Páginas vistas en total

miércoles, 2 de octubre de 2013

Libro del frío

                                                          Antonio Gamoneda

Poeta español nacido en Oviedo en 1931. Una de las grandes voces de la poesía española actual, es Doctor Honoris Causa por la Universidad de León, ha recibido entre otros, el "Premio Castilla y León de las Letras" en 1985, el "Premio Nacional de Poesía" en 1988 por su libro "Edad", el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana XV Edición por el conjunto de su obra y el Premio Cervantes en 2006. Además fue nominado "Premio Europa 1993" por su "Libro del frío". Sus últimos libros son: "Libro de los venenos" (1995), "¿Tú?" (1998), "Sólo luz" (2000) y "Cecilia" (2004).                  


                                                "Ha venido tu lengua; está en mi boca
                                                como una fruta en la melancolía.
                                                Ten piedad en mi boca: liba, lame,
                                                amor mío, la sombra"


PAVANA IMPURA    poesía de Antonio Gamoneda

2
2
Todos los árboles se han puesto a gemir
dentro de mi espíritu
al recordar tus ropas en la oscuridad, la luz
debajo de tu piel,
tus pétalos vivientes.

Atravesando los aniversarios, a veces viajan
las palomas ebrias.

Venga desnuda tu misericordia, ah paloma
mortal, hija del
campo.


3
El mirlo en la incandescencia de tus labios
se extingue.

Yo siento en ti grandes heridas y te desnudas
en mis fuentes.

Se extingue el mirlo en las alcobas blancas
donde soy ciego,
donde, algunas veces, suenan en ti grandes
campanas.

4
Busco tu piel inconfesable, tu piel ungida
por la tristeza de las
serpientes; distingo tus asuntos invisibles, el
rastro frío del
corazón.

Hubiera visto tu cinta ensangrentada, tu llanto
entre cristales
y no tu llaga amarilla,

pero mi sueño vive debajo de tus párpados.


8
Amor que duras en mis labios:

Hay una miel sin esperanza bajo las hélices y
las sombras de las
grandes mujeres y en la agonía del verano
baja como mercurio
hasta la llaga azul del corazón.

Amor que duras:llora sobre mi cuerpo

come la miel sin esperanza.-


14
Tu cabello encanece entre mis manos y,
como aguas silenciosas,
nos abandonan los recuerdos, siento la
frialdad de la existencia
pero tu olor se extiende
en las habitaciones y
tu lascivia vive en
mi corazón y entra mi pensamiento en tus
heridas.

2
Estoy desnudo ante el agua inmóvil. He
dejado mi ropa en el
silencio de las últimas ramas.

Esto era el destino:

llegar al borde y tener miedo de la quietud del
agua.-


EL VIGILANTE DE LA NIEVE

El vigilante fue herido por su madre;

Describió con sus manos la forma de la
tristeza y acarició
cabellos que ya no amaba.

Todas las causas se aniquilaban en sus ojos.-


                                                       
                                                                 Antonio Gamoneda






Imágenes: pinturas del español Luis Romero y de la artista de Estados Unidos Carolyn Anderson


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario