Páginas vistas en total

viernes, 28 de junio de 2013

De Alemania

                                                               Hans Arnfried Astel

Poeta, profesor y traductor alemán nacido en Munchen en 1933. Estudió en la Universidad Biología y Literatura. Se ha desempeñado como profesor universitario por un largo tiempo. Su extensa obra comienza en 1968 con "Nostand", a la que le siguen , entre otas: "Klaralange" (1970), "Zwischen den Stühlen" (1974), "Die Faust meines" (1979), "Die Amsel fliegt auf" (1982, etc. Su última obra traducida a varios idiomas es "Das Spektrum gibt dem Augenblick die Spore" de 2010.
                   
                                                                José F. A. Oliver

Poeta y traductor alemán nacido en Hausach, Selva Negra en 1961. Hijo de padres andaluces.Vive desde siempre en la Selva Negra alemana. Lleva publicado 10 libros de poesía. En 1977 fue galardonado con el Premio Adelbert -Von-Chamisso. Ha recibido la Beca de Literatura de la Casa de los Escritores en Stuttgar y la Beca de estadía en el Coloquio Literario de Berlín en 1994. Sus poemas están traducidos a varios idiomas.
                 
                                       
                                            " detrás de casa el árbol abuelo
                                             trae magnolias al agosto
                                             la escoria en flor se propaga,
                                             la primavera muy lejos" 



EL PROFETA  poesía de Hans Arnfried Astel

Me predica
su humildad.

Yo lo tolero
humildemente.


CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

La fábrica de Bayer en Leverkusen
conoce nuestras necesidades.

Ellos no sólo producen la aspirina
sino también el dolor de cabeza.-


LITERATURA

El editor Klaus Wagenbach
rechaza mis poemas.

"Yo podría hacer eso también",
dice, y por tanto,
de acuerdo con él,
no puede ser literatura.-


ESPACIO VERDE

Los sobrevivientes
aplanan la tierra.

Ellos se preocupan
por un pasado
más hermoso.-


1
Ya qué difícil es
entender el paisaje
mientras pasas en un tren
de aquí a allá
y mudamente
te ve disiparte.-


                                                    Hans Arnfried Astel




MADRE poesía de José F.A. Oliver

sobre tus ojos
el brillo
del olvido
la voz
del callar

el lenguaje de tus manos
agarra
tu vida
y en voz alta
retumba tu grito
desde el eco amargado
de noches de niebla helada
traiciona
en tus ojos
el anhelo
hacia ayer
desnuda
la exigencia
de
días apartados

¡vete!

ándate una última vez
el camino hacia el Norte
contempla
las piedras llagadas
de calles que se desmenuzan
las fachadas cicatrizadas
de siglos fugitivos
y
construye tu casa
en colores andaluces
aquí
en este cerrado de la nieve
acuérdate
de hoy.-


1

he apartado
unos ahorros para ir al extranjero
las botas ya dispuestas ante casa
y abiertas a la lluvia las ventanas

el viento dialoga con una mochila
en el árbol de moras
se apoya el último verano
y la mesa de cocina está cubierta
desde entonces:

el primer vaso de vino
el último platón del desayuno
y oraciones
que tú nunca has pronunciado.-



                                                           José F.A. Oliver




Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

miércoles, 26 de junio de 2013

Entonces

                                                           César Brañas

Poeta, novelista, periosista y crítico literario nacido en Guatemala en 1899 y fallecido en 1976. Su labor periodística en el diario El Imparcial fue de gran importancia para la literatura de su país . Es autor de más de veine libros de poesía, entre ellos: "Viento negro" (1938), "Figuras en la arena" (1941), "Zarzamoras" (1957), "Jardín murado" (1957), "El cerro de fuego" (1959), , "Cancionerillo de octubre" (1966), etc. Legó su inmensa biblioteca a la Universidad de San Carlos de Guatemala, su obra fue una de las más consistentes y valiosas de las letras de Centro América.


                                             "si quieres encontrarme no me sigas
                                             en mi desamparado movimiento,
                                             guárdate de la flor de mis fatigas 
                                             y del dictamen de mi desaliento"



ENTONCES   poesía de César Brañas

Ese día que esperas temeroso,
vendrá. Te irás pausado, y otros seres
ocuparán tu espacio. En tu reposo
escucharás la risa de las mujeres

nuevas, el renovarse silencioso
de cuanto vive, y sentirás que mueres
de nuevo en todo día victorioso,
que otra vez dejas sueños y placeres.
Crepitará la dicha en torno tuyo,
ignorarán los hombres lo que fuiste
y no podrán, desde su vida, verte.

Tú los verás, en el delirio suyo,
aproximarse ciegos a la muerte,
y en tus cenizas estarás más triste.


PENSAMIENTO DESPUÉS DEL CINE

Con violetas de los cines en las ojeras
y nostalgia de estanque en los ojos,
de estanque con lotos,
definitivamente en el amor naufragas,
isla flotante de pluma y nardo
en un mar de cabezas desoladas
y de huraños deseos.

Haces pensar nómade y frágil en mis manos y tan remota
en los caballos de las películas
que corren, que corren, que corren
miles de miles de millas de celuloide
para salvarte,
para salvarte del rapto de los bandoleros
que te llevan en el pavés de sus deseos,
y entregarte al fin incólume
como el sueño de una niña de cristal y malva
al héroe impecable de las películas.

Haces pensar en los peligros erizados de montañas,
de montañas de cartón que en las películas
sorprenden con minas de secretos y bandidos galantes,
aptos para el aplauso en flor de la galería.
Haces pensar en los incendios de bosques,
que se apagan en un beso de salvamento,
y en los raudales en que se precipita
la fuga de una barca perseguida
que a los pies del milagro se detiene,
y en las carreras de aeroplanos
que hincan certeras flechas de aluminio
en el corazón espeluznante del vacío,
y en las locomotoras que pasan
sobre las cabezas de los espectadores
laminando un grito de ficticias muertes.

Te desvaneces en un suspiro
y en un relámpago te amplías,
te amplías desmesuradamente
como la muerte.
El brazo, para ceñirte, circunvala
el mundo. La luz, para recrearte
se tortura en los obturadores
burlando vigilancias de
directores siniestramente irreales.
Marchas a mi lado  no te siento,
urdida mentira de los cines,
viviente sólo a clareadas de luz y azogue:
en el deseo florecido,
y en la instantánea retina del recuerdo.-


APRENDIZAJES

Si tuve en los caminos insensato
afán de regresar, y si del viaje
no me quedó sino el amable dato
de algún humilde ocasional paraje;

si el mar me dio tan sólo el inmediato
goce de la canción de su oleaje,
montaña, cielo y mar en su arrebato
me enseñaron su pítico lenguaje.

Mi aprendizaje fue harto sencillo,
de ciego que no ungió de lazarillo;
cuando buscaba en mí mismo escondía;

para cumbres y mar mi desencanto,
para caminos mi melancolía,
¡que todo regresaba, en mí, a mi llanto!.-


                                                                  César Brañas




Imágenes: pinturas del artista chileno Camilo Mori (1896-1973)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

martes, 25 de junio de 2013

Manifiesto

                                                                        Nicanor Parra
                                                        (San Fabián de Alico, Chile, 1914)



                                          "me parece que el éxito será completo
                                          cuando logra inventar un ataúd de doble fondo
                                          que permita al cadáver asomarse a otro mundo"



MANIFIESTO     poesía de Nicanor Parra


Señoras y señores
Esta es nuestra última palabra.
-Nuestra primera y última palabra-
Los poetas bajaron del Olimpo.

Para nuestros mayores
La poesía fue un objeto de lujo
Pero para nosotros
Es un artículo de primera necesidad:
No podemos vivir sin poesía.

A diferencia de nuestros mayores
-Y esto lo digo con todo respeto-
Nosotros sostenemos
que el poeta no es un alquimista
El poeta es un hombre como todos
Un albañil que construye su muro:
Un constructor de puertas y ventanas.

Nosotros conversamos
En el lenguaje de todos los días
No creemos en signos cabalísticos.

Además una cosa:
El poeta está ahí
Para que el árbol no crezca torcido.

Este es nuestro lenguaje.
Nosotros denunciamos al poeta demiurgo
Al poeta Barata
Al poeta Ratón de Biblioteca.

Todos estos señores
-Y esto lo digo con mucho respeto-
Deben ser procesados y juzgados
Por construir castillos en el aire
Por malgastar el espacio y el tiempo
Redactando sonetos a la luna
Por agrupar palabras al azar
A la última moda de París.
Para nosotros no:
El pensamiento no nace en la boca
Nace en el corazón del corazón.

Nosotros repudiamos
La poesía de gafas oscuras
La poesía de capa y espada
La poesía de sombrero alón.
Propiciamos en cambio
La poesía a ojo desnudo
La poesía a pecho descubierto
La poesía a cabeza desnuda.

No creemos en ninfas ni tritones.
La poesía tiene que se esto:
Una muchacha rodeada de espigas
O no ser absolutamente nada.

Ahora bien, en el plano político
Ellos, nuestros abuelos inmediatos,
¡Nuestros buenos abuelos inmediatos!
Se refractaron y se dispersaron
Al pasar por el prisma de cristal.
Unos pocos se hicieron comunistas.
Yo no sé si lo fueron realmente.
Supongamos que fueron comunistas,
Lo que sé es una cosa:
Que no fueron poetas populares,
Fueron unos reverendos poetas burgueses.

Hay que decir las cosas como son:
Sólo uno que otro
Supo llegar al corazón del pueblo.
Cada vez que pudieron
Se declararon de palabra y de hecho
Contra la poesía dirigida
Contra la poesía del presente
Contra la poesía proletaria.

Aceptemes que fueron comunistas
Pero la poesía fue un desastre
Surrealismo de segunda mano
Decadentismo de tercera mano,
Tablas viejas devueltas por el mar.
Poesía adjetiva
Poesía nasal y gutural
Poesía arbitraria
Poesía copiada de los libros
Poesía basada
En la revolución de la palabra
En circunstancias que debe fundarse
En la revolución de las ideas.
Poesía de circulo vicioso
Para media docena de elegidos:
"Libertad absoluta de expresión".

Hoy nos hacemos cruces preguntando
Para qué escribirían esas cosas
¿Para asustar al pequeño burgués?
¡Tiempo perdido miserablemente!
El pequeño burgués no reacciona
Sino cuando se trata del estómago.

¡Qué lo van a asustar con poesías!

La situación es esta:
Mientras ellos estaban
Por una poesía del crepúsculo
Por una poesía de la noche
Nosotros propugnamos
La poesía del amanecer.
Este es nuestro mensaje,
Los resplandores de la poesía
Deben llegar a todos por igual
La pesía alcanza para todos.

Nada más, compañeros
Nosotros condenamos
-Y esto sí que lo digo con respeto-
La poesía de pequeño dios
La poesía de vaca sagrada
La poesía de toro furioso.

Contra la poesía de las nubes
Nosotros oponemos
La poesía de la tierra firme
-Cabeza fría, corazón caliente
Somos tierrafirmistas decididos-
Contra la poesía de café
La poesía de la naturaleza
Contra la poesía de salón
La poesía de la plaza pública
La poesía de protesta social.

Los poetas bajaron del Olimpo.-



                                                                 Nicanor Parra






Imágenes: cerámica chilena precolombina.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

domingo, 23 de junio de 2013

En noviembre

                                                           José Carlos Cataño

Poeta, novelista y ensayista español nacido en La Laguna, Islas Canarias, en 1954. Se licenció en Filología Románica por la Universidad de Barcelona. Es autor, entre otras obras, de "Jules Rock" (1973), "Disparos en el paraíso" (1982), "Muerte sin ahí" (1986), "El cónsul del mar del Norte" (1990), "A las islas vacías" (1979), "En tregua" (2001), etc. Colabora en diversas publicaciones internacionales como "Atlántica Internacional de las Artes", "Clarín", "Gaceta del FCE", "Letras Libres", etc. En 1974 obtuvo el Premio de Edición Benito Pérez Armas por su libro "El exterminio de la luz".


                                        "todo el cielo amansado,
                                        por encima y por debajo del cielo,
                                        tu imagen en las olas que se vierten.
                                        Todo el mar es silencio"



EN NOVIEMBRE    poesía de José Carlos Cataño


Al fondo de esta tarde de tormenta
Nada huye del sabor a duelo
En las nubes que pasan.
La confianza de que vendrá
Otro amanecer, la cabaña
Entre los sombríos redobles
Del viento,
Como invitando a danza
O fin de asedio.
No puedo darte nada más
Que este ahora de todo en abandono,
Como si cumpliera una respuesta o un deseo
Que ya no importa.
Montón de labios, presencia de cosas
De repente, vislumbres que se apagan,
Desolada siembra en los bordes de la crecida
Avalancha que trastoca y confunde,
Y todo lo inunda, y también termina.-


EN ZANZÍBAR NO HAY TRABAJO

Carece de importancia cómo dicen que me llamo.

Carece de importancia la reputación que me sostiene.
El primer cuerpo con que tropiece será el primero y el
más hermoso, si no quiero morir bajo un montón de
lealtades.

El auténtico perdedor debe ser un ganador nato,
pues sólo así se entiende la insistencia, la
meticulosidad que pone en la derrota.

Nada, nada es en vano. Todos cumplen con su deber,
todos tienen razón. Soy lo que me he dejado hacer y
valgo lo que la longitud de un sable.

Después de todo, la vida es un puente hacia la verdad,
cuyo peso se enamora del abismo.-



NUBES EN LA NOCHE

Nubes vanas en la noche,
Así pasan las palabras
por la aurora irreversible de las cosas.

Todo pensar se declina
En el grito oscuro de lo pleno.

Y yo entre las vorágines te buscaba
Como si así pudiera con tu rescate
Cumplir un luminoso pasado.-



SIEMPRE SERÁS PARA UN AMOR LEJANO

A lo mejor uno se enamora para la despedida, para
cuando llegue la estación seca y los hombres se besan
a la luz de Venus.

A lo mejor, para que aquella frase (tu cuerpo húmedo
contra el cual aprieto el mío recobra los días que se
fueron) subraye que estás solo.

Pero cuando surja de nuevo la mirada llena de
alegría, los cuerpos abrazados girando en la
penumbra, volverás a decir:

Luz del instante, tus ojos. En ellos me veo por
primera vez.

No vengas con más mentiras, malasangre.-


                                             
                                                             José Carlos Cataño





Imágenes: pinturas del artista del cubismo André Lothe (Francia, 1885-1962)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio



viernes, 21 de junio de 2013

En la puerta

                                                         Edvard Kocbek

Poeta, narrador, traductor y ensayista nacido en Eslovenia en 1904 y fallecido en 1981. Está considerado uno de los autores más importantes de la literatura eslovena del siglo XX. Hizo sus estudios en la Universidad de Liubliana. A partir de 1930 tras egresar de la universidad vivió en Lyon y París. Tras su regreso a Eslovenia introdujo las ideas del surrealismo francés así como la de algunos autores existencialistas. En 1934 publicó su primer libro "Zemlja" al que le siguieron unas veinte publicaciones de poesía y narrativa. Durante muchos años realizó excelentes traducciones, principalmenre de Balzac, Mauriac, Maupassant y Saint-Exupéry.


                                                  "a la luz clara de la luna se abre
                                                  una dulce vista del cosmos
                                                  pero me molesta
                                                  algo anda mal con la imagen del mundo"



EN LA PUERTA DE NOCHE   poesía de Edvard Kocbek

La madre a la hija de noche
cuando parte
linda y pulcra
la madre a la hija en la puerta
para detenerla...
la madre a la hija en la puerta de noche
para detenerla y decirle...
para darle el mensaje de antaño
la madre a la hija en la puerta de noche
el mensaje de tiempos antiguos y hoy vergonzante
y por eso se le hce un nudo
en la garganta y no le salen las palabras
y no puede decir la única frase salvadora
como ninguna madre pudo
ninguna madre a la hija en la puerta de noche.
a la hija y sus crías
porque la hija volverá
volverá cambiada
volverá con su fruto,
también a ella alguna vez se le cerrará la garganta
y a su hija y a la hija de la hija
en la puerta de noche...


DEL AMOR

Debés ser lo más simple posible
esa es la entereza perfecta
cuando sos fresco y nuevo
bien sabés que todo es pobre
menos el silencioso acto de amar.
Las fuerzas me llegan de las raíces amargas
y de las ceremonias de la tierra invisiblemente profundas,
donde todos estamos en casa y estamos ahora
solo en un corto y alegre viaje.
Amar es el acto más completo del hombre,
solo podés cumplirlo coo un ser vivo
dispuesto para el viaje inesperado,
todas las otras maneras son logros ficticios.
Todo lo demás es una fuerza mentirosa y aparente.
Solo en el acto de amar nos purificamos
para el futuro y nos preparamos
para la vida interior. Por eso
las jóvenes bellas conocen el desdeño
y son en el amor alegremente indolentes.
Bajo las estrellas hay justo espacio
para el acto de amor completo. Vayamos en paz
hacia la noche desconocida y fértil.-


EL POEMA DEL TIEMPO

Dicen: el tiempo del poema declina,
el hombre vendió lo que le sobraba,
cansa conseguir lo que falta,
el miedo a la muerte destruye
una poética tras otra,
lo que escribimos, son solo signos,
solo el loco es, lo que no es.

Todos estamos en un espacio agotado.
El tiempo declina y vuelve a surgir.
Cada tema es milagroso.
Cada desorden es remedio.
La fuerza y la inquietud no cesan.
El hogar partió hacia el extranjero
como un joven frente al espejo,
que se alegró al ver su rostro;
el mar es inmensamente profundo.

Ahora estoy volviendo, querida mía.
Resplandecen las primicias en la mano de la jardinera.
Su gesto se renueva siempre.
La copio en el tatuaje
de todo lo que está vivo y pierdo el miedo.
De las siete heridas de la sagrada locura
se desprende una embriaguez increíble del lenguaje.
Me marcho hacia las regiones salvajes.
Convertí todos mis campos en tierras baldías.
Me van a reconocer por los pies descalzos
y por el sueño profundo sobre la montaña,
que se fue con el profeta.-


                                                           Edvard Kocbek






Imágenes: pinturas del artista ruso contemporáneo Serhiy Reznichenko


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

jueves, 20 de junio de 2013

Preludio de invierno




Solsticio de invierno. Entre el 20 y el 23 de junio en esta parte del mundo, acá en el hemisferio sur, comienza la estación del invierno. No sólo la primavera es alabada por la poesía, esta estación del frío también tiene a importantes poetas que la nombran. Unos ejemplos:



                                               "Es mediodía. Un parque.
                                                Invierno. Blancas sendas;
                                                simétricos montículos
                                                y ramos esqueléticos"

                                                                               Antonio Machado (España, 1875-1939)



PAISAJE DOMÉSTICO  poesía de Alexander Marino (Brasil, 1956)



Es invierno, no importa el tiempo, las horas.
El invierno se esconde en los rayos del sol.
El fin de la tarde araña las gargantas.
Seres invisibles inventan la oscuridad.

Se cierran las puertas, la gente desvaría.
Un aroma de café apunta el horizonte.
Dios implora abrigo entre las cortinas.
Pájaros guardan los cantos en la terraza.

Voces alzan velas en el umbral del silencio.
Noticias antiguas en la radio invisible.
Vestigio de viejas fábulas.

Nadie sabe la historia entera.
Se evocan vacíos invulnerables.
El tiempo está hecho de destrozos.-

    Alexander Marino



INVIERNO PARA BEBERLO 
Poesía de Vicente Huidobro (Chile, 1893-1948)

El invierno ha llegado al llamado de alguien
Y las miradas emigran hacia los calores conocidos
Esta noche el viento arrastra sus chales de viento
Tejed queridos pájaros míos
un techo de cantos sobre las avenidas.

Oid crepitar el arcoiris mojado
Bajo el peso de los pájaros se ha plegado

La amargura teme a las intemperies
Pero nos queda un poco de ceniza del ocaso
Golondrinas de mi pecho que mal haceís
Sacudiendo siempre ese abanico vegetal

Seducciones de antesala en grado de aguardiente
Alejemos en seguida el coche de las nieves
Bebo lentamente tus miradas de justas calorías

El salón se hincha con el vapor de las bocas
Las miradas congeladas cuelgan de la lámpara
Y hay moscas
Sobre los suspiros petrificados

Los ojos están llenos de un líquido viajero
Y cada ojo tiene un perfume especial
El silencio es un planta que brota al interior
Si el corazón conserva su calefacción igual

Afuera se acerca el coche de las nieves
Trayendo su termómetro de ultratumba
Y me adormezco con el ruido del piano lunar
Cuando se estrujan las nubes y cae la lluvia

Cae
Nieve con gusto a universo
Cae
Nieve que huele a mar

Cae
Nieve perfecta de los violines
Cae
La nieve sobre las mariposas
Cae
Nieve en copos de olores
La nieve en tubo inconsistente

Cae
Nieve a paso de flor
Nieva nieve sobre todos
los rincones del tiempo

Simiente de sonidos de campanas
Sobre los naufragios más lejanos
Calentad vuestros suspiros en los bolsillos
Que el cielo peina sus nubes antiguas
Siguiendo los gestos de nuestras manos

Lágrimas astrológicas sobre
nuestras miserias
Y sobre la cabeza del patriarca
guardián del frío
El cielo emblanquece nuestra atmósfera
Entre las palabras heladas a medio camino
Ahora que el patriarca se ha dormido
La nieve se desliza se desliza
                                                 se desliza
Desde su barba pulida.-



                                                    Vicente Huidobro      





Imágenes: fotos de paisajes en blanco y negro de artistas argentinos


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"

martes, 18 de junio de 2013

Agua salvaje

                                                                Tristan Tzara

Poeta y narrador nacido en Moinesti, Rumania en 1896. En 1916 desde Zurich lanzó el movimiento Dada con los alemanes Ball y Huelsenbeck y Jean Arp (cuyas pinturas ilustran esta entrada). En 1919 llegó a París, donde estableció el centro del movimiento dadaísta con los colaboradores de "Littérature": Breton, Aragon, Soupald, Picabia y otros. En 1922 se distanció de Breton y del surrealismo y permaneció escribiendo y organizando actos cuturales "relámpagos". En 1935 se separó del movimiento que él mismo fundó para adherir a la política del Partido Comunista. Falleció en 1963.


                                                     "mi alma feliz es como
                                                      nuestro cuarto cálido
                                                      cuando sé que está nevado
                                                      y las calles se visten de blanco" 



AGUA SALVAJE    poesía de Tristan Tzara

Los dientes hambrientos del ojo
cubiertos de hollín de seda
abiertos a la lluvia
todo el año
el agua desnuda
oscurece el sudor de la frente de la noche
el ojo está encerrado en un triángulo
el triángulo sostiene otro triángulo

el ojo a velocidad reducida
mastica fragmentos de sueño
mastica dientes de sol dientes cargados de sueño

el ruido ordenado en la periferia del resplandor
es un ángel
que sirve de cerradura a la seguridad de la canción
una pipa que se fuma en compartimiento
de fumadores
en su carne los gritos se filtran por los nervios
que conducen la lluvia y sus dibujos
las mujeres lo usan a modo de collar
y despierta la alegría de los astrónomos

todos lo toman por un juego de pliegues marinos
aterciopelado por el calor y el insomnio que lo colorea

su ojo sólo se abre para el mío
no hay nadie sino yo que tenga miedo cuando lo mira
y me deja en estado de respetuoso sufrimiento
allí donde los músculos de su vientre y de sus piernas inflexibles
se encuentran en un soplido animal de hálito salino
aparto con pudor las formaciones nubosas y su meta
carne inexplorada que bruñen y suavizan las aguas más sutiles.-


EN EL CAMINO DE LAS ESTRELLAS MARINAS


Qué viento sopla en la soledad del mundo
Para que yo me acuerde de los seres queridos
Frágiles desolaciones aspiradas por la muerte
Más allá de las torpes persecuciones del tiempo
La tempestad se deleitaba ante su fin tan próximo
Que la arena no redondeaba ya su dura cadera
Pero en las montañas las bolsas de fuego
Vaciaban con seguridad su luz de presa
Pálida y corta como un amigo que se extingue
Del cual nadie puede decir ya
su contorno con palabras
Y ninguna llamada en el horizonte
tiene tiempo de socorrer
Su forma mensurable inicuamente
a su desaparición

Y así de un relámpago a otro
El animal tiende siempre grupa amarga
A lo largo de los siglos enemigos
A través de los campos unos por ostentación
otros por avaricia
Y en su ruptura se perfila el recuerdo
como el tronco que cruje en señal de presencia
Y de dispar necesidad

Existen también los frutos
Y no olvido los trigales
Y el sudor que les ha hecho crecer sube a la garganta
Sabemos sin embargo el precio del dolor
Las alas del olvido y las perforaciones infinitas
A flor de vida
Las palabras que no llegan a apoderarse de los hechos
Apenas por servirse de ellos para reír.
El caballo de la noche galopó desde los árboles al mar
Y unió las riendas de mil oscuridades piadosas
Se arrastró a lo largo de los setos
Donde pechos humanos contenían el asalto
Con todas las protestas colgadas a sus costados
Entre inmensos rugidos que se agarraban
Huyendo de la fuerza del agua
Inconmensurables ellos se sucedían mientras que muy
pequeños murmullos
No podían ser abogados y sobrenadaban
En la invencible soledad por donde desfilaban los túneles
Las selvas los rebaños de ciudades de mares enjaezados
Un solo hombre es el aliento de muchos países
Reunidos en cascada y resbalando sobre una ola lisa
De fuego desconocido que se introduce a veces en la noche
Por la pérdida de quienes el sueño congrega
En su profundo recuerdo.-


                                                        Tristan Tzara








Imágenes: pinturas del artista del dadaísmo Jean Arp  (Estrasburgo, 1887- Suiza, 1966)




Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

lunes, 17 de junio de 2013

En la ruta

                                                             Irene Gruss

Poeta argentina nacida en Buenos Aires en 1950. Cursó estudios universitarios de manera parcial de medicina y de Letras. Publicó "La luz en la ventana" (1982), "El mundo incompleto" (1987), "La calma" (1991), "Sobre el asma" (1995), "Solo de contralto" (1998), "En el brillo de uno en el vidrio de uno" (2000), etc. Integró las redacciones de varias revistas literarias como: "El escarabajo de oro", "El ornitorrinco", "El juguete rabioso", etc. En 1975 recibió el Primer Premio a la obra inédita otorgado por la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires. Han sido traducidos poemas de su autoría al francés, inglés y portugués.


                                                 "No ve
                                                 lo pequeña que son las cosas.
                                                 Delirio de grandeza
                                                 en la mirada"



EN LA RUTA  poesía de Irene Gruss

Lo único que podría curarme
o que al fin me sacara de este hospicio
es subir a un auto de línea sport
no muy confortable
pero amplio
que lo manejara
un hombre pudiente
potente
y valeroso
o sea temeroso de sí.
Si él aceptara conducir hasta la ruta
(odio el límite de la ciudad,
ese bochorno de la pobreza salpicado
por uno que otro
cardo o girasol),
donde comienza la fila  azul del lino
o los maizales, amarillos,
si la antena de la radio funcionara
yo podría quitarme este peso de encima
podría mirar las cosas de forma diferente.

Sin que intervenga, sin presión
de ningún tipo
este hombre serio o
sonriente
me acariciaría suavemente la nuca
de manera tal
que mi pelo pajizo se convertiría en lacio
mi nudo nervioso pasaría a
relajarse,
y podría mirarlo de frente, sonreírme yo también
o al menos
dibujar un nombre en la ventanilla
sin problema, como si él no existiera.
Entonces yo tomaría el volante
y mientras él descansara
(mirando fijamente la mano contraria)
me pondría a cantar esas canciones de
preguerra
que tanto enloquecieron a la generación
anterior.
Sólo así podría dominar mi ira
solamente así.
cuando el auto se haya alejado bastante
y el calor sólo sea
esa curiosidad
por las mariposas estrellándose
contra el motor,
y el hombre a mi lado no se inmute
ni se inmiscuya
cuando la
alegría
sea lo único que me plazca.-


MIENTRAS TANTO 

Yo estuve lavando ropa
mientras mucha gente
desapareció
no porque sí
se escondió
sufrió
hubo golpes
y
ahora no están
no porque sí
y mientras pasaban
sirenas y disparos, ruido seco
yo estuve lavando ropa,
acunando,
cantaba,
y la persiana a oscuras.-


XIII

Mi madre me acuna. Canta y
el aire le sale
por la boca. Inhalo
por la herida,
mi madre sabe
de estas cosas: cierra su boca,
esta forma cruel
de respirar, guardar
el alma.-

XIV

Si se me va
el aire se me va
el asma. Temo
por la herida, por la boca temo.
Si exhalara...
Yo te di mi corazón. Si dieras el alma.-

                                     


                                                               Irene Gruss



Imágenes: pinturas del artista frances contemporáneo Jeremie Iordanoff.



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio





domingo, 16 de junio de 2013

La voz humana

                                                             Belén Lannuzzi

Poetisa e investigadora argentina nacida en Buenos Aires en 1979. Es profesora en Letras. Trabajó como investigadora en "Primera Poesía Argentina" (Ediciones en Danza, 2006).  Estudió la obra de Luis Alberto Spinetta en "Poéticas del Rock" (2007), traducido al alemán ("Poetik des argentinischen Rock", 2010).  Además publicó "Pajaritos" (2008), "Oímos el rum" (2009), "Findelmundista" (2009), "Haikus gordos" editado en Montevideo en 2010. Forma parte de la antología "Poetas Manuscritas Volumen 2"  (2009).


                                              "Cuando el presente
                                              se muestra desconocido
                                              y aparece como esas calles
                                              viajamos de noche, afuera hay silencio" 



ES COMO "LA VOZ HUMANA"      poesía de Belén Lannuzzi


Yo tenía una vida
antes de internet
no era mejor ni peor
que ésta
era una vida antes de internet
en lugar de esperar un mail
esperaba un llamado
en lugar de quedar por mensaje de texto
hablábamos la noche anterior
y no tenía manera de avisarte que
iba a llegar quince minutos tarde
siempre se me hace tarde
es sabido que llego tarde igual.
¿Habré llegado tarde también
a la vida después de internet?
En la vida antes de internet
era tan ansiosa como ahora
pero en vez de gastar el F5
como si fuera el botón de Lost
fumaba o leía algo para la facultad
o quedaba con alguna amiga
para ir al cine Savoy
me acicalaba un rato largo
en el baño de al lado de mi cuarto
en la casa de mis papás
tenía, además, el pelo largo
no hay ningún mensaje nuevo
en la bandeja de entrada
es como "La voz humana"
pero por internet.
No importa si el teléfono suena:
es mi mamá, alguno de mis hermanos,
tal vez un primo o un ejecutivo de cuentas de Fibertel
que tiene una promoción para ofrecerme.
Tengo 441 amigos en Facebook,
vos no tenés Facebook,
me dejan comentarios
y yo les dejo comentarios
y a veces de madrugada
me encuentro viendo fotos
de personas que no conozco,
algunas en sus viajes por el mundo
otras, recién casadas
otras, no sé.
Te quedaste en los 90
es que ahí por un rato
nos sentimos bien
nadie escribió la novela de mi generación
tal vez porque mi generación ya no tenga novelas
tendrá nouvelles o cuentos en antologías que me aburren
qué me importa
yo quiero que me llames
y que me invites a salir
si es al cine mejor
el gato de la casa de Perú
ése sí que no me daba miedo
me daba miedo cruzar el pasillito
para llegar al baño
en invierno también me daba frío.
Nuestros encuentros tienen
la frecuencia y la duración
de los eclipses,
¿te conté que tengo un blog?-


LOBOS

Oímos el run
de los camiones ruteros,
los vemos encender
sus luces de Navidad
sobre la ventana
mientras nadamos crol
en el pasto
y panza arriba
catalogamos pájaros
que dejan manchas
en el cielo celeste limpio
como el monitor de una computadora.
Ovejas, patos, vacas, caballos,
una laguna, un parque,
girasol y maíz en hilera,
pero qué hermoso es todo,
parece una etiqueta
de aceite Cocinero.
Ahora caminamos de la mano,
andamos en bici,
ahora corremos en el monte,
está anocheciendo
corremos desatados,
como en una película
de David Lynch,
pero sin fantasmas.-



                                                             Belén Lannuzzi





Imágenes: pinturas del artista chileno contemporáneo Cristian Valenzuela Montiglio


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

viernes, 14 de junio de 2013

Candy

                                                                 Elena Medel

Poeta y crítica literaria nacida en Córdoba, España, en 1985. Fue becaria del Ayuntamiento de Madrid en el 2006. Forma parte del equipo coordinador de "La Bella Varsovia" y colabora como articulista en diversos suplementos literarios de la prensa. Su obra, contenida en los poemarios "Mi primer bikini", fue Premio Andalucía Joven 2001, "Vacaciones" (2004), "Tara" (2006), "Un soplo en el corazón" (2007), "Cuentos eróticos de San Valentín" (2007), etc. Parte de su trabajo ha sido traducido al árabe, portugués, inglés, italiano, francés y publicada en antologías.


                                    "La lluvia dolía igual que duele el frío
                                    en un cuento navideño
                                    con barrios de cartón.
                                    Me tumbé, empapada, sobre el colchón"



CANDY    poesía de Elena Medel

Rota sobre el arcoiris,
descubro que la lluvia
es mi única coraza.
De noche se me forman
piscinas en el hombro,
mientras cuento mis pecas.

De mañana, imagino
que buceo en ellas:
que mi nuez es esponja,
que escribo mis poemas
con la ruina de nadie.
En el fondo de todo
-cuyo cielo es trapecio-
mi cuello de botella
se empequeñece y ríe,
con un mensaje dentro:
salir jamás de aquí
hormiga a pata coja.

O tumbada en añil:
mi barbilla es cruel
y araña el imperdible
que sujeta mis botas,
o me arranco de cuajo
el punzón que me aferra
al balcón y me asomo.
He estado ahí abajo.
Golpeo el techo y llueve.
Diluvia mi cabello:
la lluvia es mi defensa;
éste, mi himno acuático.

He estado ahí abajo.
Abajo, más profunda.
Donde puedo estar sola.
Incluso más abajo,
incrustada en el fondo
del agua o de la tierra.
Trenzas destartaladas:
soy muñeca de sucio
trapo, pisoteada,
rota sobre el arcoiris.-



ESCRIBIRÉ QUINIENTAS VECES

Escribiré quinientas veces el nombre de mi madre.
Con un vestido blanco trazaré cada una de sus letras por las
        paredes de mi dormitorio, por el suelo del patio del
        colegio, por el pasillo de la casa más antigua. Para
        recordar mi origen cada vez que yo viva.
En todos los lugares podré besar sus mejillas limpias de
        cristal, aunque ella duerma lejos:
sus mejillas cercanas que me dolerán allá donde acaricie
        su nombre escrito.
Tantos días, tantas noches habrá de alimentarme
        amorosamente con su parábola descalza;
vendrá mi madre a arroparme, mujer de humo, con
los ojos tiritanto de suerte,
y en cada sueño mis apellidos dolerán como un cartel
       de bienvenida a un hogar diferente.
Sobre mi cabello, como el de mi madre, la corona que
       me ciño como hija primogénita de Dinamarca.
Me llamaré Vacía, en honor a mis muertos;
miraré cómo retozan de acrílico las palmas de mis
manos, sangrará mi lengua para mis muertos.
Gritaré quinientas veces el nombre de mi madre
para quien quiera escucharlo, y escribiré
       que bendigo este medio corazón en huelga mío,
       pues no olvido:
nací para llorar la muerte de otros.-


SUEÑO SUCIO 1


Con apenas un año de vida, mi hija se asoma al balcón: sus
        pulmones son una pecera.
Dentro del plástico le flota una piraña; bajo la lengua, una
        brújula apunta al suelo:
el mecanismo de la vida de mi hija me vino por correo aéreo,
        desmontado.
Desde un segundo piso, mi hija disfruta con las cosas
        brillantes, los estribillos de dos sílabas, las alturas. ¡Está
        muy mayor para su edad!
Asoma su cabeza entre las rejas del balcón: tienen su mismo
        aspecto.
                                         Se lanza frente a Él
contra el suelo.                 Tiene su mismo aspecto.

Esta sensación me salpica los zapatos: como si me atravesaran
       el esternón con un cuchillo y extrajesen una porción
       que se exhibiera, por los siglos de los siglos, en una
       urna, sobre un cojín púrpura;
como si nos inventásemos salmos
para recitar en el colegio, entre segundo plato y postre, yendo
       de paseo, al irnos a dormir, al decirnos te quiero y
       abrazarnos,
para limpiarte la conciencia cuando untes en tu desayuno
       tostadas con la miel de la vida de mi hija,
manual de instrucciones para amortiguar el golpe.
       Igual que tú, tiemblo.

       Ya no puedo llorar.-


                                                                 Elena Medel




     Imágenes: pinturas de la artista argentina Leonor Fini (Buenos Aires, 1907- París, 1996)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

jueves, 13 de junio de 2013

Ahora te quiero

                                                                 Pedro Salinas
                                                    (Madrid, 1891- Boston, 1951)


                                                    "Esta noche te cruzan
                                                    verdes, rojas, azules, rapidísimas
                                                    luces extrañas por los ojos.
                                                    ¿Son luces de tu alma, si te miro?"



AHORA TE QUIERO   poesía de Pedro Salinas


Ahora te quiero,
como el mar quiere a su agua:
donde fuera, por arriba,
haciéndose sin parar
con ella tormentas, fugas,
albergues, descansos, calmas.
¡Qué frenesí es quererte!
¡Qué entusiasmo de olas altas,
y qué desmayos de espuma
van y vienen !Un tropel
de formas, hechas, deshechas,
galopan desmelenadas.
Pero detrás de sus flancos
está soñándose un sueño
de otra forma más profunda
de querer, que está allá abajo:
de no ser ya movimiento,
de acabar este vaivén,
este ir y venir, de cielos
a abismos, de hallar por fin
la inmóvil flor sin otoño
de un quererse quieto, quieto.
Más allá de ola y espuma
el querer busca su fondo.
Esta hondura donde el mar
hizo la paz con su agua
y están queriéndose ya
sin signo, sin movimiento.
Amor
tan sepultado en su ser,
tan entregado, tan quieto,
que nuestro querer en vida
se sintiese
seguro de no acabar
cuando terminen los besos,
las miradas, las señales.
Tan cierto de no morir,
como está
el gran amor de los muertos.-


CUANDO TÚ ME ELEGISTE

Cuando tú me elegiste
-el amor eligió-
salí del gran anónimo
de todos, de la nada.
Hasta entonces
nunca era yo más alto
que las sierras del mundo.
Nunca bajé más hondo
de las profundidades
máximas señaladas
en las cartas marinas.
Y mi alegría estaba
triste, como lo están
esos relojes chicos,
sin brazo en que ceñirse
y sin cuerda, parados.
Pero al decirme: "tú"
a mí, sí, a mí, entre todos-,
más alto ya que estrellas
o corales estuve.
Y mi gozo
se echó a rodar, prendido
a tu ser, en tu pulso.
Posesión tu me dabas
de mí, al dármelo tú.
Viví, vivo. ¿Hasta cuándo?
Sé que te volverás
atrás. Cuando te vayas
retornaré a ese sordo
mundo, sin diferencias,
del gramo, de la gota,
en el agua, en el peso.
Vuelto al osario inmenso
de los que no se han muerto
y ya no tienen nada
que morirse en la vida.-


                                                                       Pedro Salinas 






Imágenes: Pinturas del artista contemporáneo de Serbia, Berber Mersad.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio