Páginas vistas en total

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Cuando la noche

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.186-


                                                                                       Fernando Pizarro García

Poeta y narrador español, nacido en Villabrágima (Valladolid) en 1951. Licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid, ejerce su profesión de juez. Ha publicado, en poesía, "Ensayo general" (1989), "Cuando la noche" (1999), etc y en prosa: "Semana Santa en Ríoseco (con grabados del pintor Jesús Capa) (1987) y segunda edición en 2002, "El fulgor de la ceniza" (2011), etc.


                                                                                    "Sagrado por la luz
                                                                                      las horas
                                                                                      todo en el cielo
                                                                                      es ya sólo horizonte"                                        





CUANDO LA NOCHE

Divididos cuerpo y corazón en dos mitades,
miro desde la nada hacia la nada y veo
tan sólo un denso manto de ceniza en todo.
Tiempo y desidia. Más desidia y más tiempo.
Y la lluvia insistiendo en la ventana.
Luces, sombras, reflejos. Y en la calle,
raudales de materia hacia la nada.-


***

De imágenes confusa,
de límites inciertos,
eres el enemigo. Llegas
taimado y a traición exiges
una lucha desigual, cruenta.
pero no estás, no existes,
porque el intento tenaz de aniquilarte
es la lucha cruel por darte vida.
Y al final apareces. Y eres otro,
inocente despojo de un empeño
obsesivo, agotador, inútil.-


***

Amor -mucho amor- soledad -a raudales-,
miedo -en abundancia- y memoria.
Con tan inconsistentes materiales
construyo cada día.
Y esta ciudad amasándolo todo:
amor y soledad, miedo y memoria.
El resultado es la argamasa oscura
empleada para enfrentarme al odio,
a la inútil e indeseada compañía,
al valor imposible y al imposible olvido.


***

Resistir, esperar con paciencia
la inevitable caída del tirano.
Conservar en la cruel derrota
las fuerzas necesarias para asestar el golpe
-único, liberador, definitivo-
que haga sangre en quien tanto ha herido.
Y entre tanto ir dejando
que la renuncia nos teja la corona
contra el odioso ser que, fieramente,
fustiga sin piedad nuestra esperanza.-


***

Fúnebre hilera de velas consumidas
los días del pasado,
no sólo las más próximas humean.
Aunque me aflige recordar su luz primera,
quiero verlas. Quiero volverme,
estremecerme al contemplar sus sombras.-


***

De mi infancia recuerdo, entre otras cosas,
la mano de mi padre,
justa en tamaño, presión , temperatura.

De mi infancia recuerdo, entre otras cosas,
la ternura de un beso,
un beso de mi madre enferma.-


SEPTIEMBRE

Sobre el rizado caminar del agua,
un indeciso fulgor tornasolado.


DICIEMBRE

Después de la esperanza,
esta renuncia,
resignada aceptación de la derrota.-



                                                                                            Fernando Pizarro García






Imágenes: Pinturas de   Konstantin Somov  (Rusia, 1869 - 1939)


  

quiquedelucio@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario