Páginas vistas en total

miércoles, 5 de junio de 2013

Hacer el amor

                                                                 Sharon Olds

Poetisa estadounidense nacida en San Francisco, California en 1942. Después de su graduación en la Universidad de Stanford, realizó un Doctorado en la Universidad de Columbia. Ha sido galardonada en mútiples ocasiones con premios como: The San Francisco Poetry Center Award, The National Books Critics Circle Award, el T. S Eliot Prize y el prestigioso Premo Pulitzer de Poesía 2013. Su primer libro de poemas "Satán dice" (1980) recibió el Galardón inaugural del Premio de Poesía de San Francisco, al que le siguieron unos quince volúmenes de poesía, y varios de ensayo. Imparte clases de creación literaria en la Universidad de Nueva York.


                                          "Quisiera poder inclinarme
                                          sobre mi propia cama y escuchar
                                          mi respiración, para saber
                                          el clima que viene"




DESPUÉS DE HACER EL AMOR EN INVIERNO 

Al principio ni una sábana sobre mí,
todo se siente doloroso, una lámina de hierro
cae sobre mis nervios, yo permanezco
en el aire como si volara inquieta sin moverme, y
lento, me templo: caliente,
tibia, fresca, fría, helada, hasta que
la piel que rodea mi cuerpo es de hielo
excepto los puntos donde nuestros cuerpos se tocan
como flores en llamas. En torno a la puerta,
desprendida en su marco, en torno al cristal,
la luz de la sala arde en líneas rectas y
fragua finos rayos en el techo,
una figura alzando sus brazos, de alegría.
En el espejo, los ángulos del cuarto se sosiegan,
es la hora en que puedes ver que cada ángulo en sí
está bendito y los globos oscuros de la araña,
suspendidos en el espejo, están inmóviles. Puedo
sentir mis ovarios profundos en el cuerpo,
me detengo en las lámparas de plata, quizás estoy
buscando mis ovarios, es diáfano
todo lo que contemplo, es real
y puro. Hemos alcanzado el final de las preguntas,
tú deslizas la mano, cálida, extensa,
seca, por mi rostro, una vez
y otra vez, una vez y otra vez, como Dios
haciendolos arreglos finales, antes
de enviarme abajo para nacer.-


LOS LÍMITES

Decir que ella vino a mí
desde otro mundo, no sería verdad.
Nada llega al universo
y nada lo deja.
Mi madre, quiero decir mi hija,
no entró en mí. Comenzó a existir
en mi interior. Me apareció dentro.
Y mi madre no entró en mí.
Cuando se inclinaba sobre mí para rezar,
siempre era ferozmente amable,
exigente en su exigencia puritana,
pero la barrera de mi piel falló, la barrera
de mi cuerpo falló, la barrera de mi espíritu.
Ella despertó, ella imantó mi piel, yo quería
complacerla, ardiente, le hubiera dicho
lo que quisiera oír, como si fuera suya.
La atendí con gusto, y entonces
me volví como ella, feroz
en busca de mí.
Cuando mi hija estaba en mí, sentía que portaba
un alma. Pero eso nació con ella.
Cuando una noche lloró con un llanto tan puro,
dije te cuidaré, dije
serás para mí lo primero. Nunca tendré
una hija del modo en que ella me tuvo,
ni siquiera nadaré en ti,
como mi madre nadó en mí y yo
me sentí que nadaba. Nunca conoceré a nadie
del modo en que conocí a mi madre,
las puertas de la caída del hombre.-


EL NIÑO CASTIGADO INJUSTAMENTE

El niño grita en su cuarto. La rabia
arde en su cabeza.
Está cambiando como el metal bajo mucha
presión a alta temperatura.

Cuando se calme y salga a través de esa puerta
no será el mismo niño que entró
con un portazo. Se ha agregado una aleación. Ahora
se agrietará en otros surcos ante los golpes.

Es más fuerte. La extensa impurificación
se ha iniciado esta mañana.-


                                                                           Sharon Olds


* Los poemas publicados fueron traducidos por la escritora argentina Yanina Audisio, quien coordina el Grupo Literario "Las puntas del clavo" y administra el blog http://puntasdelclavo.blogspot.com.ar





Imágenes: pinturas del artista de Austria Gustav Klimt.-

Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario