Páginas vistas en total

miércoles, 17 de septiembre de 2014

El confinado

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio.Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.




                                                     Carlos Héctor Trejos Reyes

Poeta colombiano nacido en Riosucio, Caldas, el 7 de noviembre de 1969 y fallecido el 11 de septiembre de 1999, a la edad de 29 años. Publicó tres libros de poesía: "Poemas de amor y desamor" (1994), "Ashaverus", ganador de los II Nuevos Juegos Florales de Manizales en 1994 y "Manos ineptas", galardonada con el Premio Nacional de Poesía Universidad de Antioquia, en 1995. Dejó inéditos los libros: "Escrito desde la amnesia" y "Al filo de las palabras"


                                                 "Ángel de mi insomnio
                                                  no me dejes dormir.
                                                  Podría soñar con ella" 





EL CONFINADO

En tus ojos me llevas a todas partes
pero yo no me hallo en ningún lado.
Dónde estaré
-me pregunto-
Ahora que nadie me reconoce, ni me escucha.
Ni siquiera me señalan los espejos.
Soy un desaparecido.
Sólo existo en ti, ojos adentro
como un sueño.-


ALQUIMISTA

La ardua tarea de destilar,
de fundir una y otra vez
y no se cuántas veces más
las palabras en una hoja de papel,
aún perduran en mí.
Como si lo hiciera por primera vez
con el método más risible
pretendo alcanzar lo más valioso.
Sé que estoy metido en terrenos ajenos
y que esta profesión no es muy clara.
Pero aunque parezca imposible a ojos
de la demás gente; yo te convertiré
de un momento a otro en verdad.
Confío que no estoy muy lejos
de tu cuerpo, de tus besos.-


RESPUESTA

Lo único que sé del amor,
es que alguien se tiende en la noche
a repasar una a una las estrellas
hasta aprender de memoria
que no está solo.-


SEÑOR RIMBAUD

Le doy la razón.
Preferible cazar elefantes
a cazar palabras,
ir en busca de palabras,
es como ir en busca de fantasmas.
Dispararles, es dispararle a sombras
y sucede muchas veces,
que la nuestra se atraviesa
y quien recibe todos los impactos
es nuestro propio cuerpo.
África no está lejos
pastan más lejos los sueños
y de esa larga correría,
nada se trae útil, ni un trofeo.
Es más valioso el marfil.
No me volveré a armar
contra los espejos oscuros de la poesía,
no me volveré a enfrentar contra mí mismo.
Preferible, hundirse sobrio.
Con armas y pieles
es un mal negocio.-


AGENCIA DE OLVIDOS

Lo que la muerte ha olvidado
a su paso, yo lo escribo
y lo anuncio en voz alta
para que vuelva y no deje nada.
He abierto y he llenado varios libros
con sus olvidos.
Las cuentas son muy claras.
Cada día apunto lo que he dejado atrás
por andar a las carreras.
Así conmigo, cuando me veo en el espejo,
de inmediato me incluyo.
Soy a quien más olvida.-


TRAMPAS

La poesía tal vez la deba
a mis años de infancia.
Yo de pequeño, en vez de cazar pájaros,
construía jaulas para atrapar nubes.
Las observaba en el cielo
y me parecían aves más exóticas;
porque podían de un momento a otro
transformarse en más animales
o tomar diferentes formas.
Ahora que sé que no hay musas o hadas
construyo palabras, para atrapar del aire
lo que me dice el silencio.-


DESGANO

Mis asunto de hombre,
esas pequeñas necesidades
ya no me interesan.
Jamás sabré si subiré al cielo
o bajaré como una rata de alcantarilla
al mismísimo infierno.
Me quedan estas palabras
y las estoy gastando.
Quien me ha de juzgar
que las tenga bien presentes.
La vida me ha corrompido.-



                                                        Héctor Carlos Trejos Reyes






Imágenes: Pinturas de la artista rusa contemporánea Anna Razumovskaya.



quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario