Páginas vistas en total

sábado, 28 de noviembre de 2015

Me gustaría decir

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.203-

                                                                                         Martin Vest

Poeta de Estados Unidos, Vive en Pocatello, Idaho. Ha publicado: "Dark Night of the Sybil" (1998), "Swimming the Eclipse" (2002), "Painting the Dead" (2003), "Ghost in the Bloody Show" (2004), etc. Aquí se pueden leer algunos de sus poemas traducidos al español, cedidos por Gustav Adolfo Chaves .http://cafeverlaine.blogspot.com.es/


                                                                                         "Mientras más lejos voy,
                                                                                          más difícil es volver a cualquier lado.
                                                                                          No hay nadie cerca del mar
                                                                                          esta mañana" 






SOBRE LOS CONEJOS

Me gustaría decir
que no te amé-
pero la verdad
es peor.
Mi conciencia está doblegada
por la rareza y el apetito-
y el amor
sin conciencia
no es otra cosa que Lenny cuando
acaricia un bolsillo de ratones;
implacable
y maravillado,
como si cada minúscula muerte
fuera la primera.

(Del cuaderno La noche oscura de Sibila, 1998)-


EL CANAL DEL CLIMA

Ella cocina apenas para crear
platos lavables
en esa maldita cocina,
traqueteos y estrépitos
desde temprano a la mañana
hasta tarde en la noche.
Va dando pisotadas por la casa
como si fuera Kong,
con lo cual envía una onda sísmica
a través de cada cerveza a medio beber
que hay sobre la mesa.
Ella maldice un nudo
que se ha formado en los hilos de su bordado-
¡Enderezate grandísimo
hi-jue-pu-ta !
deja una gota de sangre
en cada tapete, en cada guante,
en cada cena.
Ella desdobla su más reciente colcha.
La carga estática hace un chasquido
de tormenta a través del suelo-
sábanas eléctricas, las llama mi padre.
Él se cobija en su silla favorita,
sin prestar atención
a los truenos...


ALGO TIENE UN HOMBRE

Algo tiene un hombre
que lee un periódico ardiente
en la mesa del comedor.
Debe estar ciego o, si no,
¿cómo podría seguir leyendo?
Debe tener familia, este hombre,
o si no ¿quién le dirá buenas noches?
¿Cómo sabría él cuando es hora
de apagar el periódico
e irse a dormir?
¿Y qué me dicen de la candela
que empezó todo-
el centro de mesa casero
hecho de cera con aroma a lluvia-
el aguacero centelleante al final de la mecha?
¿Por cuánto tiempo debe practicar una esposa
balancear una nube en la punta de su dedo?
¿Cuán quieta debe estarse ella,
cuán firme?
Algo tiene un hombre,
con sus piernas cruzadas,
un calcetín negro caído
y arrollado sobre su reluciente zapato,
cuando la cara de su reloj
refleja casualmente la llama:
se requiere más que boletines incendiados
para distraerlo a él
de sus noticias.-

(Del libro Pintando a los muertos, 2003)


VIDAS VIVIDAS

Ves una foto de la Aguja Espacial de Seatle
en la parte de atrás de un paquetito de azúcar
y algo en el sonido de espacial y aguja
te recuerda a los Jetsons,
los de las caricaturas de los sábados por la mañana,
comiendo cereal Apple-Jack:
Apple-Jack,
y ahora estás pensando en brandy y en licores
y en cómo tu matrimonio se deshizo
un dia de primavera
cuando tenías veinticinco años.
Pensás en lo hermosa que se hizo tu esposa
después que te dejó-
en cómo entró al bar una noche,
rodeada de nuevos amigos,
de nuevo delgada, devuelta a la juventud
con avispas de orgullo en lugar de ojos,
a sabiendas de que tu dolor
se tejería solo
en cada abril hasta que,
finalmente, confundirías tu sufrimiento
con el brotar de las flores.
Pero de pronto "sufrimiento" te recuerda
al joven Werther
y ahora te vas a la deriva hasta Alemania
lo cual te recuerda a los nazis
lo cual te recuerda a las tropas de asalto
lo cual te recuerda a la Guerra de las Galaxias
lo cual te recuerda a Reagan...
Mudás miel pieles de pensamiento
como trozos de celofán en las colinas
hasta que llega la camarera a llenar tu taza.
"Parece que estuvieras contemplando el universo",
dice ella, sonriendo.
"No", te reís vos. "Es que me espacié un toque".
Ella se va y algo en el espacio
te hace pensar
en un paquetito de azúcar.-


(Del libro El fantasma en el sangriento espectáculo, 2004)



                                                                                                   Martin Vest



Imágenes: Pinturas abstractas de artistas actuales de Estados Unidos.






 quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario