Páginas vistas en total

lunes, 9 de noviembre de 2015

Por la vena

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.184-

                                                                                  Angel Alvarez Caballero

Poeta y músico español, nacido en Madrid en 1961 y fallecido en 1994. Apodado El Ángel. Miembro activo de la movida madrileña en su vertiente marginal, es autor del mítico libro de poemas "Los planos de la demolición" (1994). En su faceta musical formó parte de "El Ángel y los Volcánicos", con los que grabó el disco "Polvo de Ángel". Es considerado uno de los poetas malditos más importantes de la España contemporánea. Sus textos son muy difíciles de encontrar.


                                                        "Sería algo así como si tu golpearas mi puerta
                                                         un día cualquiera y al abrir te arrojaras en mis brazos
                                                         con lágrimas en los ojos
                                                         diciéndome que me quieres. ¿Entiendes ahora?"






POR LA VENA

Por la vena dilapidé quince irrepetibles años
El orgullo de ser quien soy
La ambición de ser quien quería llegar a ser
El cariño de mi padre
El contacto con la realidad
El respeto de aquellos que me importaban
La reconfortante sensación de sentirme útil
y necesario para alguien

Por la vena perdí a mis amigos.-


RÉQUIEM

Por todos los que crecimos juntos y jugábamos
en las calles del barrio
por los que nos conocimos en la escuela
y siempre estábamos castigados
por aquellas mañanas plomizas con los libros bajo el brazo
por los que me respetaron cuando no sabía nada
por todos los que nunca me pegaron
por aquellos para quienes toqué
mis primeras notas en un piano
por los que estábamos juntos cuando fumé mi primer petardo
por los que nos hicimos juntos la primer señal en el brazo
por aquella nena morena que un día se enamoró de mí
por mi viejo y mi vieja que otro día se separaron
por aquellos a quienes engañé y supieron perdonarlo
por todos los hijos del sol escondidos en los subterráneos
por la música que sonaba en las noches de verano
por Jimi, por Jim y por Brian, por mi añorado Agus
por Iggy, por Bob y por Lou, por Mena, Porras y Marcos
por Pablo cantando "Gloria" en el casete de mi cuarto
¡Réquiem!
¡Réquiem ad infinitum!
¡Venid y arrodillaos, hermanos!
Venid con vuestras cucharas
venid con vuestros ríos de sangre en los brazos
venis y beberemos juntos
y cantaremos los viejos salmos
Por las piedras que tiramos
contra aquellos polícias grises
por los colegas que acabaron con la piel azul,
escondidos en un tigre
por las canciones que cantábamos
y las guitarras con las que tocábamos
por los años en que creíamos que nosotros éramos los amos
por todos los niños vestidos de negro esperando en una esquina
por todas las botellitas vacías de jarabe de codeína
Por las navajas que pusieron en  mi cuello
y las pistolas que apretaron contra mi estómago
por la expresión ausente de tus vacíos ojos fugitivos
por todos los morenos que lloran alrededor de la Gran Vía
por todos los que vendimos polvo para buscarnos la vida
por las habitaciones de oscuras pensiones
donde desparramé mis huesos
por todas las noches pasadas soñando tu cuerpo
y tus apasionados besos
Por aquellos hospitales donde me encerraron en su día
por todos mis locos compadresque siguen allí todavía
por César y su Stratocaster
por Cristina y sus cervezas
por Juanjo y el Cucharilla
por el figura de Miguelito
por la minifalda de Jenny
por el bardeo del Canijo
por Dogo, el príncipe payo
por todos los chicos del patio
por Pablo cantando "Gloria" en el casete de mi carto
¡Réquiem!
¡Rëquiem ad infinitum!
¡Venid y arrodillaos hermanos!
Venid con vuestras cucharas
venid con vuestros ríos de sangre en los brazos
venid y beberemos juntos
y cantaremos los viejos salmos.-


ME GUSTA ENAMORARME

Nací bastante guapito y fui moldeando mi cara
y mi cuerpo con el tiempo

Ahora estoy bastante más hecho polvo
pero creo que mis ojos todavía dicen algo

Los muy suicidas nunca han sabido estarse calladitos

Algunas personas son clarividentes y conocen
el porqué de cada gesto y cada marca

De cada arruga y cicatriz

Ellos y ellas son las que saben adorarme
y yo los quiero con locura

Me gusta la gente que se enamora de mí
y me encantaría enamorarme de todos ellos

No siempre lo consigo.-


PRÉNDELE FUEGO

Nunca sabes estar callado

¿Por qué no te paras a pensar de vez en cuando?

Tienes todo el planeta a tu disposición

Lo tienes todo

Préndele fuego.-


SALAMANDRA MÍA

Ahogándome en un mar de dudas, en Padre Damián,
a las tres de la mañana
después de que te eclipsaras tras la maldita puerta
de un ascensor
recorro paso a paso el viejo camino con lágrimas en los ojos
porque tú también llorabas cuando me dijiste adiós

Tu pequeño cuerpo delgado y la boca
encendidamente encarnada
esa mirada apabullante que me recuerda constantemente
lo poco que soy
una pasión desbocada, una caricia furtiva, un imposible
destino bañado en sudor
un pecado, un enésimo deseo...
...entre tu oscura ropa abandoné definitivamente
mi infancia.-


                                                                           
                                                                                       Angel Alvarez Caballero



Imágenes: Pinturas de Michelangelo Caravaggio (Italia, 1570 - 1610)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario