Páginas vistas en total

viernes, 19 de septiembre de 2014

Elogio de la brevedad


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


                                                          Ignacio Sánchez Prado

Poeta y crítico mexicano nacido en Ciudad de México en 1979. Autor del libro de poemas. "Poesía para nada" (2007) y de los libros académicos: "El canon  sus formas: La reinvención de Harold Bloom y sus lecturas hispanoamericanas" (2002) y "Naciones Intelectuales". Es profesor investigador  en Washington University in Saint Louis en Estados Unidos. Ha editado siete volúmenes de crítica y publicado más de cincuenta artículos en México, EE, UU, y Europa.


                                                   "Quisiera ser decimonónico
                                                    para escribir el amor,
                                                    las ciudades y la patria"





ELOGIO DE LA BREVEDAD


Eres breve
y no obstante llena de rasgos épicos.

El dragón que llevas tatuado en la espalda
me observa amenazante
desde un fuego sombrío
que sólo percibo
al sentir su lengua entre mis labios.

Amo tu brevedad.
Especialmente
poder abarcarte completa con mis brazos
y sentir cerca de mi pecho
toda  tu persona
cuando desbordas
la pequeñez de mi abrazo.

("Esta soy toda yo"
me dijiste,
viendo hacia arriba,
cuando te quitaste los zapatos.)

Tu brevedad
emana un lenguaje inabarcable,
con el cual destruyes mis pequeñas oraciones
y mis mínimas ideas.


Tu brevedad es una pasión
de ojos iluminados,
de ideas caóticas,
de sueños inadvertidos.

Deseo negar el poema sobre tu brevedad
y dedicarme a recorrer
milimétricamente,
desde la nimiedad que me otorga
el medio metro que supera tu estatura,
el cuerpo breve, incapaz de disimular
el enorme terremoto que cimbra
los cimientos que sostienen mi brevedad.

En la lucidez del insomnio aprendí que amar no es
cometer un error, es estar en lo correcto
en un mundo equivocado.-


LOST IN TRASLATION

Te conocí en el vacío,
en medio de signos que no comprendía.
Mi único lenguaje era el whisky
que quemaba mi garganta.

Decidiste enseñarme tu idioma
recorriendo calles decoradas
por ideogramas vacíos de memoria.

Hablarte era habitar pequeñas patrias
en una extranjería infinita,
reducir toda una lengua sin sentido
a la comunicación absoluta de tu sonrisa.

Y así, perdidos en la traducción de la experiencia,
nos amamos por fuera de las palabras
y te perdí cuando susurré algunas palabras
y tu mirada dio sentido  a los signos de la ciudad ajena.-


ALEJANDRA PIZARNIK BESA LA LOCURA

¿Es posible que hayas reinado,
Alejandra,
en un reino de soledades remotas
y que al descender del trono a los infiernos
hayas decidido escribir
estrofas interrumpidas?.-


SILENCIO IV

Quise escribir la historia de la literatura en tu cuerpo,
alojar un soneto de Shakespeare
en la esquina inferior de tu vientre
Construir un canon arbitrario
en las comisuras de tus labios,
recuperar la tradición de los juglares en tu cuello.

Quise dormir en tu regazo,
esperando que voces humanas me despertaran
y pudiera percibir la crueldad de los abriles
en la cercanía de tu sexo.

Quise hacerte el amor a través de citas
sentir en tu pecho la metafísica
de no pensar en nada
Y escuchar en tu lengua
las palabras de la griega.

Quise besarte
como si fueras una virgen maldita de Swinburne
hasta que escuché el silencio
como clima de tus labios
y tu recorrido de mi cuerpo borró escrituras, versos,
la literatura toda
Y comenzó a escribir, por primera vez,
un libro donde la piel
desvanecía las palabras.-




                                                             Ignacio Sánchez Prado




Imágenes: Pinturas de William Henry Margetsom  (Inglaterra, 1861 - 1940)



quiquedelucio@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario