Páginas vistas en total

domingo, 2 de junio de 2013

Es tarde

                                                           Roger Wolfe

Poeta, novelista y ensayista nacido en Westerhan, Kent, Inglaterra, en 1962. Reside en España desde niño. Ha publicado: "Diecisiete poemas" (1986), "Días perdidos en los transportes públicos" (1992), "Hablando de pintura con un ciego" (1993), "Arde Babilonia" (1994), "Mensajes en botellas rotas" (1996), "Cinco años de cama" (1998), "Enredado en el fango" (1999), "El arte en la era del consumo" (2001), etc. Reunió su poesía  (1986-2001) en el libro "Noches de blanco papel".  Poeta que ha obtenido varias distinciones, se pueden destacar el "Premio Anthropos" en 1991 y el Premio "Ciudad de Barbastro".



                                                          "el odio en estado puro
                                                          es retroactivo
                                                          personal
                                                          e intransferible" 



ES TARDE YA EN LA NOCHE  poesía de Roger Wolfe

Es tarde ya en la noche
y la playa está desierta.
Rompe el mar
sobre las rocas.
Un aire cálido,
espeso de salitre
y de recuerdos,
me baña la cabeza.
Cierro los ojos.
Inhalo.
Me dejo llevar.
Y luego pienso,
como casi siempre
que me pasan estas cosas,
en Proust.
Pero no he leído
a Proust.
Qué importa.
La vida es bella.
Quién necesita
a Proust.-


LLEGA, TOCA, LÁRGATE

Es inútil, le dije.
Escribir.
Escribir es inútil.
Ya, me contestó.
Ya lo estaba yo pensando
el otro día.
¿Y a qué conclusión llegaste?
Pues eso. Lo que dices
tú. Que carece por completo
de sentido.
Sólo que...; bueno,
también poner ladrillos
es inútil.
Sirve para construir casas...,
y paredes. Paredones, también.
Quizá se trate de eso.
¿De qué?
Un oficio, joder, un
oficio. Ni más ni menos
que un oficio.
¿Como decía Pavese?
No, como Pavese no. Como ese músico
de jazz. ¿Te acuerdas?
Fredddie Green.
LLega, toca, lárgate.-


UN DÍA ESTÁS AL OTRO NO

El humo cuelga en la estancia
como un chiste malo.
Lou Reed habla
de familias rotas
desde los altavoces:
"La verdad es que sólo están contentos
cuando sienten dolor.
Por eso se casaron..."
¿Y yo? Yo no digo nada.
Apago el cigarro.
Otro día va a morir.-

EL PODER DE LA PALABRA

Usted no sabe
con quíen
se está metiendo
dijo el borracho
en la
comisaría.

Porque soy
poeta
y fui tocado
por los dioses
con el poder
de la palabra.

Y le partieron
la otra ceja
antes de darle
por la cabeza
con su propia
estilográfica.-


                                                               Roger Wolfe





Imágenes: pinturas del artista contemporáneo japonés Naoto Hattori.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario