me cumple
      y cada año,
cumplo también con él.

Le presto cuentas,
que a veces soy de hiel
y otras de calma
tras las tormentas.

Le cuento como ha sido,
      como es vivir
      y sucumbir,
levantarse y caer
      amar,
      perder,
      ganar,
      ceder.

Cada heridita nueva,
que me dejó el besar,
le dejo ver,
cada arañazo,
que me trajo el llorar.

Y los contamos juntos,
      el mes de abril
      y yo,
      discutiendo los dos,
      cuales valen más puntos.

      Los revisamos
en cada cumpleaños,
      año tras año.

Dos viejos enemigos,
      dos cómplices.

Mutuos testigos
de nuestros desengaños.

Mi mes de cumpleaños,
mi abril de recontar los daños
      y poner en papel
los versos que me sobran
      escritos con palabras
      vestiditas de añil,
que en mis mares,
      zozobran.

Mes de pensar
de amor la primavera que me vio florecer.
      De recordar las calles
      que me vieron crecer
      y sonreir
      por las dos hijas
      que de mí vi nacer.

Miles de lluvias soplan mis velas
      Y yo
agradezco la vida,
       la pasión y las fuerzas
      con que a pesar de todo
      enciendo mis candelas,
      año tras año
con las llamas añiles
de mis abriles.-


UN DÍA

Tú no eres mío
pero yo sí soy tuya
como soy de la Vía Láctea
      o de mi pueblo.
Cosas que me poseen
porque nací donde nací,
      cuando nací,
y pertenezco así
adónde pertenezco.

      Así me tienes tú,
como quien tiene una sonrisa dulce
o quien posee una mirada triste.
      Te tocó tenerme,
y me tienes,
sin haberme escogido,
      sin haberlo pensado.

      Un día,
ya verás, tú también serás mío.
Serás tan mío como el sol.
      Tan mío
como el viento mío.
Me dirás toma mi corazón,
      guárdalo
      y yo lo tomaré.

      Lo guardaré
en la caja vacía de guardar corazones
      y ese día
se encenderán las luces de iluminar
las cosas más hermosas.
Las que sentimos porque las sentimos
      sin pensar si convienen
      ni discutir razones.-


OCHO BOLAS

Un día se acabarán mis días y me terminaré.
Dejaré espacio libre para el próximo.
      También le dejo un beso.

Le dejo el aire y las montañas,
      para que respire,
      le cedo mi asiento en el cine,
      mi sombra en la parada,
      mi silla en la biblioteca
para leer los libros que un día fueron míos.

Mi lugar en la fila del mercado,
      mi toalla en la playa.

Yo estaré muriendo y él naciendo.
Cantará las canciones que yo tamién canté,
      se bañará en mi mar,
      jugará con mis olas.
Pedirá los helados como yo,
      de todos los sabores
      y tendrá como yo,
      los cojones,
      de pedir ocho bolas.-


ROTO COMO NUEVO

Como podía imaginarme
que las alas rotas vuelan tan alto,
que las manos de uñas rotas
      acarician mejor
o que las bocas partidas por mil golpes
      saben besar como ninguna.

Nadie me dijo que las velas rotas
      de los barcos fantasma
saben atravesar los mundos
      y nadar entre sueños.

Mi corazón roto
aprendió a dar cariño perfecto,
      mis ilusiones rotas
han aprendido a brillar como las luciérnagas
     y ya no queman.

     Vuelan.

Como me podía imaginar
que romperse es bueno paa escribir poemas,
      para quererte,
      para besar.

Quien lo diría...

Que mi sonrisa de alma rota
      parece nueva
      y canta por alegrías.-





                                                                                                   Isabel Salas



Imágenes: Pinturas de Boleslaw Pawlowski (contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario